Los presentadores apoyan al criticado representante de Israel: “Me han defendido por algo que no me afectó”

Laura Pérez

A poco más de 24 horas de la final de Eurovisión 2022, y con el primero de los tres ensayos generales ya superados, Laura Pausini, Mika y Alessandro Cattelan se preparan para su gran día. Los tres presentadores del festival, que ya han tenido sus primeras tomas de contacto con la audiencia en las semifinales del martes y del jueves, han iniciado la cuenta atrás con un encuentro con los medios en el que han valorado la oportunidad y en el que se han pronunciado sobre uno de los momentos que más han dado que hablar en las últimas horas.

El representante de Israel en 'Eurovisión 2022' acapara críticas en la segunda semifinal por su afán de protagonismo

Saber más

Durante la segunda 'semi' que emitió ayer jueves TVE, Michael Ben David, representante de Israel, se convirtió en el centro de las críticas por colarse en directo en el plano de los presentadores de Eurovisión y besarles, mientras el resto de sus compañeros permanecían sentados en sus asientos de la Green Room. Un momento que ha sido tachado de improcedente por muchos eurofans, y sobre el que los propios afectados han querido quitar hierro.

“Creo que es un chico que se lo estaba pasando bien y no me incomodó. Pensé que era divertido, para mí no fue un problema”, ha valorado Cattelan en una rueda de prensa a la que ha asistido verTele en Turín. “Me he sentido en una situación incómoda al ser defendido por algo que no me afectó para nada”, ha añadido el presentador, apoyando al concursante.

“El festival es sobre ellos (los concursantes). Esos momentos hacen Eurovisión. Que alguien salga y se ponga ahí está bien. Esos momentos en la Green Room tienen que ser de celebración”, ha opinado Mika, en la misma línea. “¿Qué problema hay con un beso? Es solo un beso”, se ha preguntado Pausini ante los allí presentes, reiterando: “Nosotros lo disfrutamos, él fue muy majo y divertido. Es solo un beso. Y eso es paz”.

Pausini: “No quería que el estrés me invadiese”

Más allá de este tema, los tres presentadores también han expresado sus sensaciones ante el reto de presentar un evento como Eurovisión, y han confesado qué sintieron cuando recibieron la oferta. “Pensé que quería disfrutarlo. No quería que el estrés que tengo cada vez que voy como invitada a un programa de TV me invadiese esta vez, quería disfrutar realmente del escenario, de mis compañeros, de la música. Me he sentido con mucha confianza. No puedo esperar a mañana, porque la final va a ser increíble”, ha afirmado Laura Pausini.

Un propósito similar tiene su compañero Alessandro: “Me lo he tomado como un trabajo que tengo que disfrutar y no pensar en nada más”, ha asegurado. Mika, por su parte, se ha mostrado especialmente emocionado: “Cuando me llamaron para proponerme presentar Eurovisión estaba solo en casa con mis perros. Veo Eurovisión desde que era muy pequeño, ojalá hubiera podido contárselo a mi madre”, ha dicho con los ojos vidriosos.

Además de presentar, los dos cantantes participan en el show de la final, como ya hicieran en la Semifinal 2. Sobre su actuación a dúo del jueves, han respondido a las dudas sobre la selección musical: “Cuando nos dieron la oportunidad de cantar juntos pensamos que el punto no éramos nosotros, sino los participantes que llevan tanto tiempo preparándose. Queríamos encontrar el mensaje correcto. A pesar de todas las luces y de todo el show, estar unidos es algo de lo que podemos estar orgullosos. Juntos, unidos, somos poderosos. En un concurso como Eurovisión creíamos que era lo apropiado”, ha explicado Mika.

Lleva un mensaje de paz, y la gente unida significa paz. Es una canción simbólica y fue mágico compartir ese momento con Mika. Estuvimos muy concentrados en la letra y la música. Fue un momento conmovedor”, ha añadido Pausini. En la gran cita de este sábado, ambos artistas cantaran por separado un medley de sus éxitos musicales.

Para concluir, los presentadores de Eurovisión han valorado el ritmo de ensayos. “Estamos aquí después de 15 días muy fuertes. Siento la energía. Somos italianos y a veces somos juzgados como no muy responsables, pero lo somos más que muchos otros. Daremos lo mejor de nosotros, y queremos estar arropados”, ha apuntado Laura Pausini. “Estamos haciendo un esfuerzo enorme. Las primeras semifinales han sido buenas, y la final es un reto”, ha agregado Mika.