Especial

'Deportes Cuatro', de buque insignia con 'Los Manolos' a quedarse sin programa y diluirse como microsección

Marcos Méndez

La cadena Cuatro que nació en el año 2005, por aquel entonces impulsada por el potente músculo del Grupo Prisa, tuvo claro que sus dos pilares básicos serían el entretenimiento y la información. Y especialmente dentro de la información, la información deportiva.

Mediaset, condenada a pagar 279.000 euros a Nico Abad por despido improcedente

Saber más

Daniel Gavela fue nombrado director general, y Elena Sánchez como directora de contenidos tuvo una idea que podía parecer simple, pero que resultó un éxito revolucionario: creó 'Deportes Cuatro', y confió en Manu Carreño y Manolo Lama, con la idea de adaptar el inconfundible “sello Canal+” que tenía la cadena de pago aprovechando su unión a través de Sogecable y el Grupo Prisa para combinarlo con el entretenimiento y el estilo de la televisión generalista y en abierto.

El resultado fue que Deportes Cuatro se convirtió en un buque insignia de la cadena. El espacio de información deportiva, concebido para ser mucho más que “los deportes” del informativo, con su propio espacio y estilo en la parrilla, fue ganando peso y se convirtió en un verdadero fenómeno: el de 'Los Manolos', por el nombre de sus dos grandes protagonistas. En época de crecimiento, lideró a la cadena como su espacio diario más visto, y eso que por aquel entonces “rivalizaba” con Las mañanas de Cuatro o con El Hormiguero.

Año a año, 'Los Manolos' crecieron en todos los sentidos. Sus audiencias eran estratosféricas para una cadena como Cuatro, habitualmente duplicaban la media del canal (que ellos mismos impulsaban), y por eso en torno al año 2014 su peso en la parrilla era tan importante que ocupaban más de una hora de programación diaria, con medias superiores al 10% y audiencias que rebasaban los 1,2 millones de espectadores, como una cita ineludible para el público deportivo cada mediodía. Más de 60 minutos de deporte entre imágenes, vídeos, resúmenes y, más adelante, también algo de tertulia, opinión y valoración. Porque Deportes Cuatro también evolucionó, y lo hizo con un innegable seguimiento del público.

Para entonces ya se habían producido “las fusiones”. Mediaset se hizo oficialmente con Cuatro en enero de 2011, y Atresmedia con laSexta en octubre de 2012. Al principio, el grupo de Fuencarral aplicó con 'Los Manolos' una máxima televisiva que una vez más dio en el clavo: lo que funciona no se toca. Deportes Cuatro siguió adelante, y como decimos hasta fue más explotado en parrilla (y fuera de ella, con su propia revista), convirtiéndose en un buque insignia del canal que increíblemente superó no poder emitir imágenes de LaLiga por la “guerra del fútbol”. Tal era su fuerza, y su importancia en esa batalla Cuatro-laSexta, que Atresmedia lanzó en abril de 2013 su contrarréplica: Jugones, con Josep Pedrerol. Pero durante años no pudo hacer nada contra Manolo Lama y Manu Carreño, que le duplicaban. Parecía una lucha imposible, pero todo cambió.

El fin de 'Los Manolos' y la caída de 'Deportes Cuatro'

El año 2016 fue clave para la comunicación deportiva en España, y también para Deportes Cuatro. El éxito del espacio había ya impulsado a otros periodistas deportivos como Juanma Castaño, Nico Abad, Ricardo Reyes o Luis García; y se dejó notar cuando se supo que las nuevas noches radiofónicas iban a estar protagonizadas por Manu Carreño (en la SER con El Larguero), y por Juanma Castaño (en El Partidazo de COPE).

Ese “enfrentamiento” radiofónico empezó a generar rumores de mala relación primero entre Carreño y Castaño, y luego entre Carreño y Lama, que fueron desmentidos por los mismos protagonistas, primero por Lama en declaraciones a verTele, y luego por Carreño y Castaño en directo en TV, tras su primer duelo. Era el verano de 2016, Lama estaba en Río de Janeiro al frente del equipo especial de Cope en el Mundial, y Carreño y Castaño compartían presentación de Deportes Cuatro a mediodía, para enfrentarse en la radio por la noche. Y aunque entonces Lama declaró que “volveremos juntos y seguiremos siendo líderes de la sobremesa deportiva”, Mediaset cambió de planes para la nueva temporada y dejó de contar con él.

Ya entonces analizamos que, con ese movimiento, Mediaset ponía fin a una de las marcas por antonomasia de Cuatro, la de 'Los Manolos'. Porque siguió adelante Deportes Cuatro, pero nunca volvieron a ser 'Los Manolos'... ni a tener su éxito. Nico Abad fue el designado para recoger el testigo de Lama, y tras una temporada en la que las audiencias empezaron a caer -pese a ser aún buenas gracias al punto de partida-, se apostó por Juanma Castaño junto a Carreño. Era agosto de 2017, y la nueva pareja estuvo al frente de los cambios para relanzar el programa, que ya había reducido su duración a unos tres cuartos de hora.

No funcionó. Tras una única temporada, Juanma Castaño salió con polémica de Deportes Cuatro y de Mediaset en el 2017, mediante un tuit de dos líneas del grupo. “Fueron capaces de resumir 13 años de trabajo en una línea y media, una labor fantástica de síntesis”, ironizó entonces el comunicador. Para el 2018, Manu Carreño se convirtió en la apuesta total de Mediaset, alargando su duración hasta casi la hora y media al frente de Deportes Cuatro para competir contra Zapeando en laSexta, un indicativo de la fuerza que aún tenía el sello, pese a haber vivido ya su mejor época.

Intentando no quedarse sin su programa estrella, mientras sus audiencias seguían decreciendo, para esa nueva temporada se dio un vuelco al formato con colaboradores y debate en plató, regreso de Sara Carbonero, y hasta con imitaciones de Raúl Pérez. Para entonces, sus audiencias seguían en un buen 7%-7.5% de cuota. Hubo otro intento de relanzamiento en 2020, en ese caso con la edición de Deportes Cuatro Noche que nunca brilló al mismo nivel, también capitaneada por Manu Carreño. Pero duró un mes, volviendo a alargarse Cuatro al día. Deportes Cuatro fue perdiendo audiencia, relevancia, y con ello protagonismo y espacio en la parrilla.

Microsección de 5 minutos diluida en 'En boca de todos'

Hasta la semana pasada, la del 23 al 29 de mayo, Deportes Cuatro mantenía su propio espacio en la parrilla denominándose 'Noticias Deportes Cuatro: El VAR', y se emitía desde su propio set de plató, entre las 15:10 y las 15:25 horas, durante algo menos de 15 minutos de duración, con una audiencia ya casi testimonial en torno al 2%-2.5% de cuota y los 220.000-270.000 espectadores. Su edición nocturna ya había sido suprimida, entre Cuatro al día y First dates.

Desde este lunes 30 de mayo, Deportes Cuatro ya no tiene su propio espacio. El cambio en la parrilla matinal de la cadena ha hecho que Mediaset haya decidido diluir su informativo deportivo como una sección dentro de En boca de todos, el magacín de actualidad presentado por Diego Losada. Como puede verse en su parrilla, esa “fusión” ha pasado a llamarse oficialmente 'En Boca De Todos (incluye Noticias Cuatro Deportes)'. Lo mismo pasa con su edición nocturna, dentro de Cuatro al día y denominada 'Cuatro Al Día A Las 20h (incluye Noticias Cuatro Deportes)'.

En su nueva existencia, Deportes Cuatro no tiene plató, sino que Manu Carreño se sienta a la mesa de En boca de todos como si fuese un colaborador, apareciendo a la derecha de Diego Losada y aprovechando la vuelta de una pausa de publicidad. Lo hace a las 14:50 horas, y dura 5 minutos. Y eso contando con que en su debut ha habido una pausa publicitaria de 20 segundos a las 14:54.

En ese cortísimo período de tiempo, en el que al menos la cámara se centra solo en Manu Carreño para mitigar el no tener plató propio, a Deportes Cuatro apenas le ha dado tiempo a repasar por encima las declaraciones de Nadal hablando de su posible retirada, la Champions del Real Madrid, el adiós de Marcelo, los ascensos a LaLiga, y las finales de la NBA.

Lejos quedan los tiempos de Los Manolos en los que superaban la hora y cuarto en directo y promediaban audiencias superiores al 10% de cuota y los 1,2 millones de espectadores. Ahora, el que fuera buque insignia de Cuatro se ve reducido a cinco minutos que ni tan siquiera tendrán su propia medición de audiencia, al incluirse dentro de En boca de todos. Un destino triste para Deportes Cuatro.

La cadena Cuatro que nació en el año 2005, por aquel entonces impulsada por el potente músculo del Grupo Prisa, tuvo claro que sus dos pilares básicos serían el entretenimiento y la información. Y especialmente dentro de la información, la información deportiva.

Mediaset, condenada a pagar 279.000 euros a Nico Abad por despido improcedente

Saber más

Daniel Gavela fue nombrado director general, y Elena Sánchez como directora de contenidos tuvo una idea que podía parecer simple, pero que resultó un éxito revolucionario: creó 'Deportes Cuatro', y confió en Manu Carreño y Manolo Lama, con la idea de adaptar el inconfundible “sello Canal+” que tenía la cadena de pago aprovechando su unión a través de Sogecable y el Grupo Prisa para combinarlo con el entretenimiento y el estilo de la televisión generalista y en abierto.

El resultado fue que Deportes Cuatro se convirtió en un buque insignia de la cadena. El espacio de información deportiva, concebido para ser mucho más que “los deportes” del informativo, con su propio espacio y estilo en la parrilla, fue ganando peso y se convirtió en un verdadero fenómeno: el de 'Los Manolos', por el nombre de sus dos grandes protagonistas. En época de crecimiento, lideró a la cadena como su espacio diario más visto, y eso que por aquel entonces “rivalizaba” con Las mañanas de Cuatro o con El Hormiguero.

Año a año, 'Los Manolos' crecieron en todos los sentidos. Sus audiencias eran estratosféricas para una cadena como Cuatro, habitualmente duplicaban la media del canal (que ellos mismos impulsaban), y por eso en torno al año 2014 su peso en la parrilla era tan importante que ocupaban más de una hora de programación diaria, con medias superiores al 10% y audiencias que rebasaban los 1,2 millones de espectadores, como una cita ineludible para el público deportivo cada mediodía. Más de 60 minutos de deporte entre imágenes, vídeos, resúmenes y, más adelante, también algo de tertulia, opinión y valoración. Porque Deportes Cuatro también evolucionó, y lo hizo con un innegable seguimiento del público.

Para entonces ya se habían producido “las fusiones”. Mediaset se hizo oficialmente con Cuatro en enero de 2011, y Atresmedia con laSexta en octubre de 2012. Al principio, el grupo de Fuencarral aplicó con 'Los Manolos' una máxima televisiva que una vez más dio en el clavo: lo que funciona no se toca. Deportes Cuatro siguió adelante, y como decimos hasta fue más explotado en parrilla (y fuera de ella, con su propia revista), convirtiéndose en un buque insignia del canal que increíblemente superó no poder emitir imágenes de LaLiga por la “guerra del fútbol”. Tal era su fuerza, y su importancia en esa batalla Cuatro-laSexta, que Atresmedia lanzó en abril de 2013 su contrarréplica: Jugones, con Josep Pedrerol. Pero durante años no pudo hacer nada contra Manolo Lama y Manu Carreño, que le duplicaban. Parecía una lucha imposible, pero todo cambió.

El fin de 'Los Manolos' y la caída de 'Deportes Cuatro'

El año 2016 fue clave para la comunicación deportiva en España, y también para Deportes Cuatro. El éxito del espacio había ya impulsado a otros periodistas deportivos como Juanma Castaño, Nico Abad, Ricardo Reyes o Luis García; y se dejó notar cuando se supo que las nuevas noches radiofónicas iban a estar protagonizadas por Manu Carreño (en la SER con El Larguero), y por Juanma Castaño (en El Partidazo de COPE).

Ese “enfrentamiento” radiofónico empezó a generar rumores de mala relación primero entre Carreño y Castaño, y luego entre Carreño y Lama, que fueron desmentidos por los mismos protagonistas, primero por Lama en declaraciones a verTele, y luego por Carreño y Castaño en directo en TV, tras su primer duelo. Era el verano de 2016, Lama estaba en Río de Janeiro al frente del equipo especial de Cope en el Mundial, y Carreño y Castaño compartían presentación de Deportes Cuatro a mediodía, para enfrentarse en la radio por la noche. Y aunque entonces Lama declaró que “volveremos juntos y seguiremos siendo líderes de la sobremesa deportiva”, Mediaset cambió de planes para la nueva temporada y dejó de contar con él.

Ya entonces analizamos que, con ese movimiento, Mediaset ponía fin a una de las marcas por antonomasia de Cuatro, la de 'Los Manolos'. Porque siguió adelante Deportes Cuatro, pero nunca volvieron a ser 'Los Manolos'... ni a tener su éxito. Nico Abad fue el designado para recoger el testigo de Lama, y tras una temporada en la que las audiencias empezaron a caer -pese a ser aún buenas gracias al punto de partida-, se apostó por Juanma Castaño junto a Carreño. Era agosto de 2017, y la nueva pareja estuvo al frente de los cambios para relanzar el programa, que ya había reducido su duración a unos tres cuartos de hora.

No funcionó. Tras una única temporada, Juanma Castaño salió con polémica de Deportes Cuatro y de Mediaset en el 2017, mediante un tuit de dos líneas del grupo. “Fueron capaces de resumir 13 años de trabajo en una línea y media, una labor fantástica de síntesis”, ironizó entonces el comunicador. Para el 2018, Manu Carreño se convirtió en la apuesta total de Mediaset, alargando su duración hasta casi la hora y media al frente de Deportes Cuatro para competir contra Zapeando en laSexta, un indicativo de la fuerza que aún tenía el sello, pese a haber vivido ya su mejor época.

Intentando no quedarse sin su programa estrella, mientras sus audiencias seguían decreciendo, para esa nueva temporada se dio un vuelco al formato con colaboradores y debate en plató, regreso de Sara Carbonero, y hasta con imitaciones de Raúl Pérez. Para entonces, sus audiencias seguían en un buen 7%-7.5% de cuota. Hubo otro intento de relanzamiento en 2020, en ese caso con la edición de Deportes Cuatro Noche que nunca brilló al mismo nivel, también capitaneada por Manu Carreño. Pero duró un mes, volviendo a alargarse Cuatro al día. Deportes Cuatro fue perdiendo audiencia, relevancia, y con ello protagonismo y espacio en la parrilla.

Microsección de 5 minutos diluida en 'En boca de todos'

Hasta la semana pasada, la del 23 al 29 de mayo, Deportes Cuatro mantenía su propio espacio en la parrilla denominándose 'Noticias Deportes Cuatro: El VAR', y se emitía desde su propio set de plató, entre las 15:10 y las 15:25 horas, durante algo menos de 15 minutos de duración, con una audiencia ya casi testimonial en torno al 2%-2.5% de cuota y los 220.000-270.000 espectadores. Su edición nocturna ya había sido suprimida, entre Cuatro al día y First dates.

Desde este lunes 30 de mayo, Deportes Cuatro ya no tiene su propio espacio. El cambio en la parrilla matinal de la cadena ha hecho que Mediaset haya decidido diluir su informativo deportivo como una sección dentro de En boca de todos, el magacín de actualidad presentado por Diego Losada. Como puede verse en su parrilla, esa “fusión” ha pasado a llamarse oficialmente 'En Boca De Todos (incluye Noticias Cuatro Deportes)'. Lo mismo pasa con su edición nocturna, dentro de Cuatro al día y denominada 'Cuatro Al Día A Las 20h (incluye Noticias Cuatro Deportes)'.

En su nueva existencia, Deportes Cuatro no tiene plató, sino que Manu Carreño se sienta a la mesa de En boca de todos como si fuese un colaborador, apareciendo a la derecha de Diego Losada y aprovechando la vuelta de una pausa de publicidad. Lo hace a las 14:50 horas, y dura 5 minutos. Y eso contando con que en su debut ha habido una pausa publicitaria de 20 segundos a las 14:54.

En ese cortísimo período de tiempo, en el que al menos la cámara se centra solo en Manu Carreño para mitigar el no tener plató propio, a Deportes Cuatro apenas le ha dado tiempo a repasar por encima las declaraciones de Nadal hablando de su posible retirada, la Champions del Real Madrid, el adiós de Marcelo, los ascensos a LaLiga, y las finales de la NBA.

Lejos quedan los tiempos de Los Manolos en los que superaban la hora y cuarto en directo y promediaban audiencias superiores al 10% de cuota y los 1,2 millones de espectadores. Ahora, el que fuera buque insignia de Cuatro se ve reducido a cinco minutos que ni tan siquiera tendrán su propia medición de audiencia, al incluirse dentro de En boca de todos. Un destino triste para Deportes Cuatro.

La cadena Cuatro que nació en el año 2005, por aquel entonces impulsada por el potente músculo del Grupo Prisa, tuvo claro que sus dos pilares básicos serían el entretenimiento y la información. Y especialmente dentro de la información, la información deportiva.

Mediaset, condenada a pagar 279.000 euros a Nico Abad por despido improcedente

Saber más

Daniel Gavela fue nombrado director general, y Elena Sánchez como directora de contenidos tuvo una idea que podía parecer simple, pero que resultó un éxito revolucionario: creó 'Deportes Cuatro', y confió en Manu Carreño y Manolo Lama, con la idea de adaptar el inconfundible “sello Canal+” que tenía la cadena de pago aprovechando su unión a través de Sogecable y el Grupo Prisa para combinarlo con el entretenimiento y el estilo de la televisión generalista y en abierto.