Análisis

'First dates Lunch', una apuesta arriesgada que testa la fuerza de las “marcas”

Imagen de 'First Dates'

Lucía Ortega


First Dates es un salvavidas para Cuatro, el programa que mejor funciona de la cadena. Es el formato que en un horario tan complicado como el access, consigue hacer que el canal reduzca las diferencias que habitualmente tiene con sus rivales. Hace unos meses cumplía 5 años, fecha que aprovechamos para analizar la estrategia que le permite conseguir esos datos de audiencia, con los que diariamente "salva" a la cadena de Mediaset.

'First Dates' cumple cinco años convertido en el salvavidas diario de Cuatro

Especial | 'First Dates' cumple cinco años convertido en el salvavidas diario de Cuatro

El espacio de citas que presenta Carlos Sobera es uno de los pocos motivos que tiene Cuatro para levantar la cabeza actualmente. Y dado su buen rendimiento, Mediaset va a convertir al formato en su nuevo intento de potenciar su audiencia en una franja horaria concreta (de 13:30 a 15:00 horas, aproximadamente), en la que no consigue despegar. Una apuesta arriesgada basada en la fuerza de las "marcas" en televisión, pero que sin duda pone en juego su infalibilidad.

La cadena ha apostado por First dates Lunch, la versión de mediodía del espacio de dating que tendrá al frente a Jesús Vázquez. Esta decisión, que todavía no está presente en antena, sí que ha provocado que Cuatro teste el rendimiento del formato en esa franja durante toda esta semana, después de que A simple vista, el concurso presentado por Paz Padilla, no logre mejorar los datos de audiencia del último tramo matinal sin superar el 4%.

Lo cierto es que la prueba no está siendo muy halagüeña. Las reposiciones de First Dates en la franja en la que se emitirá First dates Lunch no están dejando un buen sabor de boca en Mediaset, nunca mejor dicho. Antes del concurso de la humorista, que de momento ha sido relegado pero del que ya se ha desvelado su cancelación para ser sustituido por las citas con Jesús Vázquez, ocurrió lo mismo con Los Teloneros: el programa de Antonio Castelo, Miguel Lago y Carme Chaparro recogió una media de audiencia por debajo del 3% de cuota de pantalla. Tampoco su compañero de franja, Alta Tensión, logra sobresalir, con datos entre el 3.5% y el 3.9%, pero al menos no cae tan bajo.

Las reposiciones de 'First Dates' no animan al 'Lunch'

Como prueba a la nueva versión del programa, las reposiciones de First Dates en esa franja están siendo dramáticas en audiencias. De lunes a viernes, su emisión se ha desarrollado de 14:00 a 15:05 horas, y sus resultados son aún peores que los de A simple vista cuando el concurso ocupaba ese espacio, y lo mismo ocurre si se compara con Alta tensión.

Estos han sido los datos de audiencia de las reposiciones de First dates esta semana:

  • Lunes 22: 2.1% y 199.000
  • Martes 23: 1.6% y 151.000
  • Miércoles 24: 2% y 188.000
  • Jueves 25: 1.9% y 166.000
  • Viernes 26: 1.7% y 146.000

Una media inferior al 2% que se queda muy lejos de lo deseable para Cuatro, una cadena que este mes de noviembre promedia un 5.2% de cuota... y que además tiene a First Dates como su formato más competitivo día tras día. Por supuesto, la versión Lunch contará con el aliciente de ser entregas de estreno, y además con nuevo presentador. Pero la toma de contacto del formato con esa hora no ha podido ser más negativa.

Las reposiciones sufren aún más al ser comparadas, porque sus rivales en la parrilla siguen lejísimos del dating en esa franja horaria: La 1 con Mejor contigo pese a su mal rendimiento (4%-5%) que ha hecho que TVE recupere Corazón, su propia "hermana mayor" Telecinco con Ya es mediodía (14%-16%), Antena 3 con La Ruleta de la Suerte (18%-21%), y sobre todo, por ser su competencia directa, laSexta con Al Rojo Vivo, que sigue intratable con cifras en torno al 12.5%-13% que antes triplicaban a Cuatro y ahora mismo multiplican por seis su rendimiento.

La dificultad de crear "marcas" en TV

La apuesta de Mediaset es por lo tanto arriesgada, y permite reflexionar sobre la dificultad que las televisiones tienen para crear "marcas" y que triunfen, y cómo luego buscan explotarlas.

Es habitual que las cadenas recurran a esas "marcas" ya conocidas para hacer otras versiones, aprovechando la fidelidad de la audiencia del formato ya asentado, independientemente de la franja horaria de emisión. Así lo ha intentado First Dates en varias ocasiones, y cabe destacar su versión Crucero, que se emitió durante el prime time de Cuatro en una primera temporada en 2020. Su audiencia fue disminuyendo hasta quedarse alrededor de una cuota de pantalla del 6%, pero ha sido renovada por una segunda entrega con Jesús Vázquez como sustituto otra vez de Carlos Sobera.

Por su parte, el dating show también ha potenciado su propia marca con especiales que renuevan durante unas noches la temática clásica, como los de fechas señaladas, pero también con Dobles de famosos, Especial VIPS, Superhéroes y Beach club, entre otros.

Pero First dates no es el único programa con el que Mediaset ha probado la estrategia de explotar sus fórmulas de éxito para mejorar en audiencias. De hecho, el grupo ha utilizado sus "marcas" muchas veces con pequeños cambios respecto a su original. Con versiones con famosos, por ejemplo, siendo GH VIP quizás el ejemplo más relevante, pero también GH Dúo.

Hace unos años, se intentó expandir la eficacia de la marca Cámbiame, modificando ligeramente su temática y a sus presentadores. Aparecieron Cámbiame Premium y Cámbiame de noche, el primero, que se podía ver entre el prime time y el late night, fue cancelado por la bajada de audiencia, y el segundo desapareció cuando terminó la serie B&b, de boca en boca, pues la versión servía de antesala de la ficción. El formato también tuvo también especiales como Cámbiame Challenge, Cámbiame VIP y Cámbiame de año.

Otro ejemplo es el de Pasapalabra en familia, una versión del aclamado concurso para la parrilla de Telecinco de 13:40 horas a 15:00 horas que duró unos meses en 2018. Precisamente la marcha del concurso a Antena 3 provocó aún más versiones de Sálvame. A su versión Limón y Naranja se sumó Sálvame Tomate, en un primer momento conocido como Sálvame banana, como un intento de competir contra el concurso ahora conducido por Roberto Leal en la cadena rival.

De hecho, entre los muchos intentos para enfrentarse a Pasapalabra también encontramos otro ejemplo de "marca" reutilizada. Nos referimos a la reciente creación de Ya son las ocho, una versión vespertina del programa de Sonsoles Ónega Ya es mediodía, con la misma presentadora al frente. De momento, el formato está teniendo unos datos de audiencia del 11%- 12%, y con ellos no consigue hacer sombra al concurso de El Rosco, pero al menos sí mejora respecto a las anteriores ofertas.

Una "marca" con buena aceptación no es sinónimo de éxito asegurado cuando se versiona, tal y como ha podido comprobar Mediaset en los últimos años con varias propuestas de sus programas de éxito. Además, provoca que los formatos se "repitan" (aunque sea con distintas versiones) en lugar de que las cadenas apuesten por otros nuevos que consigan destacar realmente en aquellas franjas horarias que se les resisten. Habrá que ver cómo funciona la arriesgada apuesta por First dates Lunch.

Etiquetas
stats