Eurovisión confirma que su resultado es definitivo y detalla las irregularidades “sin precedentes” en los votos de seis países

La Unión Europea de Radiodifusión (UER) ha puesto fin cinco días después a la controversia en torno a “irregularidades” en las votaciones de seis países participantes en Eurovisión 2022. Lo hace, además, exponiendo los motivos por los que no alterarán las votaciones conocidas este sábado 14 de mayo, durante una gran final que proclamó a Kalush Orquestra (Ucrania) como ganadora de la 66ª edición del festival.

Moldavia abre una investigación a los miembros de su jurado en Eurovisión 2022 por no votar a Rumanía

Saber más

En concreto, estos países eran Rumanía, Georgia, Polonia, San Marino, Montenegro y Azerbaiyán, participantes de la segunda semifinal, en la que se detectaron estos “patrones” de los que ahora la organización revela las pruebas. Pruebas que sirven para considerar esta como una situación “sin precedentes” en la historia del certamen. Una conclusión que ha exigido de más días de los previstos: ya el martes la UER pidió “tiempo” para poder analizar con detenimiento lo ocurrido, que ahora desglosan con detalle.

“La integridad de las votaciones, tanto de los jurados nacionales de cada países como de los espectadores que votan a través del teléfono o de SMS, es esencial para el éxito del show”, destaca la UER, que explica el relato de lo ocurrido. La clave radica en que, durante la segunda semifinal, los seis jurados colocaron a los otros cinco países en posiciones preferentes de sus rankings de votos (hay que recordar que un país no puede votarse a sí mismo).

Cuatro de los seis colocaron a los otros en su Top 5

“Cuatro de los seis jurados [los de Azerbaiyán, Georgia, Rumanía y San Marino] colocaron a los otros cinco países dentro de sus respectivos Top 5; un jurado [Montenegro] colocó a los otros cinco mismos países dentro de su Top 6; y el restante de estos seis jurados [Polonia] colocó a cuatro de estos países en el Top 4 y dejó al quinto dentro del Top 7. Cuatro de los seis recibieron al menos una vez los 12 puntos que suponen el máximo que puede darse”, indican.

“Este patrón fue detectado y puesto en conocimiento de la UER por parte del socio de votación paneuropeo de la Unión Europea de Radiodifusión (UER) y reconocido por la compañía asociada Independent Voting Monitor, después de que cinco de los seis países se colocaran fuera del Top 8 en las votaciones de los otros quince estados que votaban en esa misma semifinal (en la que se incluían tres países del Big Five, Alemania, España y Reino Unido)”, agrega la UER.

Desglose de los patrones de votación irregular

  • Azerbaiyán: Polonia (12), Georgia (10), Rumanía (8), Montenegro (7), San Marino (6)
  • Georgia: Azerbaiyán (12), Montenegro (10), Rumanía (8), San Marino (7), Polonia (6)
  • Rumanía: San Marino (12), Polonia (10), Montenegro (8), Azerbaiyán (7), Georgia (6)
  • San Marino: Rumanía (12), Georgia (10), Polonia (8), Montenegro (7), Azerbaiyán (6)
  • Montenegro: Georgia (12), Serbia (10), Azerbaiyán (8), Rumanía (7), San Marino (6), Polonia (5)
  • Polonia: San Marino (12), Azerbaiyán (10), Rumanía (8), Montenegro (7), Suecia (6), Finlandia (5), Georgia (4)

Los resultados son definitivos y no se modificarán

Eurovisión recuerda sus reglas, que informan de que, en caso de irregularidades en los votos del jurado nacional, la organización se reserva el derecho a eliminar estas votaciones para reemplazarlas con un cálculo agregador automático, como ocurrió este mismo sábado. “Dada la naturaleza sin precedentes de las irregularidades en la segunda semifinal”, conitnúa la UER, “ejercimos nuestro derecho”. 

Esto ha derivado en una polémica desde el mismo sábado, fecha de la final, en la que varios de los países implicados se han manifestado y formulado quejas. Sobre la decisión, añade, la UER recalca que han debatido estos patrones con las radiotelevisiones involucradas y se les ha dado la oportunidad de investigar a fondo las votaciones del jurado en sus países“. 

Tras las explicaciones pertinentes, la UER “corrobora su decisión de reemplazar los votos del jurado de estos seis países con un cálculo agregado tanto en la Segunda Semifinal como en la Gran Final”. Por consiguiente, la organización confirma como definitivos los resultados de los países participantes en Eurovisión 2022. Es decir, todo se queda tal y como se conoció el sábado, manteniéndose la española Chanel en tercera posición con SloMo.

“La UER, sus miembros y el Grupo de referencia seguirán colaborando estrechamente para salvaguardar la integridad y el éxito de un evento que ha sido una plataforma única para el talento creativo durante 66 años y espera seguir entreteniendo a audiencias de todo el mundo”, culmina el comunicado, que sirve para zanjar la inesperada controversia que coleaba de esta edición.

La Unión Europea de Radiodifusión (UER) ha puesto fin cinco días después a la controversia en torno a “irregularidades” en las votaciones de seis países participantes en Eurovisión 2022. Lo hace, además, exponiendo los motivos por los que no alterarán las votaciones conocidas este sábado 14 de mayo, durante una gran final que proclamó a Kalush Orquestra (Ucrania) como ganadora de la 66ª edición del festival.

Moldavia abre una investigación a los miembros de su jurado en Eurovisión 2022 por no votar a Rumanía

Saber más

En concreto, estos países eran Rumanía, Georgia, Polonia, San Marino, Montenegro y Azerbaiyán, participantes de la segunda semifinal, en la que se detectaron estos “patrones” de los que ahora la organización revela las pruebas. Pruebas que sirven para considerar esta como una situación “sin precedentes” en la historia del certamen. Una conclusión que ha exigido de más días de los previstos: ya el martes la UER pidió “tiempo” para poder analizar con detenimiento lo ocurrido, que ahora desglosan con detalle.

“La integridad de las votaciones, tanto de los jurados nacionales de cada países como de los espectadores que votan a través del teléfono o de SMS, es esencial para el éxito del show”, destaca la UER, que explica el relato de lo ocurrido. La clave radica en que, durante la segunda semifinal, los seis jurados colocaron a los otros cinco países en posiciones preferentes de sus rankings de votos (hay que recordar que un país no puede votarse a sí mismo).

Cuatro de los seis colocaron a los otros en su Top 5

“Cuatro de los seis jurados [los de Azerbaiyán, Georgia, Rumanía y San Marino] colocaron a los otros cinco países dentro de sus respectivos Top 5; un jurado [Montenegro] colocó a los otros cinco mismos países dentro de su Top 6; y el restante de estos seis jurados [Polonia] colocó a cuatro de estos países en el Top 4 y dejó al quinto dentro del Top 7. Cuatro de los seis recibieron al menos una vez los 12 puntos que suponen el máximo que puede darse”, indican.

“Este patrón fue detectado y puesto en conocimiento de la UER por parte del socio de votación paneuropeo de la Unión Europea de Radiodifusión (UER) y reconocido por la compañía asociada Independent Voting Monitor, después de que cinco de los seis países se colocaran fuera del Top 8 en las votaciones de los otros quince estados que votaban en esa misma semifinal (en la que se incluían tres países del Big Five, Alemania, España y Reino Unido)”, agrega la UER.

Desglose de los patrones de votación irregular

  • Azerbaiyán: Polonia (12), Georgia (10), Rumanía (8), Montenegro (7), San Marino (6)
  • Georgia: Azerbaiyán (12), Montenegro (10), Rumanía (8), San Marino (7), Polonia (6)
  • Rumanía: San Marino (12), Polonia (10), Montenegro (8), Azerbaiyán (7), Georgia (6)
  • San Marino: Rumanía (12), Georgia (10), Polonia (8), Montenegro (7), Azerbaiyán (6)
  • Montenegro: Georgia (12), Serbia (10), Azerbaiyán (8), Rumanía (7), San Marino (6), Polonia (5)
  • Polonia: San Marino (12), Azerbaiyán (10), Rumanía (8), Montenegro (7), Suecia (6), Finlandia (5), Georgia (4)

Los resultados son definitivos y no se modificarán

Eurovisión recuerda sus reglas, que informan de que, en caso de irregularidades en los votos del jurado nacional, la organización se reserva el derecho a eliminar estas votaciones para reemplazarlas con un cálculo agregador automático, como ocurrió este mismo sábado. “Dada la naturaleza sin precedentes de las irregularidades en la segunda semifinal”, conitnúa la UER, “ejercimos nuestro derecho”. 

Esto ha derivado en una polémica desde el mismo sábado, fecha de la final, en la que varios de los países implicados se han manifestado y formulado quejas. Sobre la decisión, añade, la UER recalca que han debatido estos patrones con las radiotelevisiones involucradas y se les ha dado la oportunidad de investigar a fondo las votaciones del jurado en sus países“. 

Tras las explicaciones pertinentes, la UER “corrobora su decisión de reemplazar los votos del jurado de estos seis países con un cálculo agregado tanto en la Segunda Semifinal como en la Gran Final”. Por consiguiente, la organización confirma como definitivos los resultados de los países participantes en Eurovisión 2022. Es decir, todo se queda tal y como se conoció el sábado, manteniéndose la española Chanel en tercera posición con SloMo.

“La UER, sus miembros y el Grupo de referencia seguirán colaborando estrechamente para salvaguardar la integridad y el éxito de un evento que ha sido una plataforma única para el talento creativo durante 66 años y espera seguir entreteniendo a audiencias de todo el mundo”, culmina el comunicado, que sirve para zanjar la inesperada controversia que coleaba de esta edición.

La Unión Europea de Radiodifusión (UER) ha puesto fin cinco días después a la controversia en torno a “irregularidades” en las votaciones de seis países participantes en Eurovisión 2022. Lo hace, además, exponiendo los motivos por los que no alterarán las votaciones conocidas este sábado 14 de mayo, durante una gran final que proclamó a Kalush Orquestra (Ucrania) como ganadora de la 66ª edición del festival.

Moldavia abre una investigación a los miembros de su jurado en Eurovisión 2022 por no votar a Rumanía

Saber más

En concreto, estos países eran Rumanía, Georgia, Polonia, San Marino, Montenegro y Azerbaiyán, participantes de la segunda semifinal, en la que se detectaron estos “patrones” de los que ahora la organización revela las pruebas. Pruebas que sirven para considerar esta como una situación “sin precedentes” en la historia del certamen. Una conclusión que ha exigido de más días de los previstos: ya el martes la UER pidió “tiempo” para poder analizar con detenimiento lo ocurrido, que ahora desglosan con detalle.