Es de los más preparados de la historia

David Leo, el recordman de 'Pasapalabra', confiesa cómo ha ayudado a Pablo Díaz

David Leo y Pablo Díaz en 'Pasapalabra'

Son muchos los concursantes que han pasado por Pasapalabra en sus 20 años de historia en España. Sólo unos pocos han logrado el preciado bote del concurso. Y de ellos, sólo uno ostenta el récord al haber ganado el bote más alto en la historia del programa: David Leo.

'Pasapalabra' estrena colaboración con la RAE, que explicará una palabra en cada programa

'Pasapalabra' estrena colaboración con la RAE, que explicará una palabra en cada programa

El exparticipante de 32 años, que tras permanecer 109 entregas logró finalmente completar El Rosco y se embolsó 1.866.000 euros, ha hablado con Jaleos y ha desvelado que aunque él ya no está compitiendo, sí que está ayudando al actual recórdman del formato.

Según confiesa David Leo en la charla, ha echado un cable a Pablo Díaz: “Le pasé mi base de datos”, aunque no resta ni un ápice de valor a lo que está logrando: “El trabajo y la de horas que le habrá echado tiene que ser bastante considerable”, hasta el punto de considerarle “muy fuerte, de los concursantes que he visto más preparados a lo largo de la historia”.

David Leo explica que conoce también al actual duro rival de Pablo, Luis de Lama, y aunque no quiere mojarse demasiado si tiene que elegir opta por creer que Pablo se llevará el bote.

Abre la puerta a volver a participar

Al igual que otros exconcursantes míticos de Pasapalabra, David Leo tampoco cierra la puerta a volver a participar: “Sí, ¿por qué no? No tengo prisa, no es algo que me urja, pero si el programa sigue dentro de tres años o algo así, quién sabe”. Aunque explica que actualmente, por motivo de estudios, no puede seguirlo siempre y lo ve “puntualmente”.

El todavía ganador del bote más alto de la historia del formato reconoce que prepararse para ello es duro y que “todos los concursantes que han estado un tiempo considerable han tenido momentos de bajón”, y lo prueba explicando cuál fue su rutina: “Desde el desayuno a la comida me dedicaba a buscar palabras nuevas o nombres propios o a repasar. Así día tras día. No hay otra forma”.

David Leo también incide en algunos de sus trucos: “Fue muy útil ver todos los programas que había en la web, que en aquel momento eran unos 1.200, y buscar patrones. Se notaba que había algunos temas favoritos de los guionistas y yo intentaba indagar por ahí”.

Etiquetas
stats