Raphael Bob-Waksberg, tajante

El creador de 'BoJack Horseman' desvela un chiste censurado por Netflix

Raphael Bob-Waksberg, creador de la serie animada BoJack Horseman, se ha mostrado crítico con Netflix por emitir sin editar los monólogos de Dave Chapelle en los que se alude despectivamente a las personas transexuales.

El mensaje de Wyoming al político que llamaría "derechita cobarde" a Abascal

Saber más

Lo ha hecho evidenciando el doble rasero de la plataforma, para lo cual sólo ha tenido que contar su propia experiencia con ella. Según el showrunner, Netflix, a diferencia de lo que ha hecho con Chapelle, sí modificó uno de los chistes de BoJack Horseman para evitar que el director David Fincher (productor de House of Cards y Mindhunter) se molestara.

"Me desconcierta que, según parece, el trato que se da a Dave Chapelle es que dice lo que quiere y Netflix sólo tiene que difundirlo sin haberlo editado. ¿Eso es lo normal para los comediantes? Porque Netflix una vez me pidió que cambiara un chiste porque le preocupaba que pudiera molestar a David Fincher", ha escrito Bob-Waksberg en su perfil de Twitter, según informa Deadline.

El monólogo de Chapelle (The Closer) ha recibido numerosas críticas entre la comunidad LGTBI+, los espectadores e incluso algunos empleados de Netflix. Pese a todo, la plataforma ha defendido la libertad del humorista.

Para que su crítica no cayera en saco roto, el creador de BoJack Horseman hizo una promesa: publicar la escena censurada si 100 de sus seguidores en Twitter hacían un donativo a Trans Lifeline, una organización sin ánimo de lucro que apoya a las persona transexuales en momentos de crisis.

Y puesto que el reto se cumplió en muy pocas horas, Bob-Waksberg tuvo que cumplir con lo pactado, de modo que aireó el guion del capítulo en el que se incluía el chiste que inquietó a Netflix.

Raphael Bob-Waksberg, creador de la serie animada BoJack Horseman, se ha mostrado crítico con Netflix por emitir sin editar los monólogos de Dave Chapelle en los que se alude despectivamente a las personas transexuales.

El mensaje de Wyoming al político que llamaría "derechita cobarde" a Abascal

Saber más

Lo ha hecho evidenciando el doble rasero de la plataforma, para lo cual sólo ha tenido que contar su propia experiencia con ella. Según el showrunner, Netflix, a diferencia de lo que ha hecho con Chapelle, sí modificó uno de los chistes de BoJack Horseman para evitar que el director David Fincher (productor de House of Cards y Mindhunter) se molestara.

"Me desconcierta que, según parece, el trato que se da a Dave Chapelle es que dice lo que quiere y Netflix sólo tiene que difundirlo sin haberlo editado. ¿Eso es lo normal para los comediantes? Porque Netflix una vez me pidió que cambiara un chiste porque le preocupaba que pudiera molestar a David Fincher", ha escrito Bob-Waksberg en su perfil de Twitter, según informa Deadline.

El monólogo de Chapelle (The Closer) ha recibido numerosas críticas entre la comunidad LGTBI+, los espectadores e incluso algunos empleados de Netflix. Pese a todo, la plataforma ha defendido la libertad del humorista.

Para que su crítica no cayera en saco roto, el creador de BoJack Horseman hizo una promesa: publicar la escena censurada si 100 de sus seguidores en Twitter hacían un donativo a Trans Lifeline, una organización sin ánimo de lucro que apoya a las persona transexuales en momentos de crisis.

Y puesto que el reto se cumplió en muy pocas horas, Bob-Waksberg tuvo que cumplir con lo pactado, de modo que aireó el guion del capítulo en el que se incluía el chiste que inquietó a Netflix.

Raphael Bob-Waksberg, creador de la serie animada BoJack Horseman, se ha mostrado crítico con Netflix por emitir sin editar los monólogos de Dave Chapelle en los que se alude despectivamente a las personas transexuales.

El mensaje de Wyoming al político que llamaría "derechita cobarde" a Abascal

Saber más

Lo ha hecho evidenciando el doble rasero de la plataforma, para lo cual sólo ha tenido que contar su propia experiencia con ella. Según el showrunner, Netflix, a diferencia de lo que ha hecho con Chapelle, sí modificó uno de los chistes de BoJack Horseman para evitar que el director David Fincher (productor de House of Cards y Mindhunter) se molestara.