Vídeos

'Cuéntame' narra una agresión racista que traerá problemas para uno de los Alcántara

Imagen del capítulo 405 de 'Cuéntame'

Aviso, spoilers: esta noticia cuenta pasajes de lo ocurrido en el capítulo de esta semana de 'Cuéntame'

Las series de junio traen de vuelta a 'The Boys', despiden a los 'Peaky Blinders' y piden 'Intimidad'

Las series de junio traen de vuelta a 'The Boys', despiden a los 'Peaky Blinders' y piden 'Intimidad'

Cuéntame cómo pasó entró este jueves en la recta final de su 22ª temporada en La 1. Y lo hizo con la emisión de Despedidas, un episodio que contó con Melero entre sus principales protagonistas. El amigo de Oriol marcó la recta final del capítulo a base de mostrar su fuerte carácter, el cual comprobaron en primera persona tanto Santi como Nivio, el cura del pueblo.

Santi, recordemos, confesó su homosexualidad a Toni en el capítulo de la semana pasada, y a Diana, su prima, que sentía algo especial por Melero. Tanto, que en el capítulo de este jueves no dudó en demostrárselo en forma de beso. Santi aprovechó un momento de complicidad para lanzarse, y aunque Melero. le siguió el juego en un principio, finalmente se echó para atrás y le pegó un empujón. “¿Qué coño haces, maricón?”, espetó Melero.

Santi se levantó rápidamente del suelo y abandonó el local en el que ambos estaban junto a Oriol, que llegó a la escena preguntando a dónde iba su amigo. “No sabe beber. Qué asco de país, joder. Solo está lleno de pervertidos de mierda, maricones, extranjeros, rojos, gentuza. Me dan ganas de coger esa pipa, tío, y salir a la calle pegando tiros”, le dijo el skinhead a Oriol.

Las cosas con Melero no quedaron ahí, pues ya al final del capítulo, y fruto de la borrachera que llevaba, salió de la discoteca en la que estaba con Oriol y Santi y probó a meterse los dedos con el objetivo de vomitar. Fue entonces cuando Nivio, que pasaba por la zona, se acercó al skinhead y le preguntó si estaba bien. “No me toques, negro. ¡Vuélvete a África, mono!”, gritó Melero, que volvió a sacar su violento carácter asestando varios puñetazos al cura. Así hasta que llegó Oriol y apartó a su amigo de Nivio.

Melero se fue de la zona a la fuerza, pero el hijo de Inés se quedó con el cura mientras llegaba la policía. Sin embargo, los agentes, al verle solo junto a Nivio, concluyeron que fue él, y no Melero, el que había pegado al sacerdote. Y de ahí que detuvieran a Oriol en la última escena del episodio. Para el próximo, el penúltimo de la presente temporada, dos serán las incógnitas a resolver: qué pasará con Oriol bajo dependencias policiales y, sobre todo, si Nivio sobrevivirá tras la paliza de Melero.

Etiquetas
stats