Vídeo

Un concursante de '¡Ahora caigo!' comete uno “los fallos más absurdos” de su historia: “Si me la sabía...”

Fotograma de 'Ahora caigo'

Redacción

Momento desconcertante para todos el vivido este martes 20 en el plató de ¡Ahora caigo! con el que el mismo programa define en su web como “uno de los fallos más absurdos” vistos en sus más de nueve años de emisión.

'¡Ahora caigo!' vive su caída más dramática, con súplicas y lamentos: "Me tiembla todo"

'¡Ahora caigo!' vive su caída más dramática, con súplicas y lamentos: "Me tiembla todo"

Álex, el joven concursante, llegaba con la pretensión de conseguir dinero con el que poder independizarse. Sin embargo, su breve participación solo le permitió irse al foso a las primeras de cambio. El joven empezaba su concurso con una pregunta bien sencilla: “Es un tipo de yogur”, leía Arturo Valls, antes de dar las tres opciones, “latín”, “griego” o “hebreo”.

El joven parecía tranquilo y seguro de que la opción correcta era, en efecto, la segunda. Sin embargo, pidiendo “tranquilidad” al público, dejó que pasaran sus cinco segundos de margen antes de nombrar la respuesta.

Incluso el presentador se quedó algo confundido con lo que acababa de pasar, pero no tanto como el joven, que insistía en que sabía cuál era la contestación. Tal vez los nervios del directo le hicieron creer que el cronómetro no había comenzado a correr, o se equivocó al pensar que tendría más margen de tiempo para responder.

Aunque Valls intentó apiadarse de Álex pidiendo la repetición para calibrar si había pronunciado “griego” dentro del tiempo reglamentario, nada pudo salvarlo. Al contrario, se despidió cariacontecido antes de caer por la trampilla, casi tanto como los asistentes al formato de Gestmusic.

Etiquetas
stats