Y dieron palos de ciego con Anabel Alonso

El Langui y Jesús Vidal cocinaron con Tamara Falcó: "Este plato es como tú, aparentemente sencillo"

Tamara Falcó y Jesús Vidal en 'Donde viajan dos'
Tamara Falcó y Jesús Vidal en 'Donde viajan dos'

En una nueva entrega de 'Donde viajan dos', los anfitriones del programa se citaron con Tamara Falcó y Anabel Alonso para superar nuevos retos

La 1 emitió este viernes 25 de septiembre una nueva entrega de la segunda temporada de Donde viajan dos, el programa de aventuras, retos e inclusión que presentan Jesús Vidal y Juan Manuel Montilla El Langui. En esta ocasión, los viajeros de TVE pusieron rumbo al plató de Cocina al punto, donde se citaron con Tamara Falcó, conductora de este espacio gastronómico junto a Javier Peña.

Pero esta vez no fue la hija de Isabel Preysler quien cocinó, sino El Langui, que preparó una menú muy sugerente a base de carabineros: "Es un plato como tú, aparentemente sencillo pero que encierra algo más de lo que se ve a primera vista". "Oh, me gusta... profundidad, profundidad", comentó Tamara, que se mostró encantada con la receta: "Está realmente pensada para mí".

Vidal y El Langui pusieron rumbo después a la sede de la ONCE, en la que se encontraron con Anabel Alonso para 'dar palos de ciego'. Juan Manuel Montilla y la actriz se cubrieron el rostro con un antifaz y salieron a la calle para hacer la compra en el madrileño barrio de Chueca. "¿Hay personas?" preguntó Anabel para asegurarse de que no chocaba con nadie. "¡Cuidado, que he chocado con algo!", advirtió El Langui subido a su moto eléctrica. "¡Conmigo!", le espetó ella.

Anabel Alonso, con El Langui y Jesús Vidal
Anabel Alonso, con El Langui y Jesús Vidal

Se golpearon con las estanterías, tiraron algunos productos al suelo y les resultó casi imposible comprobar si estaban haciendo bien la compra. En el supermercado se encontraron con una mujer ciega que iba acompañada por sus dos hijas pequeñas. Ella les confirmó que, tal y como habían podido comprobar en este experimento, las tiendas y centros comerciales son un campo de minas para los ciegos: "Ellas me pueden echar una mano", explicó la señora, "pero una persona ciega no puede hacer la compra en un supermercado; se da la casualidad de que una lata de fabada es del mismo tamaño que una de comida para perros".

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba