"Con lo que vende un llanto"

Gianmarco explicó las razones de su llanto desconsolado en 'Secret Story' y culpó a la familia de Adara

Gianmarco explica las razones de su llanto en 'Secret Story'

Redacción


Gianmarco fue uno de los protagonistas de la gala 8 de Secret Story: Cuenta atrás al romper en llanto en plató, coincidiendo con la visita de Rodri, que se desplazó hasta Guadalix para reconciliarse con Adara, la expareja del italiano. “A veces nos olvidamos de que yo no soy de cartón, no soy una persona que no tiene sentimientos. Hay cosas que me pueden afectar más y otras menos, pero yo no soy de plástico”“, fue de las pocas palabras que le dijo a Carlos Sobera entre lágrimas y, tras ello, abandonaba el espacio de Telecinco.

Llanto desconsolado de Gianmarco, que abandonó el plató de 'Secret Story' antes de tiempo: "Yo no soy de cartón"

Llanto desconsolado de Gianmarco, que abandonó el plató de 'Secret Story' antes de tiempo: "Yo no soy de cartón"

El ex de GH VIP y Supervivientes volvió al plató de La casa de los secretos en su última gala, y aprovechó su visita para explicar las razones por las que reaccionó de esa manera. Jorge Javier le preguntaba acerca de lo sucedido, a lo que el protagonista le contestaba de forma muy rotunda, asegurando que fue por un cúmulo de cosas: “Ha sido un conjunto de varias cosas. Soy un chico que parezco fuerte y tengo un lado muy sensible, he aguantado tantas cosas que al final he explotado”.

Gianmarco, afectado por la familia de Adara

“¿Qué cosas? He aguantado algunos ataques hacia mi hermano de la señora que está ahí sentada junto a su hija, que se habían burlado en un directo de Instagram de las manchas blancas que tiene mi hermano, que son por una enfermedad”, explicó Gianmarco, señalando a Elena, la madre de Adara, quien se mostraba confusa por las palabras del italiano.

“Después, he tenido que aguantar un tweet horroroso de la tía Pilu, que se burló de la muerte de mi abuela y se puso en un argumento que para mí es sagrado y no se tiene que tocar”, aseguró. Ante estas palabras, Elena no tardó en contestar, diciendo que era “mentira”: “Eso no te lo voy a permitir, Gianmarco. No pienso permitirte que luego juegues con ataques de ansiedad aquí diciendo que son mentira”, contestaba su exsuegra en tono amenazante, y echándole en cara su reacción con lo que vivió Adara dentro de la casa.

“De lo que hace la tía Pilu yo no soy responsable. De lo que hago yo, sí lo soy, y te puedo asegurar que eso es mentira”, continuaba gritando, superponiendo así su voz a la del italiano y llamándolo “manipulador” repetidamente. Ambos discutieron durante unos minutos, hasta que Jorge Javier frenaba la agresiva conversación.

“Cuando te vi el otro día llorando, ¿sabes lo que pensé? Que qué poca consideración, que podrías haber llorado conmigo un jueves”, relajó la tensión el presentador de Mediaset. “Va el tío y se rompe un martes con Carlos, con lo que vende un llanto”, continuó el conductor, arrancando las sonrisas, carcajadas y aplausos de los allí presentes.

Poco después, la discusión se reactivaba entre Elena y Gianmarco, echándose de nuevo cosas en cara. Jorge Javier volvía a intervenir, y se dirigía a María Zambrano, la madre de Cristina Porta para preguntarle si tenía algún problema con el italiano. Al ver que no daba juego, Jorge Javier volvió a redirigir la conversación entre la madre de Adara y su exyerno, preguntándoles si no se gustaban antes. “En todo caso le gustaba yo, que salió en el polígrafo”, aseguró Elena, mientras que Gianmarco suspiraba: “Qué paciencia tengo que tener, dios mío”.

Etiquetas
stats