CRÍTICA 'The Walking Dead: World Beyond' aporta poco a un universo que ya está zombi

Imagen de 'TWD: World Beyond'
Imagen de 'TWD: World Beyond' Foto: AMC

El nuevo spin-off de 'The Walking Dead' llega con una premisa atractiva que falla en la práctica al caer en vicios y estructuras ya familiares. Lo que podía ser una distopía juvenil al estilo 'Los 100' se presenta como más de lo mismo, sin tramas frescas que justifiquen su existencia.

· VÍDEO | 'The Walking Dead: World Beyond' lanza un nuevo teaser añadiendo misterio a los CRM

Los fans de The Walking Dead hicieron suyo el meme de 'alegre, pero no mucho' cuando AMC anunció que la temporada 11 será la última... pero que su universo seguirá expandiéndose con un spin-off centrado en Daryl y Carol. La cadena estadounidense parece que no está dispuesta a dejar descansar a los zombis y, no contenta con el rendimiento que han dado ya Rick, Negan y compañía, sigue exprimiendo su factoría hasta que sus constantes vitales digan basta.

En ese afán por encontrar al último superviviente del nuevo mundo llega ahora TWD: World Beyond, otra serie derivada (la segunda tras Fear: The Walking Dead, y en ningún caso la última) que promete explorar caminos diferentes de ese presente post-apocalíptico, pero que, en la práctica, es más de lo mismo.

Presentado como un spin-off juvenil de la serie madre, The Walking Dead: World Beyond sigue a Iris (Aliyah Royale) y Hope (Alexa Mansour), dos adolescentes que deciden cambiar la seguridad de su hogar por los peligros del exterior cuando salen a buscar a su padre, un científico reclutado por la Civic Republic Military. A priori, el concepto puede resultar interesante para los seguidores del universo, ya que presenta una mirada casi inédita -la de los jóvenes- y da protagonismo a la organización que se llevó también a Rick. 

La nueva serie, que llega este 5 de octubre a AMC España y de la que ya hemos podido ver los dos primeros capítulos, arranca con una propuesta atractiva que promete acercarla a más a una distopía juvenil del estilo Los 100 que a sus orígenes. De hecho, en sus primeros compases, TWD: World Beyond sienta las bases para examinar con buen ojo esa parte del universo que no se ha tocado: vemos a los personajes celebrando en comunidad su Monument Day, se proponen expectativas de futuro, se presenta la mencionada fuerza autoritaria e incluso se da alguna pincelada de cómo es la educación de esta generación que recuerda poco del mundo pre-apocalíptico y se enfrenta a su presente con una esperanza que no tienen los adultos. Sin embargo, todo se desvanece cuando la trama cae en vicios 'familiares'. 

Tras diez temporadas de The Walking Dead y cinco de Fear The Walking Dead, resulta complicado pensar que la factoría ideada por Robert Kirkman tiene algo más que aportar a nivel televisivo, y lanzarse a ver sus capítulos con ilusión por encontrar algo nuevo es más un ejercicio de fe ciega que un pensamiento realista. Y World Beyond no es una excepción.

En esta propuesta, Scott M. Gimple y Matthew Negrete tenían la oportunidad de explorar las inquietudes de una generación que ha crecido en el nuevo mundo sin el riesgo de quemar a los personajes originales ni estirar las temporadas de The Walking Dead de manera infinita. Además, podían abrirse a un público más juvenil que de primeras no se asoma a una serie sobre zombis, pero sí está abierto a dramas adolescentes. Sin embargo, la serie resulta tan poco atractiva para los fans de TWD como para los nuevos curiosos, a los que resultará complicado encontrar una motivación para continuar viendo este Mundo más allá por mucho que Nico Tortorella (Felix en la serie) les ponga ojitos.

World Beyond expande el universo The Walking Dead
World Beyond expande el universo The Walking Dead AMC

Un inicio a años luz del mejor 'The Walking Dead'… y sin zombis

Los dos primeros capítulos de esta nueva ficción están a años luz de los inicios de The Walking Dead, y tampoco se acercan a las sensaciones que dejó Fear TWD en su complicado y cuestionado arranque. De hecho, el sentimiento general que queda después de ver su debut es que ni aporta ni entretiene, pues el ritmo no es precisamente una de sus virtudes.

Como ya ocurre en la serie original desde hace tiempo, su propuesta acaba perdida entre aventuras anodinas por los bosques y hachazos a los cuatro zombis que les intentan sorprender a su paso. La presencia de los muertos es más breve y anecdótica que nunca, y, al menos al principio, no propone nada nuevo en lo que a la relación de los caminantes y los que caminan se refiere, ¡ni que fuera esto una serie de zombis!

TWD: World Beyond lo apuesta todo a sus personajes y sus cicatrices personales, dedicando su tiempo a esclarecer, vía flashbacks, qué ha llevado a cada uno a ser quién es en el presente. Las hermanas y Felix, su tutor, son los que se llevan los focos en el arranque, pero ninguno de ellos tiene una historia novedosa y potente para llevar el peso de la historia.  

En definitiva, este nuevo spin-off de The Walking Dead no es nada que no hayamos visto hasta ahora, y su esperanza de vida pasa por apostar de verdad por tramas de refresco y no por descartes que no cabían en los guiones de la serie original. Solo así se le podría encontrar sentido a esta obsesión de no dar carpetazo definitivo a un universo que, en la televisión actual, ya es un zombi.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba