Análisis / Opinión

'En el nombre de Rocío' afronta su paso a Telecinco entre varios interrogantes y un cambio fundamental

Imagen de 'En el nombre de Rocío'

Ha pasado año y medio desde que Telecinco estrenara Rocío, contar la verdad para seguir viva; la docuserie que supuso un antes y un después a la hora de abordar la violencia machista a nivel televisivo. En ella, Rocío Carrasco rompió su silencio haciendo público por primera vez el infierno que había sido su vida durante los últimos veinte años.

Rocío Carrasco presenta el salto de su docuserie a Telecinco: “Puede que me arrepienta de cosas que no he dicho”

Rocío Carrasco presenta el salto de su docuserie a Telecinco: “Puede que me arrepienta de cosas que no he dicho”

Coincidiendo con su última semana de emisión, en la que el formato producido por La Fábrica de la Tele ya se había convertido en todo un éxito de audiencias, Mediaset anunció que contaría con una segunda temporada. El resultado fue En el nombre de Rocío, una nueva producción en la que la hija de Rocío Jurado ha revelado con detalle la polémica relación que siempre mantuvo con su familia.

Una apuesta que tenía como reto mantener el listón de repercusión que su predecesora, pero a que a priori llega empañada por su confusa estrategia de lanzamiento. Pese a que el título supuso el principal acontecimiento de la pequeña pantalla en 2021, la compañía optó por ofrecerla “en exclusiva” a través de Mitele Plus, su plataforma de pago, en vez de programarla semanalmente en abierto, a excepción de sus dos primeros capítulos.

Así, los episodios 0 y 1 de la docuserie llegaron el pasado 16 de junio al servicio de streaming. Un día después, fueron estrenados igualmente en abierto, con los que lideró el prime time frente a La Voz Kids, reuniendo al 17.9% de cuota y 1.488.000 espectadores. Desde entonces, Mitele Plus continuó con su ritmo semanal hasta que Telecinco volvió a sorprender anunciando que En el nombre de Rocío sería una de sus bazas para este otoño. En cualquier caso, se esperaba que su desembarco al abierto llegara una vez sus 14 entregas llegaran a la plataforma.

A finales de agosto, el grupo dio un nuevo giro adelantando su desenlace en Mitele Plus, ofreciendo más de un capítulo a la semana. Así, pese a que estaba planteado que concluyera el próximo 16 de septiembre, el pasado viernes día 2 ya estaba disponible al completo. De esta forma, allanaba el camino para dar su salto definitivo a Telecinco, donde ya el mismo viernes ofreció su capítulo 2 dentro del Deluxe, sin generar demasiado ruido.

He aquí uno de los principales interrogantes que se abren en torno a su impacto a partir de ahora. Por el momento, este martes 6 de septiembre ofrecerá los episodios 3 y 4 (21:55h); y contará con un debate paralelo liderado por Sandra Barneda, que toma el relevo a Carlota Corredera como moderadora.

Pese a que los suscriptores son solamente una parte del público potencial de la docuserie, cabe dudar sobre si la nueva temporada alcanzará los números de su predecesora, que cosechó una media de 23.1% de share y 2.727.000 seguidores. Y no solo por la audiencia que ya haya seguido la producción a través de la plataforma de pago, sino por los testimonios de Rocío Carrasco emitidos de los que ya nos hemos hecho eco varios medios.

Una nueva guerra entre productoras, en el punto de mira

Como recordábamos, la docuserie original incluyó el valioso testimonio de Carrasco explicando su caso de maltrato a manos de su expareja, Antonio David Flores. Su relato fue premiado por el ministerio de Igualdad, recibió el apoyo de diversos políticos y, por encima de todo, sirvió para generar una conversación pública sobre las violencias machistas, todavía atravesadas por los estereotipos y el silencio social. Sus palabras permitieron que muchas mujeres se vieran reflejadas y detectaran conductas que hasta entonces tenían normalizadas; y puso sobre la mesa conceptos desconocidos.

No obstante, y como ya denunciamos, su tratamiento televisivo contó también con una cara 'B'. Mediaset acabó optando por rodear la emisión de un show que empañó su mensaje y la convirtió en un enfrentamiento ante las cámaras de productoras (La Fábrica de la Tele, responsable de Contar la verdad para seguir viva y Sálvame; y Unicorn Content, encargada de El programa de Ana Rosa y Ya es mediodía), así como sus protagonistas (Rocío Carrasco, Rocío Flores, Olga Moreno y, sin aparecer, Antonio David Flores).

El cómo vayan a reaccionar ahora los formatos de ambas empresas ofrecidos dentro de la misma cadena es otra de las preguntas que se quedan en el aire; ya que, de hecho, en las últimas entregas El programa de AR prefirió ni hacer mención a lo revelado en las últimas semanas de Rocío, contar la verdad para seguir viva.

Más allá de la guerra entre ambas productoras, es probable que el título vuelva a generar revuelo también a nivel social. Ya ocurrió con la primera parte, donde además de numerosos mensajes de apoyo, hubo quienes acusaron a Carrasco de haber todo su silencio “por odio o por dinero”.

“Emplean el argumento fácil para el que no tiene otro al que agarrarse (...). Es lo que se usa cuando te vienen de frente, te dan un hostiazo y no tienes forma de rebatirlo. Es la única argumentación de los mediocres que no tienen una forma de contrarrestarlo”, valoró ala afectada en la presentación del programa celebrada este lunes.

“Me encuentro con una Rocío distinta a la de entonces”

Uno de los grandes alicientes de En el nombre de Rocío es la evolución que ha experimentado su protagonista desde la primera tanda. Anaís Percebes, directora de ambos formatos, avanzó en la citada rueda de prensa que, dos años después de haber llamado a su puerta, “me reencuentro con una Rocío distinta (...). Es una mujer diferente. Gracias a ello ha podido enfrentarse a este temporada con mucha más entereza, de forma concisa y contundente”.

Nada más lejos de la realidad, ya que en el capítulo 11 llegó a referirse a sus familiares como "ineptos". Todo ello después de asegurar que buena parte de ellos, incluidos sus tíos Gloria Mohedano y José Antonio Rodríguez, le han intentado perjudicar con cada paso que han dado desde que murió Rocío Jurado. “Todos son iguales, se les ha ido el núcleo que les daba de comer”, insistió Carrasco ante las cámaras de Mediaset.

En la misma línea de determinación se mostró en la presentación, donde afirmó que “En el nombre de Rocío es simple y llanamente la contestación a muchos años de mentiras”. “No me arrepiento de nada de lo que he dicho. Puede que lo haga de cosas que no he dicho”, añadió, “legalmente no me ha limitado nada ni nadie. Sé donde están mis límites”. Por último, advirtió de que “la Rocío de hoy está aquí, esperando sin ningún tipo problema al que quiera venir a confrontar”.

Pedro Carrasco, protagonista de los nuevos episodios

La figura de Pedro Carrasco, padre de Rocío Carrasco y primer marido de Rocío Jurado, será el protagonista del primero de los dos episodios de la docuserie que Telecinco emite este martes. Con el título En el nombre de Pedro, rendirá homenaje al que fuera campeón del mundo de boxeo. También se referirá a él como padre, su presencia como uno más en la familia tras poner fin a su matrimonio con la cantante y la influencia que tuvo en su vida la aparición de Raquel Mosquera, con quien acabó casándose en 1996. Por último, revelará cómo fue la última conversación que tuvo con él antes de su muerte.

La segunda entrega partirá desde su fallecimiento el 27 de enero de 2001 a causas de un infarto, dado que generó las primeras diferencias en parte de la familia con su viuda, especialmente por su herencia. Rocío relata cómo en medio de estas desavenencias su ya entonces ex marido puso en marcha una guerra judicial y mediática contra ella.

Etiquetas
stats