Opinión

Entretenimiento televisivo, gracias por volver a hacerte fuerte porque te necesitamos

Entretenimiento televisivo, gracias por volver a hacerte fuerte porque te necesitábamos
Entretenimiento televisivo, gracias por volver a hacerte fuerte porque te necesitábamos

Aunque realmente nunca se fue, el entretenimiento dio un paso al lado para que las cadenas pudieran esforzarse en informar. Pero el paso de los días de confinamiento nos ha hecho darnos cuenta de lo que necesitamos evadirnos, y las cadenas han sabido reaccionar para volver a hacerle hueco.

Los españoles llevamos ya 11 días confinados para cumplir las restricciones del estado de alarma que decretó el Gobierno el pasado sábado 14 de marzo. Una lucha radical y total contra la pandemia del coronavirus que se mantiene y que ha hecho que esa medida sea ampliada quince días más, mínimo hasta el 11 de abril.

Los primeros días parecimos no ser conscientes de la situación, y por eso las redes sociales se llenaron de bromas desde los balcones o dentro de las casas, y algunos incluso por la calle aún con el riesgo de ser multados. Pero a medida que han avanzado las jornadas, la concienciación personal de lo que nos estamos jugando ha ganado la partida con un mensaje claro: Quédate en casa.

Desde el primer momento todas las cadenas en abierto reaccionaron con una apuesta total por la información. Suprimiendo algunos programas para centrarse casi las 24 horas en hablar de la actualidad, o transformando los contenidos de los habituales para dar cobertura al coronavirus. El resultado fue que parecía que toda la televisión, casi 24 horas al día, era monotemática. Por más que se buscaran distintos enfoques e historias.

TVE suprimió en La 1 'Los Desayunos', 'A partir de hoy' y 'Corazón' para ampliar la duración de 'La mañana'. Y por la tarde también prescindió de 'El Cazador' para dar más espacio a 'España Directo', además de apostar por tres boletines informativos diarios. Mediaset, más por causa de directos, también ha prescindido de 'Mujeres y hombres y viceversa' y de 'La habitación del pánico' en Cuatro. Mientras que Telecinco sí ha mantenido su parrilla, pero adaptándola a informar sobre el coronavirus incluso por las tardes en 'Sálvame'. Estrategia similar a la que ha seguido Atresmedia tanto en Antena 3 como en laSexta, volcándose en la información en sus magacines pero manteniendo sus parrillas diarias a excepción de dos apuestas tan importantes como 'El Hormiguero' y 'El Intermedio' y otra como 'Zapeando'. A lo que se había sumado ya Mega, por el parón del deporte, con 'El Chiringuito de Jugones'.

La televisión acertó al centrarse en informar...

Desde el lunes 16 de marzo, aún con los ánimos muy altos y quizás sin ser conscientes de lo que vivíamos, la información se hizo con la televisión. Y aunque seguía habiendo concursos matinales como 'La Ruleta de la Suerte' y 'El concurso del año', seriales en La 1 y Antena 3 y concursos de tarde como 'Boom' y 'Ahora caigo', la sensación era que en ella sólo se hablaba del coronavirus.

Todas las cadenas hicieron lo que tenían que hacer, ser un servicio público de información estando al pie de la actualidad. Y la audiencia, confinada en su casa, les dio la razón con récords históricos de consumo toda la semana y repartiendo máximos para los programas. La televisión se centró en la información porque era lo que el momento histórico requería, y lo que el público demandaba. Acertó, por lo tanto, y es de agradecer sus esfuerzos para cubrir la actualidad aunque se generasen imágenes paradójicas en pantalla.

El cambio ha sido que, con el paso de los días, ya sí somos plenamente conscientes de lo que vivimos, ya no hay bromas en la calle, y hay menos en los balcones y las casas. Lo que más nos une es ese aplauso diario a las 20:00 horas por los sanitarios, que además de expresar el agradecimiento deja claro cómo ya sabemos lo que todos nos jugamos. Y es entonces cuando echamos de menos el entretenimiento para poder evadirnos sin salir de casa.

Máximo Huertalo expresaba este domingo día 22 de forma resumida en un tuit que tuvo mucho impacto: "Creo firmemente en la información, es mi oficio y lo defiendo con uñas y dientes. Pero también creo en la evasión, en el entretenimiento televisivo. Y ahora vivimos un momento en el que nuestros mayores necesitan poder evadirse de una realidad que les golpea más que a nadie".

Y hace apenas unas horas, con un vídeo tipo selfi, otra profesional televisiva como Minerva Piquero se ha situado en la misma línea, pidiendo a las cadenas que piensen en cómo los ancianos, muchos de ellos solos en casa y sin tanta posibilidad de acceso a la tecnología, se aterrorizan al ver las noticias y que ellos pueden ser los grandes afectados: "Es tan triste ver en la cara de los mayores cómo se sienten cuando ven estas noticias...".

...Pero ahora también necesitamos entretenimiento

 La televisión ha sabido verlo. Si la semana del 16 al 22 de marzo será recordada por el despliegue en todas las cadenas por el coronavirus, esta que vivimos del 23 al 29 de marzo vuelve a querer acompañarnos y entretenernos.

Y la gente también lo agradece. 'El Hormiguero' volvió este lunes, y lo hizo con su programa más visto del año. 'Zapeando' también regresó con su mejor dato de espectadores desde enero de 2017. 'El Intermedio' destacó, como 'El Chiringuito', y jamás tantos espectadores habían visto una entrega de 'Aruser@s'. 'Maestros de la costura' vivió su mejor noche de la edición. Los máximos de consumo no sólo van a los informativos y programas de actualidad: los españoles ya quieren entretenerse. Lo necesitan para evadirse de la dura realidad que cada día reflejan los medios, incluida la televisión.

Por eso se agradece que se abran nuevas ventanas como 'Todos en casa', 'Muévete en casa' o 'Un doctor en mi casa', y la audiencia sabe premiar las intenciones hasta con programas que estaban en un cajón sin muchas esperanzas de brillar como 'Juegos sin fronteras', que lideró la noche del lunes.

La televisión ha sabido leer la necesidad del confinamiento y vuelve a apostar por el entretenimiento, que ahora mismo es tan necesario como la información. Sólo queda esperar que la realidad eche una mano y permita que la cobertura televisiva baje el grado de alarmismo para que especialmente nuestros mayores dejen de sentir miedo al encenderla. Que además de conseguir entretenerse, puedan informarse sin que se convierta en un desafío a sus nervios y a su pena.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba