Crónica de la primera entrega

Telecinco estrenó 'El Tirón', un 'Pasapalabra' reducido a la mínima expresión

Christian Gálvez en 'El Tirón'

El Tirón ha arrancado este viernes bastante después de lo previsto y con una duración mucho menor, de inicio a lo que estaba previsto: no ha sido hasta las 20:50 horas cuando Christian Gálvez ha entrado en el escenario de Sálvame junto a Orestes y Rafa, tomando el relevo de Carlota Corredera y los suyos.

Christian Gálvez estrena ya el relevo de Pasapalabra: "Orestes y Rafa estarán con nosotros, hay un bote en juego"

Christian Gálvez estrena ya el relevo de Pasapalabra: "Orestes y Rafa estarán con nosotros, hay un bote en juego"

Algo menos de 20 minutos ha durado esta primera entrega del formato, que ha servido para mantener vivo el espíritu de Pasapalabra tras el cese fulminante de la emisión obligado por el Tribunal Supremo. Un estreno algo deslucido por las condiciones, por más que diferentes ganadores del Rosco hayan arropado a presentador y contendientes en el comienzo de esta nueva etapa, y que ha evidenciado su condición de sucedáneo algo apresurado del ya mítico formato.

Ni que decir tiene que, por más que el programa se realizara en las instalaciones de Sálvame y sea presentado como una sección más, estábamos ante un programa grabado. Con una escenografía mínima (apenas dos atriles para cada concursante, delante de la pantalla LED donde se proclamaba el título del programa), y una única prueba que trata de replicar la intensidad del clásico Rosco.

El propósito es acertar 12 preguntas en 150 segundos, con un bote de 50.000 euros en juego. Para obtenerlo, hay que contestar correctamente a todas las cuestiones del tirón; de ahí el título. Si el concursante falla, ha de volver a empezar la tira de preguntas con otras nuevas. Si no hay victoria, el que obtenga más preguntas acertadas se llevará 1.000 euros; mientras, el otro podrá repetir en el siguiente programa si acierta, en total, al menos 20 preguntas. Esto es lo que ha sucedido en esta entrega inaugural, con Rafa imponiéndose a Orestes, que sin embargo ha logrado el cupo mínimo de aciertos.

Poco más se puede decir de este Tirón, que ha discurrido rápido, muy rápido. Tan rápido que en ocasiones se hacía complicado escuchar los enunciados de Gálvez. Con todo, Orestes reclamaba aún más velocidad al presentador, entre las risas del público presente. Veremos si el público acepta con tanta premura esta resurrección de lo que fue Pasapalabra.

Etiquetas
stats