Análisis

'Entrevías' sorprende y reabre la esperanza de las series en abierto

José Coronado, en el primer capítulo de 'Entrevías'

Pedro Zárate


El estreno de Entrevías ha sido como viajar al pasado. Como retroceder a una época de mayor esplendor para las series españolas en abierto y en el que éstas no solo eran un contenido tan potente como cualquier otro a nivel de audiencias, sino también un acontecimiento en sí mismo.

'Entrevías' (19.7%) triunfa en su estreno en Telecinco con un dato de otra época para las series en abierto

Audiencias | 'Entrevías' (19.7%) triunfa en su estreno en Telecinco con un dato de otra época para las series en abierto

Precisamente esa palabra, “acontecimiento”, fue la que utilizó el martes Jorge Javier Vázquez para definir el estreno de la nueva ficción de Mediaset. Lo hizo en presencia de su protagonista, José Coronado, que esbozó una sonrisa cuando el presentador de Sálvame se refirió a él como “el talismán de las series de Telecinco”. Razón no le faltaba, desde luego, pues no son pocos los éxitos que acumula el actor madrileño desde que comenzara su largo idilio con la cadena a finales de los 90.

El de Entrevías apunta a ser el siguiente en la lista tras reunir en su estreno a un 19.7% de cuota y 2.183.000 espectadores. Unas cifras imponentes cuya explicación va más allá de la comentada presencia de Coronado o el despliegue realizado por Telecinco, pero que sin duda se entienden a partir de ambos factores. Más difícil de entender es que estos registros se hayan producido en un contexto como el actual, tan adverso para los intereses de las series españolas en abierto. Lo analizamos todo a continuación.

'Entrevías', un estreno de los de antes

Entrevías no era un estreno más para Telecinco, y así lo demostró la cadena de Mediaset con su estrategia de promoción y programación. El grupo de Fuencarral organizó para la ocasión un lanzamiento a la vieja usanza, siendo precisamente Telecinco la primera ventana de emisión de su nueva serie. Algo que no ocurría desde la primera temporada de Señoras del (h)AMPA, lanzada con más éxito si cabe que Entrevías en el verano de 2019.

Desde entonces, todas las apuestas de ficción de Mediaset habían llegado a Telecinco o Cuatro, según el caso, meses después de ver la luz en Amazon Prime Video. Así ocurrió con Caronte, Madres y las nuevas temporadas de La que se avecina, El Pueblo y la propia Señoras del (h)AMPA, todas ellas cosechando irregulares audiencias debido a esta estrategia. Otras, como Desaparecidos, ni siquiera han llegado aún a la parrilla.

Con Entrevías, en cambio, Mediaset decidió 'volver' al pasado, apostar por su estreno en primicia -los capítulos llegarán más adelante a Netflix- y hacer del primer capítulo todo un evento en una época en la que ya no se hacen apenas eventos alrededor de una serie española en abierto. “Para la gente que le gusta la ficción, [con las plataformas] tiene una disponibilidad completa y total, cosa que la televisión lineal no da. Por eso intentamos que nuestra ficción sea siempre un evento. Y esto debería ser un reclamo para que el público diga que se queda en casa”, explicaron al respecto desde la compañía en la presentación de la serie.

Coronado y Rocío Carrasco, un tándem 100% Telecinco

Por ello, José Coronado estuvo muy presente la semana del estreno en los programas de Telecinco y la cadena sobreimpresionó en pantalla una cuenta atrás con las horas que quedaban para la emisión del episodio, poniendo así su lanzamiento a la altura del estreno de un reality.

Pero lo más importante que hizo Telecinco por Entrevías fue proteger su debut con un telonero a la altura. Para ello se decantó por otro estreno, el de Montealto: regreso a la casa, el nuevo especial de Rocío Carrasco, que cumplió su cometido al congregar a casi 2 millones de espectadores antes de la serie. La elección no fue casualidad, pues con su apuesta, Telecinco juntó en una misma noche a dos de los nombres más queridos por su público; ya sea en el último año, como ocurre con Rocío Carrasco, o desde hace décadas, como sucede con José Coronado, seguramente el actor más querido por los espectadores del canal.

“Bueno, llevo aquí unas cuantas series. Empecé aquí con Periodistas hace 8.000 años, pero sí, llevamos una buena trilogía con El Príncipe, Vivir sin permiso y ahora llega Entrevías”, comentó el intérprete en su ya mencionada visita a Sálvame. Con 'trilogía' se refería a las tres series de Aitor Gabilondo que él ha tenido la oportunidad de protagonizar en Telecinco. Las dos primeras (El Príncipe y Vivir sin permiso), con gran éxito de audiencia, de ahí que Telecinco decidiera poner toda la carne en el asador con esta tercera al ver que tenía otro potencial triunfo entre manos. Gabilondo ha ejercido en este caso como productor ejecutivo de una serie que David Bermejo firma como creador.

Los modelos de emisión de los tres grandes grupos

Y de momento lo está siendo, pues el debut de Entrevías (19.7% y 2.183.000 espectadores) es el mejor estreno de la temporada de una serie española en abierto, el de mejor cuota desde junio de 2019 (Señoras del (h)AMPA debutó con un 20.9%) y el más seguido desde el primer capítulo de La cocinera de Castamar (2.416.000) en abril del pasado año. La serie de Antena 3 alcanzó esa cifra pese a competir nada menos que contra el estreno de Supervivientes 2021. Entrevías, sin embargo, no tuvo apenas competencia, siendo la serie turca Inocentes (11.6%) la única alternativa que superó el millón de espectadores y el doble dígito de share.

Con esto no queremos quitar mérito alguno a la serie que aquí nos ocupa, cuyo primer episodio ha sido más visto que 11 de las 12 galas de La isla de las tentaciones 4 y que cualquiera de las galas emitidas de Secret Story en sus dos ediciones, lo que sin duda supone un giro sorprendente para el modelo de Mediaset, que en los últimos tiempos había dejado la ficción propia en un segundo plano en favor de otros contenidos. No obstante, poniendo en contexto los estrenos de Entrevías y Castamar, vemos que una serie española puede firmar un buen estreno sin competencia o enfrentándose al rival más potente. Y esto evidencia que no hay casi nada escrito con el lanzamiento de las series en abierto, como se puede apreciar con los modelos de emisión de los tres grandes grupos.

Atresmedia, por ejemplo, está viendo que Mentiras aguanta bien la noche del miércoles a pesar de llevar más de un año disponible en Atresplayer Premium. Y La cocinera de Castamar completó su emisión con buenas cifras pese a comenzar su aventura en dicha plataforma, saltar varios capítulos después a Antena 3 y ver cómo Netflix subía cada capítulo el día después de su emisión en lineal. En cambio, ficciones como El Nudo, y en menor medida La Valla, pasaron por la parrilla con más pena que gloria.

Con las series de TVE, en cambio, la tendencia es más evidente. Ninguna pega fuerte en lineal, pero todas destacan en diferido gracias a la gratuidad de su plataforma RTVE Play, donde ficciones como Ana Tramel protagonizaron los titulares que no obtuvieron en abierto. Y en lo que respecta a Mediaset, la compañía 'pasa' de Mitele Plus a la hora de lanzar sus series, optando en su defecto por cerrar acuerdos con plataformas como Amazon Prime Video, Disney+ y Netflix, como ocurre con esta última en el caso de Entrevías.

En resumen, que estrenos como el de Entrevías -que aún tiene que pasar el reto de la segunda semana- o trayectorias como la de La cocinera de Castamar evidencian que la ficción española aún puede funcionar en abierto y que, por mucho que los inviten a pensar lo contrario, su 'muerte' aún no es absoluta. A veces solo basta con volver al pasado para demostrarlo.

Etiquetas
stats