Análisis

La docuserie de Rocío Carrasco deriva en una "guerra" entre productoras de Telecinco personificada en Lecquio

Alessandro Lecquio, en 'El programa de Ana Rosa'

A diferencia de otras cadenas, Telecinco no entiende sus programas como bloques independientes dentro de una misma parrilla, sino como un conjunto de espacios que comparten un mismo hilo conductor. Prueba de ello es lo que lleva ocurriendo desde el pasado 21 de marzo, día en el que la cadena de Mediaset estrenó los dos primeros episodios de Rocío: contar la verdad para seguir viva.

Telecinco no renuncia a Antonio David: así da eco a su versión mientras cuenta 'la verdad' de Rocío Carrasco

Telecinco no renuncia a Antonio David: así da eco a su versión mientras cuenta 'la verdad' de Rocío Carrasco

Desde entonces, y ya han pasado 40 días, la docuserie de Rocío Carrasco es el gran eje de la programación de Telecinco. El programa de Ana Rosa, Ya es mediodía y Sálvame hablan de ella a diario; Socialité, Viva la vida y Sábado Deluxe lo hacen los fines de semana; y Supervivientes, pese a no ser un programa de actualidad, también la tiene presente -aunque en menor medida- gracias a la presencia en la isla de Olga Moreno y en plató de Rocío Flores

De esta manera, el grupo consigue que su emisión más mediática e inesperada de 2021 sea el tema estrella de la mayoría de sus programas. Otra cosa es cómo decidan abordar el asunto cada uno de ellos. En este sentido, la dispar reacción por los testimonios de Rocío Carrasco parece haber desencadenado una especie de "guerra" entre los programas de Unicorn Content (El programa de Ana Rosa, Ya es mediodía) y los de La Fábrica de la Tele (Sálvame, Socialité y Deluxe). Especialmente entre sus buques insignia: El programa de Ana Rosa y Sálvame.

'Sálvame' despidió a Antonio David y 'AR' ficho a su hija

Las diferencias entre ambas productoras a la hora de afrontar el conflicto Carrasco-Flores se remontan al día después del estreno de Rocío: contar la verdad para seguir viva, cuando Sálvame comunicó el despido fulminante de Antonio David Flores tras los testimonios de su exmujer en la docuserie, la cual está producida precisamente por La Fábrica de la tele. Apenas unos días después, el 9 de abril, El programa de Ana Rosa fichó como tertuliana a la defensora número uno del ex guardia civil, su hija Rocío Flores. En principio sólo para comentar Supervivientes,  aunque la joven tardó poco en abrirse a hablar de los testimonios de su madre

Los movimientos de uno y otro programa reflejan el posicionamiento que ambos han adoptado en todo este asunto, siendo así Sálvame un formato más cercano a la versión de Rocío Carrasco y El programa de Ana Rosa erigiéndose como altavoz público de Rocío Flores, si bien los dos han dado voz a opiniones favorables y contrarias a las dos partes implicadas. Aun así, las posiciones de los formatos de Unicorn Content y La Fábrica de la Tele parecen más que evidentes.

Así las cosas, en El Programa de Ana Rosa y Ya es mediodía se han podido escuchar opiniones de Antonio Rossi, Beatriz Cortázar, Rosa Benito y Alessandro Lecquio cuestionando la versión oficial del intento de suicidio de Rocío Carrasco; a Ana Rosa diciendo "yo sí te creo" a Rocío Flores; y a esta última pidiendo "a los responsables del documental y a la persona responsable de la cadena" que emitieran "el capítulo completo" del pasado miércoles, el cual cuestionó al estar centrado en la relación con su madre: "Cuando quieres proteger a tu hija no haces un episodio hablando de tu hija, por lo tanto, lo de la protección lo pongo en duda". 

En cuanto a Sálvame, ya hemos comentado el despido inmediato de Antonio David Flores tras la primera entrega del documental, decisión con la que el programa dejó clara su postura a favor de Rocío Carrasco en este conflicto, que ha sido defendido desde entonces por el grueso de colaboradores y presentadores del programa vespertino.

Entre ellos Carlota Corredera, conductora también de los debates que acompañan las emisiones de la docuserie, pero también por Jorge Javier Vázquez, que esta misma semana lanzó la siguiente pregunta sobre Antonio David en Sálvame: "¿Por qué nos empeñamos en darle la palabra a un señor que miente cuando miente a sabiendas?". Además, el propio Jorge Javier fue el encargado de explicar en el Deluxe que, según la dirección del programa, Antonio David intentó vender por 60.000 euros una entrevista sobre la agresión de su hija a Rocío Carrasco.

Alessandro Lecquio, el protagonista inesperado del conflicto

Desde el principio nos hemos hallado, pues, ante dos programas con posiciones contrarias, tal y como cabe esperar de cualquier conflicto. Lo sorprendente es que, este debate televisivo "a favor" y "en contra" de Rocío Carrasco ha acabado enquistado en la figura de Alessandro Lecquio, que lleva días en el punto de mira de Sálvame por sus comentarios en El programa de Ana Rosa hacia la hija de Rocío Jurado.

Y es que el italiano ha sido uno de los tertulianos más críticos desde el principio con Rociíto, a la que ha llegado a definir como "una mujer que no ha sabido sobreponerse a los golpes del destino" y de la que ha cuestionado sus testimonios diciendo que "no puede ser que, en esta historia, todos sean malos menos Fidel".

Por alusiones, la hija de Rocío Jurado dijo el pasado miércoles, durante su entrevista en el plató de la docuserie, que "Lecquio no ha entendido nada de lo que he contado. Debe ser que él es bastante parecido al ser [Antonio David] y, claro, perro no come perro". Desde entonces, Sálvame ha puesto el foco en el colaborador de Ana Rosa aprovechando las palabras de Rocío Carrasco.

Para ello se ha remontado hasta el 9 de marzo de 1991, año en el que Antonia Dell'Atte asegura que interpuso una demanda contra Lecquio por presunto maltrato. Hace una semana, Kiko Hernández desveló el supuesto contenido de la misma y, después, Sálvame se ha hecho eco de las reacciones tanto de la mencionada Dell'Atte como de Ana Obregón sobre el conde. La primera, cargando con dureza contra él: "Tendrías que ponerte de rodillas y pedirme perdón por haberme maltratado". Y la segunda, defendiendo a Lecquio y negando la versión de la italiana: "He visto con mis propios ojos el informe de la Policía científica que concluye que la denuncia de malos tratos presentada por esta señora la ha falsificado".

Con estos y otros testimonios, como el de Lydia Lozano recordando su pasividad en Tómbola cuando Lecquio reconoció haber dado "bofetones a mujeres", el colaborador de Ana Rosa ha estado muy presente en el otro gran programa diario de Telecinco. Y aunque es verdad que, dentro del universo Mediaset, es hasta cierto punto normal que los tertulianos de diferentes programas se lancen reproches ante las cámaras, o que éstos mismos programas recojan informaciones negativas de contertulios de otros espacios de la cadena, llama la atención que la defensa a ultranza de La fábrica de la Tele hacia su docuserie y su protagonista hayan elevado a Lecquio a la categoría de protagonista por ser una de las voces más críticas con Rocío Carrasco.

Curiosamente, este jueves el italiano dijo creerse "prácticamente todas las barbaridades" que contó Rociíto en el episodio del miércoles, si bien también señaló que no le gusta "que analice todo ese sufrimiento haciéndole daño a su hija".

Mediaset, al margen de este debate entre programas

Lo ocurrido con Alessandro Lecquio se entiende dentro de la estrategia de Telecinco por favorecer y beneficiarse de la recirculación y retroalimentación de temas en todos sus programas, sin importar qué productora esté detrás de éstos. De esta forma, la cadena da espacio a quienes defienden y a quienes ponen en duda el testimonio de Rocío Carrasco sin intención aparente de pronunciarse oficialmente a favor de ninguna de las partes, pues hasta la fecha, el único posicionamiento de Telecinco en todo lo relacionado con Rocío Carrasco ha sido el comunicado que Carlota Corredera leyó en pantalla durante la emisión del quinto episodio de la docuserie, mediante el cual la cadena lamentó haber tenido que sacar a la luz el informe médico de Rocío Carrasco que desmentía las dudas sobre su intento de suicidio.

Dudas que, como ya hemos dicho, fueron recogidas por Telecinco a través de tertulianos de distintos programas, los cuales se hicieron eco de unas informaciones publicadas por El Mundo. Por lo demás, Telecinco, como cadena, emite pero no opina sobre las reacciones que está generando la docuserie de Rocío Carrasco. Su postura, por ahora, es la de mantenerse al margen y que sean los protagonistas de sus programas los que hablen, sean de la productora que sean.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
stats