Crónica del estreno

'Masterchef 9' arrancó con 15 aspirantes con mucho "drama personal" y aún más sangre en la expulsión

MasterChef 9

TVE ha estrenado la novena edición de Masterchef con la presentación de los quince aspirantes escogidos tras superar un casting de 70.000 inscritos y una última prueba en la que Samantha Vallejo-Nágera, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz entregaron el delantal blanco a los concursantes oficiales.

Macarena Rey: "Cosiendo y cocinando, con formatos blancos y familiares, competimos con Supervivientes"

Macarena Rey: "Cosiendo y cocinando, con formatos blancos y familiares, competimos con Supervivientes"

Con la primera prueba de exteriores ya empezaron a perfilarse algunos de los favoritos para liderar e incluso para llegar a la final. Todos excepto Jesús, el primer eliminado.

Todo ello en una entrega en la que la prueba de expulsión se llevó numerosas críticas en redes por lo desagradable del reto a unos cocineros amateurs, que consistió en escaldar lampreas vivas, desangrarlas, cortarles la cabeza y abrirlas.

Las historias personales de los 15 escogidos

De entre los 70.000 inscritos, solo 50 llegaron al estreno de Masterchef 9, de los que escogieron a 15: Ofelia, el "polvorín" de la edición y el nuevo "reto" de Jordi. Vero, una mujer "de carácter" que convenció a los jueces con una cata a ciegas.

Toni convenció con un cocinado exquisito y una historia de superación en Proyecto Hombre que conquistó a los jueces de forma instantánea. Fran, camarero de 29 años, entró lleno de alegría como si del día de su boda se tratara. Eva Diallo recibió los tres síes tanto por su talento como por sus ganas. Arnau y sus "siete apellidos catalanes" también convencieron a los jueces.

Con 18 años, José María relató su "dura vida" que, de alguna forma, le ayudó a cocinar tan bien que le hicieron entrar. Jiaping se emocionó al escuchar que también era otra de las elegidas. Álex, aunque no tuvo el nivel que exigían, le dieron la oportunidad de obtenerlo.

Jesús, abogado de profesión y con muchas historias que contar, entró sin dudas por parte de los jueces. Meri, la hija del médico del Barça que lo vio todo por videollamada, también convenció. Amelicious, con 23 años, obtuvo su delantal blanco.

Alicia cumplió su sueño al entrar, como también Pepe quiso cambiar su vida bohemia por las cocinas del programa. María cocinó "el mejor plato de la noche" según Jordi y se ganó la plaza. El brillo de los ojos de Dani también enamoró al jurado.

Una vez escogidos los 15, los delantales negros lucharon por cambiar al blanco cortando productos de la mejor manera. Así, la última plaza fue para Dani. Por lo que así quedó la nueva cabecera de la edición:

Así es la nueva cabecera de MasterChef 9

Prueba de exteriores con Toni y Verónica como capitanes

Una vez elegidos los quince aspirantes, viajaron a Mallorca, para hacer un cocinado solidario de 150 raciones en 160 minutos. Cada equipo cocinó dos platos con algunos de los productos locales más sabrosos de un menú diseñado por los chefs Maca de Castro y Santi Taura, ambos con una estrella Michelin.

Los equipos los hicieron los propios jueces. El azul estuvo compuesto por Toni, que fue el capitán, Álex, María, Amelicious, Jesús, Ofelia y Arnau. Mientras que el equipo rojo lo formaron Alicia, Fran, Meri, Jose María, Jiaping, Verónica, Pepe y Dani. Y Verónica les lideró.

Durante el cocinado, los nervios y la tensión se apoderaron de los dos equipos pero los rojos supieron llevarlos mejor logrando un resultado rico y en su punto según Samantha. Sin embargo, los azules, cuando el tiempo se iba acabando, descubrieron que su masa estaba cruda. Eso sí, nada impidió el flirteo entre Jiaping y Dani.

Dani reconoce que le gusta Jiaping

A pesar de todo, los jueces les felicitaron por el trabajo realizado. Toni se llevó halagos por su "actitud y entrega" pero le criticaron el cocinar como en casa. Ofelia y Jesús recibieron quejas por bailar demasiado perdiendo la concentración. A Verónica le criticaron el hacer todo a ojo y el dejar a cada uno que hiciera lo que quisiera. El resto estuvo "voluntarioso" aunque esperan más de ellos.

Por tanto, "el equipo ganador de la primera prueba de exteriores fue el rojo".

Jesús, primer eliminado de la edición

De regreso al plató, Toni, Álex, María, Amelicious, Jesús, Ofelia y Arnau se enfrentaron a su primera prueba de eliminación con caja misteriosa. Eso sí, Toni tuvo la oportunidad y se salvó a él mismo. El resto encontró dentro de la caja una lamprea o vampiro de agua, un pescado azul que tiene 500 millones de años y que, desde el punto de vista nutricional, no tiene desperdicio.

El chef Pepe Solla, con una estrella Michelín, se encargó de mostrar a los aspirantes cómo cocinarla, en un proceso de cocinado que disgustó tanto a los aspirantes como a las redes: escaldando a las lampreas vivas metiéndolas en agua hirviendo. Después enfriándolas en agua con hielo, desangrándolas cortándole la cabeza y abriéndolas. Tras ello tuvieron que hacer su plato.

En el momento de la cata, las críticas positivas se las llevaron solo Amelicious por "clavar" el emplatado y conseguir un sabor "rico" y María por un plato con un "fondo extraordinario pero aún por pulir". Mientras que las negativas fueron para el guiso de Álex por una "salsa basta y un plato irregular", Arnau por "pretencioso" sin haber entendido lo que debía hacer, Jesús por "fallos gordos" y Ofelia por "un quiero y no puedo" descentrado.

Tras la deliberación, Pepe sentenció: "El aspirante que no continúa en las cocinas de Masterchef es Jesús". El ex abogado confesó que se había "liado" durante el cocinado pero que estaba "encantado" de haber entrado al programa.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas