Cristina Castaño volverá próximamente a la televisión de la mano de Toy Boy, su nueva serie para Antena 3. Tras desplegar su vis cómica en La que se avecina primero y Cuerpo de élite después, la actriz aborda ahora un nuevo registro con el que se muestra encantada.

"Macarena es un personaje que viene cargado de regalos, y los estoy disfrutando mucho", declara a Vertele durante la visita al rodaje hace unas semanas en Málaga. "Es un registro totalmente nuevo", avanza la gallega, que describe su papel como "una mujer de negocios muy potente que se mueve en altas esferas de poder, un tiburón".

Un perfil de personaje, asegura, que "estamos más acostumbrados a verlo en hombres... es la líder de una empresa familiar, y es ella la que tiene un amante joven y la que le hace regalos. Es interesante para mí como actriz contar eso", añade al respecto. Esa faceta se compagina en la pantalla con la maternal, pues tiene un hijo de 17 años por el que se siente en ocasiones culpable.

Pero el giro de Castaño en este proyecto no se manifiesta únicamente en el registro actoral, también a nivel físico. "Me han cambiado la imagen por completo. De hecho, algunos compañeros no me han reconocido en el tráiler y César Benítez, el productor, me ha dicho que hay gente que no me va a reconocer, que no va a saber que soy yo por el cambio físico y por el acting", señala.

"No he abandonado la comedia, pero en TV necesitaba un personaje más dramático"

"Este cambio es algo que estaba buscando, que pedía como actriz", confiesa Cristina Castaño al respecto, asegurando que ha llegado a rechazar propuestas laborales por tener en mente algo diferente: "Me han ofrecido otras comedias en televisión y no las he querido hacer porque buscaba algo así, contar otras cosas como actriz y que otros personajes me trajesen cosas nuevas. No he abandonado la comedia, pero en televisión necesitaba un personaje más dramático".

Al margen de cumplir su voluntad como actriz, la protagonista de Toy Boy afirma que la serie "tiene muchísimos factores para llamar al gran público porque cuenta muchas cosas diferentes. Por un lado es un thriller con una trama que mantiene al espectador pegado a la pantalla para saber quién es el culpable y qué es lo que está pasando".

Por otro, la calidad visual: "La imagen es preciosa. Estamos rodando en Málaga, que tiene una luz muy bonita y el director de fotografía está haciendo una labor maravillosa. Es una gran apuesta de la cadena y la productora".

"Toy Boy juega mucho con el erotismo, pero no es explícito"

A estos factores se suman los 5 strippers protagonistas, a los que también considera un atractivo más del protecto. "La serie tiene un punto erótico y sexual que va a llamar mucho la atención, es bonito ver esa belleza en pantalla".

En ese sentido, la gallega explica que "no estamos habituados a conocer a los personajes de un punto de vista más íntimo", y que "en Toy Boy se han atrevido a contar intimidades de los personajes, que creo que da mucha información sobre cómo son". Pese a ello, matiza que la ficción "juega mucho con el erotismo, pero no es explícito, está contado de una manera muy elegante y muy cuidada".

Por último, Cristina Castaño considera a la serie que produce Plano a Plano como "una apuesta diferente por el tipo de contenido", y se muestra confiada a que "no solo funcione a nivel nacional, sino que al estar Netflix de por medio tenga una salida también internacional".

Etiquetas
Publicado el
stats