Final Eurovisión 2021

Vídeo: La actuación de Blas Cantó en la final de Eurovisión 2021, marcada por la emoción y su gran nivel vocal

Blas Cantó al término de su actuación

Redacción

Emotiva y honesta, como se esperaba. Así ha sido la interpretación que Blas Cantó ha realizado de 'Voy a quedarme' en la gran final de Eurovisión 2021. El artista murciano ha salido en decimotercer lugar al escenario del Ahoy Arena de Rotterdam con una puesta en escena austera pero que se ha ido reforzando en los últimos días con ligeras modificaciones durante los ensayos de esta semana y que tuvo su puesta de largo en la segunda semifinal.

Eurovisión 2021 vuelve a 'no quedarse' con España: puesto 24 de 26 para Blas Cantó

Eurovisión 2021 vuelve a 'no quedarse' con España: puesto 24 de 26 para Blas Cantó

El objetivo era que el peso de la actuación estuviera en la interpretación vocal del cantante, y en el mensaje de su propuesta, dedicado a su abuela fallecida por Covid-19. De hecho, la postal previa incluía un homenaje a esta, para reforzar el mensaje de la canción y el sentido de la escenografía, con esa luna gigante de casi 7 metros de diámetro flotando sobre el decorado.

El cantante no ha defraudado lo más mínimo. Su interpretación vocal, una de las más técnicas de todos los representantes de la final, ha sido prácticamente perfecta. La puesta en escena y la realización, con esa enorme luna como elemento más destacado, también ha cumplido lo que la delegación española quería.

La explicación del simbolismo de la luna

Apenas unas horas antes, este viernes 21, Cantó ya explicó el objetivo que tenía la presencia de este voluminoso objeto: "Hay una parte de la canción donde digo 'He bajado el cielo para descubrir qué se esconde en tu mirada solo a unos centímetros de mí'", decía entonando la versión en inglés del tema, "y es como que ella está ahí arriba y yo me preparo para coger la luna, para cogerlo todo para traerla de vuelta".

Con ese recuerdo muy presente, el representante español ha protagonizado una actuación conmovedora, que terminaba levantando el brazo y señalando al cielo. Así, y con independencia de las desfavorables previsiones sobre su posición definitiva en la clasificación, el joven cumple un sueño profesional.

Etiquetas
stats