Día del padre

Cinco (malos) padres de series que no se merecen celebrar su Día

Cinco padres de la ficción que no merecen celebración

El 19 de marzo está marcado en el calendario como el Día del Padre. Una festividad para reivindicar a nuestros progenitores y celebrar con ellos su cariño, generosidad y entrega. Para darles las gracias por estar a nuestro lado desde el día en que nacimos y brindar por lo que queda. Claro que, ¿merecen todos el mismo reconocimiento y atención?

10 escenas para recordar 'Juego de tronos' en el décimo aniversario de su estreno

10 escenas para recordar 'Juego de tronos' en el décimo aniversario de su estreno

En este 2022 hemos optado por echar mano de la ficción para identificar a cinco cretinos que, de haber existido tal festividad en cada uno de sus universos, habrían merecido más bien la hoguera que el aplauso. Hablamos de Tywin Lannister (Juego de tronos), Dan Scott (One tree hill), Teodoro (Élite), Vernon Schillinger (Oz) y Jacques Noiret (El Internado).

En líneas generales, comparten ser unos auténticos cretinos con sus hijos e hijas, ya sea por exigirles por encima de sus posibilidades, manipularles e incluso prácticamente obligarles a prostituirse. Traídos del pasado y representantes del presente, todos ellos han pasado a la historia de la pequeña pantalla por hacer daño, no saber dar ejemplo, asesinar incluso y ser la antítesis de lo que su figura significa.

Padres malvados incapaces de empatizar, que ejercieron en cada una de sus ficciones de villanos y a los que no hay por dónde salvar; ya que su problema no es que sean un desastre, sino que representan el auténtico mal.

Tywin Lannister ('Juego de tronos')

Juego de tronos consiguió reunir a un buen plantel de personajes dignos de ser incluidos en la lista de los más odiados de la historia de la televisión. Más allá de los evidentes Joffrey y Ramsay, si hubo uno que se ganó enemigos, precisamente por ser un padre cruel, injusto e infame, fue Tywin Lannister. Interpretado por Charles Dance, si por algo se caracteriza es por hacerle la vida imposible al menor de sus hijos, Tyrion (Peter Dinklage).

Su esposa Joanna falleció durante su parto y él optó por culparle durante toda su vida. Eso sí, tampoco Jaime (Nikolaj Coster-Waldau) ni Cersei (Lena Headey) gozan de un progenitor atento y entusiasta; ya que su exigencia, su dureza y absoluta falta de empatía es algo con lo que conviven durante toda su vida.

El nivel de maldad de Tywin es tal que incluso llega a apoyar las acusaciones a Tyrion de haber envenenado a Joffrey. Jaime consigue hacer un trato con él para liberarle en su juicio, pero la aparición de su amante Shae para incriminarle lleva a explotar al acusado.

“Soy culpable de un crimen mucho más monstruoso. Soy culpable de ser enano. Os habéis pasado juzgándome por eso toda mi vida, ojalá fuese el monstruo por el que me tomáis”, espeta a la audiencia, dirigiéndose especialmente a su padre. Para él se reserva un final a la altura de su inmoralidad -y una de las escenas más celebradas de la serie-, dispararle con una ballesta tras sorprenderle en su letrina y reprocharle que toda la vida había intentado deshacerse de él.

Otro padre 'particular' de Juego de Tronos, aunque con menos peso dentro de la trama, fue Stannis Baratheon (Stephen Dillane), que quema viva a su hija Shireen como ofrenda para el Señor de la Luz, para que le ayude a ganar la guerra y quedarse con el ansiado Trono de Hierro. Objetivo que, por supuesto, no cumple.

  • ¿Dónde puedo ver 'Juego de tronos'? En HBO Max.

Dan Scott ('One tree hill')

Dan Scott (Paul Johansson) no tiene ninguna arista por la que justificarlo. Manipulador hasta la saciedad, culmina su gesta de mal padre -y persona- asesinando a su propio hermano. Se trata de un hombre que deja a su novia embarazada del instituto (Karen) para iniciar una relación con otra mujer (Deb), que también se queda embarazada apenas unos meses después.

Esto provoca que tenga dos hijos del mismo año, Lucas (Chad Michael Murray) y Nathan (James Lafferty), que acuden al mismo colegio. Del primero no consigue la custodia y le trata con desprecio; mientras que al segundo, con quien vive, se comporta como un auténtico cretino. Ambos juegan al baloncesto y sobre su 'favorito' ejerce una presión desmesurada para que entrene todos los días y logre convertirse en jugador de la NBA.

Keith, hermano de Dan, se convierte en lo más parecido a una figura paterna para Lucas. Algo que su progenitor biológico no soporta y acaba asesinándole de un disparo. En primera instancia, logra 'librarse' de su culpa y se permite hacer como si nada hubiera sucedido, manipulando aun más a sus hijos. Menos mal que éstos acaban forjando una relación muy estrecha y se unen contra él.

Teodoro Rosón ('Élite')

Machista, aprovechado y sin escrúpulos. Lo más importante para Teodoro (Rubén Martínez), padre de Carla, personaje interpretado por Ester Expósito en Élite, es salvaguardar su negocio y su fortuna. No en vano es uno de los implicados en el derribe del colegio al que acudían Samuel, Omar y Samuel. Motivo por el que los tres estudiantes provenientes de un clase social más baja son becados para ingresar en el elitista Las Encinas.

Pero vayamos a su faceta como padre, ya que gran parte de la culpa de que Carla actúe con la frialdad con la que actúa y le cueste tanto expresar sus verdaderos sentimientos, es suya. Sin duda su instante más polémico llega cuando directamente le obliga a distanciarse del que parece su nueva pareja Samuel, para que enamore a Yeray (Sergio Momo), un nuevo alumno del centro, con mucho dinero, que se postula como rescatador de las bodegas de la familia.

Es decir, prácticamente le obliga a prostituirse para conseguir la financiación que necesitan. Un contexto que provoca el descenso a los infiernos de su hija, que se ve sin opciones de contradecirle y comienza a drogarse para poder hacer frente a la situación. Lo mejor -y más satisfactorio para el público- es que Yeray y Carla terminan sincerándose y aliándose contra Teodoro, cambiando el acuerdo para que sea ella quien figura como dueña del negocio.

Vernon Schillinger ('Oz')

JK Simmons es el intérprete de este despiadado recluso, líder de la Hermandad Aria de Oz, la cárcel de máxima seguridad en la que se ambienta la serie. El preso es un nazi racista y cumple una condena de ocho años por pegar a un camello negro con una palanca. Para más inri, es sadomasoquista, algo que sufre especialmente su compañero de celda Tobias Beecher, a quien viola en numerosas ocasiones para “iniciarle” en la vida en el centro penitenciario. También viola a otros reclusos, a pesar de que continuamente demuestre su odio hacia los homosexuales.

Una joya que por supuesto no es una buena influencia -ni mucho menos- para sus hijos, que son unos adictos a las drogas sin moral. Desde que nacen, les educa con violencia, ideas xenófobas y, por supuesto, ningún ápice de amor.

Jacques Noiret ('El Internado')

Jacques Noiret (Carlos Leal) fue el gran villano de El Internado y, sin duda, la peor pesadilla para su hijo adoptivo/robado Iván (Yon González). Solamente la manera en la que le “consiguió” ya habla lo suficientemente mal sobre él. Su verdadero hijo nació muerto y, para evitar que su madre se enterara, compra junto a su suegro al niño de un drogadicto -que evidentemente tampoco es el mejor ejemplo de padre-.

Cuando finalmente revela la verdad a su mujer, ésta decide ir en busca de la madre real del pequeño y asegura a Noiret que pretende devolvérselo. Antes de poder llevarlo a cabo, se lo impide ahogándola dentro de la bañera. Y así, deja a Iván huérfano de la que todavía él consideraba su progenitora.

Como “solución”, le envía al internado la Laguna Negra, por lo que Iván acaba creciendo sin prácticamente figura paterna que, el poco o nulo feedback que le da sobre su vida, es siempre negativo, desalentador y deplorable. Tan poco es su interés sobre él que llega a ponerle en peligro infectándole del virus con el que contagia a medio colegio.

Tampoco se porta bien con la madre biológica de Iván, María (Marta Torné), que entra como limpiadora en el centro para intentar acercarse a su hijo. Misión que, aunque le cuesta, acaba consiguiendo y terminarán por unir fuerzas para enfrentarse al diabólico Noiret.

Etiquetas
stats