Vertele, en el acto

La emoción de Blas Cantó, "feliz" antes de viajar a Eurovisión 2021: "Estoy realizando la actuación de mi vida"

Blas Cantó, antes de viajar a Rotterdam

RTVE enciende por fin los motores para poner rumbo a Eurovisión 2021. Blas Cantó se ha despedido de la prensa antes de partir hacia Rotterdam, donde defenderá la candidatura española con Voy a quedarme en la final del certamen, que se celebra el 22 de mayo, con un acto celebrado en el Teatro Monumental y presentado por los comentaristas Tony Aguilar y Julia Varela, en el que hemos podido disfrutar de un pequeño concierto como aperitivo.

Eurovisión 2021 se celebrará finalmente con público limitado, en asientos y sin mascarillas

Eurovisión 2021 se celebrará finalmente con público limitado, en asientos y sin mascarillas

El artista murciano ha interpretado, en este orden, I’ll star, la versión en ingles de su tema Voy a quedarme; La bohème, su single Él no soy yo, In your bed (su primera canción en solitario) y por, último, Voy a quedarme. Una balada esta, compuesta junto a Leroy Sánchez, Daniel Ortega 'Dangelo' y Dan Hammond, con la que Cantó asegura "cumplir el sueño que tuve de niño cuando participé en Eurojunior": "Gracias a TVE por hacerlo realidad".

"Ir del estadio al hotel es lo que habría querido hacer en una situación normal"

El cantante tiene por delante casi dos semanas de gran intensidad: la comitiva española viajará el día 12 de mayo rumbo a Rotterdam y al día siguiente tendrá lugar el primer ensayo en el Ahoy Arena de Rotterdam. No obstante, él se muestra preparado para afrontar los acontecimientos y la presión: "Soy muy metódico, tengo cierta obsesión por tener siempre la voz bien. Trabajo para estar cada día con mi voz en su sitio", asevera Cantó, cuyo mayor miedo "era llegar a Eurovisión y tener que estar de fiesta". "Para mi ahora es mas "fácil" porque ir del estadio al hotel es lo que habría querido hacer también en una situación normal", dice aludiendo a las restricciones especiales que se han establecido ante la pandemia del coronavirus.

En cualquier caso, reconoce que el último año ha sido "un shock": "Aunque siempre he estado expuesto, no lo estaba de esta manera", comentaba sobre el foco extra que supone esta responsabilidad que ya iba a haber asumido en 2020, antes de que la crisis sanitaria global motivara la cancelación extraordinaria del festival: "Me he tenido que preparar psicológicamente durante este año porque no sabía que Eurovisión era así, que todo el mundo opinaba de todo".

"Tenemos que cantar en español para que se sientan como en casa"

"He escuchado a mi equipo, pero lo que pasa es impredecible", asegura sobre su posición. Y de su posición a la puesta en escena que tiene preparada para Voy a quedarme: "Va a ser muy emocionante, muy especial", comentaba sobre el trabajo del director escénico, Marvin Dietmann, a quien alaba: "Ha entendido mi historia y lo ha plasmado. Estoy muy feliz por cómo lo ha conseguido", explica sobre una escenografía que "va de menos a más, acompañando la canción".

En cuanto a la versión en directo de la canción, avanza que "la hemos hecho más especial". "Había partes muy apresuradas y hemos dado opción a los espacios. Hay un cambio significativo en la segunda parte de la canción y se hace más emocionante", afirma durante una rueda de prensa en la que, aunque hemos podido escuchar la versión en inglés del tema, ha dejado claro que su decisión es interpretarla en su idioma original, el castellano, sobre el escenario: "Me siento muy afortunado porque soy el único que este año va a hacerlo. Nos ve mucha gente en Europa y tenemos que cantar en español para que se sientan como en casa".

"Estoy realizando la actuación de mi vida"

De cara a la competencia, reconoce que "hay temazos, grandes producciones, pero me llama lo que hay detrás de las canciones y de la sensibilidad", afirma un Cantó que rehúsa plantearse a ningún rival concreto en la mirilla: "No creo que en mi mente quepa compararme con alguien o competir para que sea uno u otro. Este año todas las propuestas muy diferentes", insistía el artista, que resalta la buena sintonía que ha establecido con la francesa Barbara Pravi y su Voilà: "Nos conocimos y me llamó mucho la atención su manera de ser. Estuvimos mucho tiempo hablando, es muy dicharachera como yo. Me siento muy contento de haberme llevado amigos como ella de esta experiencia".

Por eso mismo, es tajante al decir: "No pienso en la posición en la que pueda quedar. Voy a quedar escrito en los libros, me van a recordar por haber representado a España en 2020 y 2021 y en mis sueños no cabía tanto. Eso es lo que más feliz me hace". Y luego se reafirma: "Igual que nunca te imaginas quedar último, ganar si lo sueñas. Para mí ir es el premio. En el hipotético caso que sucediera, se lo dedicaría a toda la gente que me ha traído hasta aquí".

"Si España ganara Eurovisión todos los medios lo cubrirían, y estamos hablando de lo que pasa antes", argumenta a continuación cuando le preguntan sobre la importancia de su actuación. "Estoy muy agradecido a la gente que ha mostrado su interés, a cada medio. Por eso estoy realizando la actuación de mi vida. Hemos conseguido crear magia. Cuando lo vea voy a ver que esto ha estado dedicado al gran amor de mi vida, que es mi abuela que me la arrebataron en 2020".

"Eurovisión me ha dado la oportunidad de darme a conocer a mucha gente que tal vez no me conocía. Me han puesto cara, han escuchado mi canción. Y es un buen momento para poner cara a los autores, esa gente de la que nunca se habla. Es una oportunidad de crecer para todo el equipo. Por otro lado, una mala posición no te cambia la vida. Como decía mi manager el otro día: que la suerte te pille trabajando. Y nunca lo hemos dejado de hacer. Y eso pesa más que cualquier otra cosa", zanja sobre lo que puede significar este lance en su carrera. 

La programación especial para acompañar Eurovisión 2021

Para apoyarlo, tal y como Varela y Aguilar han recalcado, "hay departamentos de TVE que trabajan todo el año por llevar la mejor propuesta posible". Pero también se trabaja para allanar el terreno a esta fiesta televisiva desde la perspectiva de la programación.

TVE ha anunciado no solo una cobertura diaria a todo lo que rodee al español, sino una serie de especiales como acompañamiento: la semana del certamen, destaca el estreno en abierto en La 1 de Festival de Eurovisión: La historia de Fire Saga, la comedia de Netflix en torno al certamen; y el estreno, en RTVE.es de 1990: La victoria decisiva, un falso documental sobre la ficticia victoria de Azúcar Moreno en el certamen celebrado en Zagrev en 1990. Un especial que cuenta con la intervención del propio Cantó.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
stats