Así fue la entrevista en 'Mi casa es la tuya'

“Hubo una época de 'Sálvame' en la que no podía más, no quería ir a trabajar”

Jorge Javier con Bertín en 'Mi casa es la tuya'

Redacción

Bertín Osborne reabrió este viernes las puertas de Mi casa es la tuya con su mejor dato de los últimos dos años en audiencias gracias a un invitado que suscitó gran interés: Jorge Javier Vázquez. El presentador de Supervivientes y Sálvame recibió en su chalé a su compañero de cadena por partida doble para hablar sobre los episodios más importantes de su vida, incluido el ictus que sufrió en marzo.

'Mi casa' (19.2%) se revaloriza a lo grande con la biografía de Jorge Javier

'Mi casa' (19.2%) se revaloriza a lo grande con la biografía de Jorge Javier

La entrega, que se grabó tanto antes como después de la intervención médica, mostró a un Jorge Javier abierto con Bertín y cómplice con Mari, su madre, que también tuvo protagonismo destacado.

Empecé a escuchar, 'grave', 'importante', no sé… creo que incluso llegue a escuchar la palabra 'morir”, comentó el presentador sobre el momento de la operación. “Yo veía las caras de los médicos y eran un poema. Los veía intranquilos… yo me quedé en shock”. Pese a ello, aseguró que “nunca tuve sensación de peligro o de que había llegado mi momento”.

Más allá de este episodio, la entrevista se centró tanto en momentos personales de la infancia del conductor de Sálvame como en sus pasos profesionales más relevantes. Sobre lo primero, Jorge Javier recordó desde sus años en Aquí hay tomate hasta sus tiempos más complicados al frente del magacín de tarde que todavía presenta.

Del 'Tomate' a 'Sálvame': sus momentos más complicados en TV

Pese a que aseguró estar en “el mejor momento” de su vida, Vázquez confesó que para él “la época de Aquí hay tomate fue muy convulsa y muy dura”. “Empecé a dejar de ir a sitios porque me encontraba a gente de la que hablábamos en el programa, y probablemente habíamos hablado mal. Para evitar pasarlo ya no iba”, apuntó.

El presentador aseguró que al principio, el formato rosa que condujo durante 5 años junto a Carmen Alcayde “fue muy apasionante porque empezó como un programa de humor. Creo que marcó una época en la historia de la televisión por la manera de contar las historias, pero lo que empezó como una gracia, la gente se fue acostumbrando y nosotros teníamos que darles un poco más. Me pasó factura”.

En ese sentido, aseguró que en esos momentos “no entendía lo que estaba sucediendo. Piensas que cuando la audiencia te ve estás legitimado, y no. Aunque te vean te pueden odiar, y eso yo no lo sabía”. Fue por ello por lo que sintió alivio cuando le confirmaron que la etapa se terminaba: “Me quedaba sin trabajo, pero fue una alegría”.

Su otro momento más complicado en televisión fue ya en el espacio que produce La Fábrica de la Tele: “Hubo una época de Sálvame en la que no podía más, no quería ir a trabajar. No me gustaba la deriva que estaba tomando el programa, creía que habíamos perdido el humor y que era muy alejado a lo que empezó siendo”, confesó a Bertín en la entrevista.

Fue entonces cuando pidió ayuda: “En esta vida me ha salvado el instinto de superviviencia. He acudido a profesionales y a psicólogos para hacer terapia”, desveló.

“Mi padre decía que prefería un hijo muerto antes que maricón”

Sobre su infancia, Jorge Javier relató cómo fue la relación con su padre, fallecido cuando era joven. “Era muy estricto, severo, con un profundo sentido de la justicia. Conmigo fue muy duro”, confesó.

Pero, a pesar de todo, dijo que no le guarda ningún tipo de odio ni resentimiento. “Siempre fue muy duro conmigo y yo siempre tuve la sensación de que le defraudaba. Yo era el marica del bloque. No podía hablar con nadie de lo que sentía (…) Mi padre decía que prefería un hijo muerto antes que maricón”.

Etiquetas
stats