Especial

'Entrevías' y otros siete guiños cómplices “de serie a serie” por sus protagonistas

Entrevías y otros guiños cómplices "de serie a serie"

Lorenzo Ayuso


Entrevías está resultando un bienvenido éxito para Telecinco desde su estreno, cogiendo el testigo de lo que fueron en su día otras grandes ficciones en abierto como El Príncipe y Vivir sin permiso (en menor medida durante su segunda temporada). Lo curioso es que las tres comparten equipo creativo y artístico en buena medida, lo que dio pie a un simpático momento durante el primer episodio, en el que Luis Zahera y José Coronado tienen una suerte de dèja vu, a cuenta de lo vivido en Vivir sin permiso.

'Friends' vuelve a ser censurada en China, ahora por escenas con contenido LGTBIQ

'Friends' vuelve a ser censurada en China, ahora por escenas con contenido LGTBIQ

Ese momento nos sirve para recordar otros similares que hemos podido ver con el paso de los años en series nacionales y foráneas, momentos en los que los guionistas y realizadores apuran la circunstancia del reencuentro entre viejos conocidos; o exprimen la popularidad de alguno de sus actores con easter eggs de proyectos previos destinados a los fans más acérrimos de estos. Aprovechamos la circunstancia, así, para reunir unos cuantos guiños en las páginas de verTele... Un momento: no habremos hecho esto antes, ¿verdad?

De 'Entrevías' a 'Vivir sin permiso'

Empezamos por el más reciente, por el que da pie a este hilo de complicidades, visto en el primer episodio de Entrevías, la nueva producción de Aitor Gabilondo para Mediaset. José Coronado y Luis Zahera, que entablaran una estrecha e incorruptible relación como cacique y mano derecha, respectivamente, en Vivir sin permiso, se encontraban en un nuevo escenario y con nuevos roles, Tirso y Ezequiel, ahora distanciados.

“¡Ey! ¿Yo a ti de coño te conozco?”, preguntó el personaje encarnado por Zahera, un policía corrupto que llama a la puerta del ferretero encarnado por Coronado. “No sé, tengo mala memoria”, respondió éste, haciendo alusión al alzhéimer que padecía Nemo Bandeira, su alter ego en el melodrama criminal de Alea Media.

De 'La que se avecina' a 'Aquí no hay quien viva'

Durante la larga vida de La que se avecina han sido continuados las citas y referencias a Aquí no hay quien viva, su antecesora. Especialmente cuando se han terminado de incorporar actores de la comedia de Antena 3 a la de Telecinco. Véase como ejemplo la entrada en escena de Fernando Tejero en la sexta temporada: en su llegada a Montepinar, en el episodio Un onanista, un niño robado y una antorcha humana, Fermín Trujillo se cruza con Enrique Pastor (José Luis Gil), quedando ambos desconcertados, como si se conocieran, tal vez de otra vida ficticia.

Tejero protagonizó otro instante similar en el episodio Unas mariposillas, una multiorgásmica y una varicela asesina (8x10), cuando su personaje sufre otro “déjà vu de esos” al quitarle a Coque (Nacho Guerreros) la fregona y ponerse a fregar en su lugar: “Yo he sido portero en otra vida. Así, como en un sitio muy antiguo, con tres viejas”.

Como estos, han sido varios los guiños, aunque el más celebrado será el del comienzo de la décima temporada, Un depredador africano, una muñequita rusa y una noche chochete-free. La vuelta a la comunidad de Fina (Petra Martínez) lleva a Berta (Nathalie Seseña) a exclamar que “¡Aquí no hay quien viva!”. “Aquí no, aquí no”, apostilla Coque, replicándose así la sintonía de la mítica ficción de los hermanos Alberto y Laura Caballero en Atresmedia.

De 'Servir y proteger' a 'Amar es para siempre'

Otro guiño curioso lo podemos encontrar en la comisaría de Servir y proteger, que quiso dejar buena cuenta de la relación más que cordial que existe entre seriales diarios. Casi se diría que de consanguinidad, a tenor del momento vivido hace relativamente poco, en el episodio 1.019 de la ficción policíaca producida por Plano a Plano, que se emitió a comienzos de agosto en TVE.

Lidia (Thais Blume) acude al pub Moonlight, que acaba de comprar su hermana Beatriz (Lucía Martín-Abello), en compañía de otra agente de la comisaría, Yolanda (Natalia Rodríguez). Cuando la ahora empresaria hostelera y la policía se ven las caras, ambas tienen una reacción similar, como si se conocieran. “El caso es que me suenas de algo, no sé de qué. Igual de otra vida”, le dice Beatriz a Yolanda, que asiente: “Puede ser”. Lo cierto es que Martín-Abello y Rodríguez habían coincidido varias temporadas en Amar es para siempre, dando vida a María y Leonor, dos de las hijas de Manolita y Marcelino.

De 'Friends' a 'Loco por ti'

Si saltamos a la escena internacional, podemos encontrarnos otros ejemplos igual de curiosos, como este de la sitcom Loco por ti, que conecta con Friends. Lisa Kudrow es el hilo que une a ambas sitcoms de NBC: antes de hacerse con el papel de Phoebe Buffay, la actriz tenía un papel de reparto en la comedia romántica de Paul Reiser y Helen Hunt, donde daba vida a Ursula, que luego se descubrió como la gemela de la famosa “amiga” televisiva. Era la forma que tuvieron los guionistas de Friends de explicar que la intérprete apareciera en las dos series al mismo tiempo. Pero también la manera de la cadena de plantear que sus ficciones de éxito -a estas dos habría que sumar Seinfeld- convivían en una suerte de mismo universo.

La primera aparición de Ursula en Friends, en The One with Two Parts: Part 1, sirvió para explicar que la actriz estuviera en ambos proyectos y dio pie a un guiño: Jamie (Hunt) y Fran (Leila Kenzle) acudían al Central Perk de forma casual y se encontraban con Phoebe, a la que tomando por su gemela camarera, le hacían un pedido de la cafetería. Phoebe se queda desconcertada y se marcha, dejándolas con la palabra en la boca; pero lejos de extrañarse, su reacción les sirvió a las dos “visitantes” para reafirmarse en que habían estado con Ursula, el personaje que, hasta ese momento, pertenecía a Loco por ti.

De 'The Office' a... 'The Office'

En una línea similar a este anterior tenemos este momento correspondiente a la séptima temporada de la versión estadounidense de The Office, en el que Michael Scott (Steve Carell) tiene un breve encuentro con David Brent, el personaje principal de la versión británica original de la serie, a cargo de Ricky Gervais. Si bien en ningún momento se presenta con su nombre al personaje, es más que evidente que se trata de aquel papel que propulsó la popularidad de Gervais, a la postre creador y director de The Office matriz.

Ambos se encuentran de forma fortuita en unos ascensores, lo que da pie a un divertido momento en el que Scott intenta imitar el acento británico de Brent; mientras este acaba pronunciando una de las frases favoritas del yanqui: “Eso dijo ella”. Un instante de conexión entre ambos jefes de oficina que culmina con un abrazo.

De 'Castle' a 'Firefly'

Si hablamos de referencias entre series, hemos de citar a Nathan Fillion como todo un experto. Castle fue la ficción que le dio popularidad internacional tras años de figura de culto por su protagonismo en Firefly, la space opera de corta vida televisiva, pero luego hábilmente recuperada en formato cinematográfico, de Joss Whedon. Durante sus ocho años en el procedimental policíaco de ABC, el actor se aseguró de traer a viejos compañeros de reparto de la citada serie ci-fi para resolver (o cometer) crímenes. Es el caso de Summer Glau, Jewel Staite, Gina Torres o Adam Baldwin, que tuvieron arcos episódicos o recurrentes en el show.

Ahora bien, ningún guiño resultaría más explícito que el que realizó durante la segunda temporada, aprovechando la temática anual de Halloween. El episodio Vampire's Weekend (2x06) comienza con un rápido montage en el que el escritor Richard Castle se disfraza del aguerrido Mal Reynolds, el capitán de la nave Serenity de Firefly. “¿De qué se supone que vas?”, le pregunta su hija Alexis (Molly C. Quinn), al verle desenfundando un revólver. “¡De cowboy del espacio!”. Alexis, entonces, le replica: “¿No llevaste ese mismo traje hace cinco años?”. Cinco años antes, en efecto, Fillion había estado rodando Serenity, la continuación en forma de película de la ficción televisiva, dirigida por el propio Whedon.

De 'Cómo conocí a vuestra madre' a 'Un médico precoz'

La carrera de Neil Patrick Harris comenzó siendo él apenas un niño en la segunda mitad de los ochenta, y no tardó en hacerse popular como el prodigio de Un médico precoz, una ficción médica que le granjeó incluso una nominación al Globo de Oro en 1991, cuando aún contaba con 18 años (no era ni siquiera la primera que recibía, pues ya consiguió otra con su debut, el filme El corazón de Clara, tres años antes). Ya entrado en la adultez, su fama mundial quedó consolidada con su rol de Barney Stinson en Cómo conocí a vuestra madre, donde hubo espacio para reconocer sus méritos pasados.

Al final del episodio The Bracket (3x14), emitido en 2008, Barney escribe una entrada de blog mientras suena de fondo la sintonía de la serie médica. Incluso los movimientos de cámara que realizan sobre el actor, ante la computadora, son similares a los de la cabecera de aquella. Aquí podemos comparar ambos fragmentos.

De 'Call Me Kat' a 'Blossom'

Terminamos con otro bien reciente, que ha tenido lugar a comienzos de año. Call Me Kat, el nuevo proyecto de Mayim Bialik después del final de Big Bang Theory comenzaba su segunda temporada con, más que un guiño, un evento en torno a la serie que dio fama a la actriz a principios de los años noventa, cuando era una adolescente: hablamos, claro, de Blossom, cuyo reparto se reunió en la primera entrega de la temporada. Lo hizo, eso sí, con una curiosa vuelta de tuerca.

Joey LawrenceMichael Stoyanov y Jenna von Oÿ, que dieron vida a Joey Russo, Anthony Russo (hermanos de Blossom) y Six (la mejor amiga de la joven), aparecían en la sitcom haciendo de versiones ligeramente paródicas de sí mismos. Acudían al pueblo de Kat para participar en un torneo de golf benéfico, y el encuentro con la protagonista era desconcertante: “Estos salían en mi serie de televisión favorita siendo joven”, dice el personaje principal interpretado por Bialik. De este modo, en el universo de Call Me Kat existe también la propia Mayim Bialik como una entidad diferente a Kat... Por más que nadie se fijase en el parecido entre ambas.

Etiquetas
stats