El 'Deluxe', ante su momento más difícil: una crisis que explican sus contenidos y evidencian sus audiencias

Imagen del 'Deluxe' del viernes 14 de octubre

El Deluxe afronta este viernes (22:00 horas) una nueva emisión en Telecinco. Una más dentro de la compleja situación que atraviesa actualmente el programa de corazón, que tras años y años de indiscutible éxito, ahora pasa uno de sus momentos más delicados, si no el que más, desde que viera la luz por primera vez en el verano de 2009.

La decadencia del modelo de Telecinco que pone fin a la era Vasile

La decadencia del modelo de Telecinco que pone fin a la era Vasile

Entonces, el formato producido por La Fábrica de la Tele nació como un spin-off del buque insignia de la compañía, Sálvame, que en esa época apenas llevaba unos meses instalado en la franja de tarde del canal. Pasados 13 años, uno y otro programa siguen en el mismo sitio, lo que sin duda refleja el fuerte tirón que llegaron a tener entre el público de Telecinco.

Un tirón que ha menguado, y mucho, en este último año, en el que el modelo de Telecinco ha dado unos síntomas de agotamiento sin precedentes. Y el Deluxe, al ser uno de los estandartes de dicho modelo, lo ha acusado sobremanera tanto en audiencias como a nivel de contenido. Especialmente en este inicio de temporada, como vemos a continuación.

Así marcha ahora el 'Deluxe' en audiencias

Se puede decir, con los datos en la mano, que la crisis de audiencia del Deluxe no se limita únicamente a este inicio de temporada, sino que abarca, como decíamos, la práctica totalidad de los últimos doce meses. Por tanto, los problemas no han comenzado ahora, pero sí se han agravado de una forma más alarmante después de que el programa desaprovechara septiembre para dar un paso adelante.

El primer mes de la temporada lo terminó, de hecho, con un promedio inferior al millón de espectadores, siendo el segundo con menos cuota y el segundo menos visto de lo que llevamos de año. Una balance preocupante para un mes tan importante en el devenir del curso, pero sobre todo, una evidencia de que el espacio de Mediaset está lejos de revertir su momento actual.

Audiencia media mensual del 'Deluxe' en 2022:

  • Enero: 13.4% y 1.316.000
  • Febrero: 12.4% y 1.158.000
  • Marzo: 11.3% y 1.059.000
  • Abril: 12.6% y 1.107.000
  • Mayo: 11.3% y 1.119.000
  • Junio: 13.8% y 1.155.000
  • Julio: 16.8% y 1.168.000
  • Agosto: 12.9% y 886.000
  • Septiembre: 11.7% y 920.000
  • Octubre: 11.9% y 1.028.000

Y eso que octubre está dejando un leve repunte tras dos emisiones, pero uno a todas luces insuficiente para que el Deluxe se acerque siquiera a sus mejores datos. Ni siquiera a los de hace un año, cuando la parrilla de Telecinco empezó a evidenciar su actual desgaste. En esas fechas, el programa promedió un 15.8% de cuota y 1.323.000 espectadores en sus siete primeras emisiones del curso (del 3 de septiembre al 16 de octubre de 2021). Ahora, sus siete primeras entregas (del 2 de septiembre al 14 de octubre) han anotado de media un 11.8% y 951.000. Es decir, 4 puntos y 372.000 seguidores menos en el periodo interanual.

Audiencias del 'Deluxe' esta temporada:

  • 02/09/22: Olvido Hormigos + En el nombre de Rocío: 11.8% y 867.000
  • 09/09/22: Isa P + Raquel Lozano: 12.7% y 940.000
  • 16/09/22: Canales Rivera + cara a cara entre Carmen Alcayde y Dinio: 12.3% y 908.000
  • 23/09/22: Gema Aldón + Mai Meneses + Lola Herrera: 11.7% y 988.000
  • 30/09/22: Belén Esteban vs Kiko Matamoros + Maite Galdeano: 10.4% y 901.000
  • 07/10/22: Anabel Pantoja: 12.4% y 1.060.000
  • 14/10/22: Dulce + Patricia Donoso: 11.5% y 996.000
  • MEDIA: 11.8% y 951.000 espectadores

Como vemos, el Deluxe no ha superado el 13% de cuota en ninguna de sus siete primeras emisiones de la temporada. Un listón que históricamente ha sido más que factible para el programa de crónica social, pero que este curso se ha convertido, hasta el momento, en una barrera imposible de alcanzar. Casi tanto como la del millón de espectadores, que en este arranque solo ha alcanzado una vez, y por los pelos, aprovechando el regreso a plató de Anabel Pantoja. Por tanto, el formato conducido por Jorge Javier Vázquez está teniendo serias dificultades para anotar cifras que antaño hubieran resultado casi irrisorias, pero que ahora le darían algo de aire dentro de su duelo con La Voz, que el talent de Antena 3 está ganando con holgura.

El 'Deluxe', de duplicarse a agonizar en parrilla

La principal excepción a esta racha descendente la encontramos en el pasado julio, cuando el Deluxe promedió una cuota más acorde a su exitosa historia (16.8%). Ese mes, el formato vivió el que es, hasta la fecha, su último gran día en audiencias: el regreso de Kiko Matamoros tras Supervivientes (19.1%). Y además, concluyó julio 3.7 puntos por encima de la media de Telecinco (13.1%), una ventaja inusualmente alta si comparamos su trayectoria mensual y la del canal de Mediaset en 2022.

Audiencia media mensual de Telecinco en 2022 y su diferencia con la de 'Deluxe':

  • Enero: 13.1% (+0.3 sobre Deluxe)
  • Febrero: 13.5% (+0.9)
  • Marzo: 11.9% (+0.6)
  • Abril: 12.1% (-0.5)
  • Mayo: 13.1% (+1.8)
  • Junio: 13.2% (-0.6)
  • Julio: 13.1% (-3.7)
  • Agosto: 11% (-1.9)
  • Septiembre: 12.1% (+0.4)
  • Octubre (hasta el jueves 19): 12.2% (+0.3%)

Pero todo aquello tenía truco. Si Deluxe despuntó en share en julio fue porque retrasó una hora su inicio en favor de Supervivientes: Las nominaciones, lo que hizo que ganara mucha más cuota que espectadores debido a su tardío final. Por tanto, hay que retroceder mucho más en el tiempo para rescatar la última gran etapa del magacín. Por lo menos, hasta principios de 2021, un momento muy particular dentro de su historia.

La borrasca Filomena, con sus toneladas de nieve sobre las calles y carreteras de Madrid, hizo que el Deluxe se emitiera por primera vez un domingo -10 de enero para ser exactos- ante la imposibilidad de sacar adelante la emisión prevista para el día anterior. Aquello surgió como un movimiento puntual, fruto de tan particulares circunstancias, pero se alargó en el tiempo de una manera completamente inesperada.

Porque Telecinco no solo mantuvo la emisión dominical del Deluxe dos meses más -la última fue el 7 de marzo de 2021-, sino que en ese tiempo también emitió el programa la noche de los sábados. Todo un alarde de confianza por parte de la cadena para con el formato, al que volvió a pedir un esfuerzo extra cuando más lo necesitaba. En este caso para frenar a Mi hija, aunque el auge de la serie turca de Antena 3, la llegada a la parrilla de Rocío: contar la verdad para seguir viva y el paulatino desgaste del Deluxe en su segunda noche terminaron por finiquitar la entrega dominical del programa. Desde entonces, el formato intenta exprimir al máximo su única emisión semanal, aunque sus armas para conseguirlo son cada vez más ineficientes.

De la crisis de audiencia, a la crisis de contenido

Los datos actuales del Deluxe, como queda evidenciado, no están en sintonía con la línea histórica de un programa que ha sido columna vertebral del modelo de Telecinco desde su estreno en 2009. Cierto es que en sus más de 13 años ininterrumpidos de emisión ha atravesado épocas complicadas, pero en ningún caso al nivel de una trayectoria reciente que no parece sólo fruto de una mala racha.

Y es que tanto en lo que respecta a las audiencias como al contenido, el programa de corazón es el ejemplo más evidente del desgaste que ha sufrido en los últimos tiempos el modelo televisivo de la cadena, y que ha terminado derivando en la salida pactada de Paolo Vasile como consejero delegado de Mediaset España después de 23 años en el cargo.

Tras una larga época en la que sus personajes y culebrones nutrían de tramas a prácticamente todos los programas de la parrilla, en esa transversalidad que tantos frutos ha dado a la cadena, las cifras actuales nos dicen que los temas están agotados. Sin grandes sagas familiares nuevas, y sin factorías como Gran Hermano y MyHyV que aportaban anualmente hornadas de personajes, a Telecinco le cuesta encontrar rostros capaces de sustentar tantas horas de programación con el gancho suficiente para interesar a grandes audiencias.

Los pilares históricos del universo 'Sálvame'

Históricamente, el universo Sálvame - Deluxe se ha sostenido siempre sobre dos pilares fundamentales: las folclóricas y sus dramas familiares, y los colaboradores y las guerras entre ellos. Dos columnas vertebrales que en épocas de vacas flacas se han reinventado con buenos resultados, pero que en la actualidad parece que no dan más de sí.

En lo que respecta al primer pilar, una fuente hasta ahora de oro para los programas, se están apurando las últimas gotas de las dos sagas principales: los Pantoja y los Jurado. Ambas han sido protagonistas de la crónica rosa desde hace años, pero tras un tiempo de explotación desmedida cuesta encontrar en ellas alguna grieta más en la que ahondar.

Si hablamos de los Pantoja, el síntoma de que en la actualidad no hay por donde tirar son los tres últimos 'Deluxes' con Isa P, Anabel Pantoja y Dulce. La visita de la primera generó un interés moderado a comienzos de temporada, pero ni la reciente entrevista a su niñera ni la reaparición de la 'sobrinísima', que acostumbraba a ser un comodín importante para el formato y que ha sido protagonista del (pen)último culebrón con apellido folclórico, han funcionado como antaño.

Pasado el boom que se despertó con los especiales de Cantora, la herencia envenenada y tras las últimas polémicas con los medios y su hermana, Kiko Rivera parece que está fuera de juego y que va a tardar en volver a saltar al 'verde' de Telecinco. Y tampoco su primo José Antonio Canales Rivera tiene tramas que despierten interés.

Poniendo el foco en el árbol genealógico de Rocío Jurado, sus ramas llevan desde marzo de 2021 creciendo de manera ininterrumpida en Telecinco con la vuelta a la TV de Rocío Carrasco por la docuserie Rocío, contar la verdad para seguir viva. La primera temporada marcó un antes y un después con la violencia machista en televisión y tuvo un impacto mayúsculo tanto a nivel de audiencias como social, pero la segunda, En el nombre de Rocío, está obteniendo un rendimiento más discreto y por consiguiente, una incidencia menor en programas como Sálvame y el Deluxe.

Paralelamente, el culebrón José Ortega Cano - Ana María Aldón también está sobreexplotado en todos los espacios de la cadena y pese a dar un rendimiento más que destacado a Viva la vida en sus últimos compases con la participación constante de la diseñadora, su impacto posterior en Ya es verano y Fiesta no ha sido tan sonado. Tampoco el espacio nocturno de Jorge Javier Vázquez ha logrado impulsarse en este primer tramo de la temporada con la entrevista a Gema Aldón, y ni la irrupción inesperada del 'huracán' Donoso ha dado por ahora un resultado notable.

Por último, y si nos centramos en los colaboradores, estos han sido siempre un as que La Fábrica de la Tele ha guardado bajo la manga para reflotar conflictos o crear otros nuevos. Un recurso que tampoco está resultando en este complicado inicio de curso para el Deluxe, como demostró el duelo Belén Esteban - Kiko Matamoros que no pudo elevar los datos del programa, y que la propia colaboradora y protagonista calificó como “audiencia horrorosa”.

El problema en este caso es similar, pues todos los tertulianos, salvo sonadas excepciones, han sido ya personajes de manera recurrente en los últimos años. Y ni entran rostros de refresco al plantel de Sálvame, ni las posibles nuevas guerras entre los veteranos parecen suficiente gasolina para reavivar el interés que pueden suscitar sus entrevistas.

En este contexto, y teniendo en cuenta que parece poco probable que alguna otra saga familiar de las de siempre se lance a airear sus trapos sucios, al Deluxe le escasean los recursos para buscar la remontada que le devuelva la vida al formato en particular, y a los fines de semana de Telecinco en general. Quizás debería pensar en virar y abrirse a otro tipo de invitados, aunque no vayan acompañados de las polémicas que han sustentado al programa en sus mejores épocas.

Etiquetas
stats