Especial

Hollywood, lista para los Globos de Oro 2021: una gala a distancia con dos favoritas y una polémica

Hollywood, lista para los Globos de Oro 2021

Cuenta atrás para la entrega de los Globos de Oro. Tina Fey y Amy Poehler estarán a los mandos, este domingo 28 de febrero, de la ceremonia de entrega de los galardones que reparte la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA, en sus siglas en inglés).

Esta edición, la septuagésimo octava, quedará marcada inevitablemente por la pandemia del coronavirus, que obligará a importantes cambios en la dinámica de la gala, en línea con los que ya abordaron los Emmy en otoño y a los que los Premios Goya pondrán en práctica dentro de una semana en España; pero también por las recientes polémicas alrededor de una organización a menudo en tela de juicio en la industria.

Todo ello, sin olvidarnos de las candidaturas en sí, con Crown y Schitt's Creek como grandes favoritas para proclamarse triunfadoras en las categorías dramáticas y cómicas, respectivamente.

La ceremonia

NBC emitirá la ceremonia que, como ya hemos dicho, servirá para reunir al tándem Fey/Poehler. Para ellas será la cuarta ocasión en que ejercen esta labor conjunta, tras las ediciones de 2013, 2014 y 2015. Lo hacen un año después de la quinta, esta vez sí, última aparición de Ricky Gervais como presentador, que volvió a hacer gala de su humor corrosivo.

Sin embargo, la crisis sanitaria a escala global hace que nos resulte ya extrañamente lejana aquella multitudinaria cita de principios de 2020 en el Hotel Beverly Hilton de Los Ángeles. De hecho, ni Fey ni Poehler compartirán escenario, dadas las circunstancias. Cada una conducirá la gala desde sus respectivas ciudades de residencia: la responsable de 30 Rock lo hará desde la Costa Este, en la Rainbow Room de Nueva York, mientras que la protagonista de Parks & Recreation estará en el Oeste, desde el Beverly Hilton.

En cuanto a los nominados, de igual manera que había sucedido con los Emmy 2020, seguirán la ceremonia convenientemente equipados desde sus domicilios, repartidos por todo el mundo. Una más de las circunstancias impuestas para hacer frente a la pandemia, que también ha afectado al calendario mismo del evento: esta será la primera vez desde 1972 en que la gala tenga lugar en el mes de febrero y no en enero, como es costumbre.

Las favoritas

La pandemia también ha provocado una cierta alteración en el panorama de competidoras. Dos títulos imprescindibles de la temporada de premios de las últimas temporadas, La maravillosa Señora Maisel y Succession, la que se proclamó victoriosa en la categoría dramática el pasado año, no figuran entre las series candidatas de esta edición. La paralización de los rodajes a causa de la pandemia impidió que ninguna de las dos pudieran estrenar sus nuevas tandas de episodios en 2020.

Ahora bien, tampoco sorprenden las producciones que se postulan como favoritas en su ausencia. Por un lado, tenemos The Crown en categoría dramática. La serie histórica aglutina seis nominaciones con su aplaudida y no exenta de polémica cuarta temporada: mejor serie dramática, dos opciones a mejor actriz de drama (Olivia Colman y Emma Corrin), otras dos a mejor actriz de reparto (Gillian Anderson y Helena Bonham Carter) y una a mejor actor de drama (Josh O'Connor).

Por su lado, todo parece dispuesto para que Schitt's Creek ponga el broche de oro a su trayectoria televisiva, con cinco candidaturas en los apartados de comedia. La creación de Eugene y Dan Levy, emitida en la CBC canadiense, ha culminado ya su emisión tras seis temporadas en las que, sin hacer demasiado ruido, ha acabado por conquistar no solo al público sino a llevarse los principales galardones estadounidenses en su recta final. Esta será la primera vez que aspiren a los Globos de Oro, que pueden redondear su aplaudida andadura.

En el apartado de miniseries, la mejor posicionada de la noche es The Undoing con 4 opciones: mejor miniserie, mejor actriz para Nicole Kidman y actor para Hugh Grant y mejor actor de reparto para Donald Sutherland. La exitosa producción es el gran caballo de batalla de HBO, que se ha visto especialmente resentida ante la ausencia de Succession y tras el final de Juego de tronos a la hora de acumular candidaturas.

Porque si hacemos recuento por grupos, ciñéndonos solo a lo televisivo, Netflix se coloca a gran distancia de sus competidoras, con hasta 20 nominaciones: además de The Crown, The Ozark vuelve a hacer otro aporte destacado un año más con 4 posibilidades. Ratched (3), Emily en París (2 nominaciones de las que en breve hablaremos), Gambito de dama (2), Unorthodox (2) y Hollywood (1) suman las 10 restantes.

HBO, por su lado, se queda como el segundo grupo en el ranking, pero con la mitad de nominaciones. Pero si hay que destacar un descalabro es el de Amazon, que sin Maisel se ha quedado con una solitaria mención en la lista: la de Al Pacino como aspirante a llevarse la estatuilla a mejor actor de una serie dramática por Hunters. La multinacional puede consolarse llevándose parte de la responsabilidad de Small Axe, la antología de Steve McQueen producida por BBC y de cuya distribución estadounidense sí se encarga. La producción, estrenada en España por Movistar+, ha recibido 2 nominaciones, incluida la de mejor miniserie.

La polémica

Que la polémica rodee a la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood tanto por sus criterios a la hora de elaborar su palmarés como para dar cabida o no a según qué producciones no es, desde luego, ninguna novedad. Durante años se ha acusado a la membresía de esta organización de tratos de favor y de aceptar prebendas a cambios de considerar a según qué títulos.

Ha sido tan habitual como para que Ricky Gervais haya hecho sangre con sus patrones cada vez que le han encargado llevar las riendas de una gala. Recordemos el bochorno generalizado después de que se incluyese la desastrosa The Tourist, thriller distribuido, ay, por los hermanos Weinstein, dentro de la terna de categoría de comedia o musical en 2011. "Quiero acallar los rumores que dicen que el único motivo por el que está nominada es para que la Asociación de la Prensa Extranjera pudiera salir con Johnny Depp y Angelina Jolie. ¡Es basura! No es la única razón: también aceptaron sobornos", proclamó el flemático inglés, que provocó las carcajadas cómplices de la platea de famosos presente, el propio Depp incluido.

La sombra de la sospecha suele cernirse sobre esta institución, y el ejemplo difundido este año señala a la antes mencionada Emily en París, que consiguió colarse entre las candidatas a esta edición por delante de otras ficciones que, a diferencia de esta, sí habían gozado del favor de la crítica como Los Bridgerton o Podría destruirte. Aunque renovada por una segunda tanda, la opinión generalizada en torno a esta comedia protagonizada por Lily Collins no parecía justificar su inclusión en la pugna de esta 78ª edición.

De acuerdo a Los Angeles Times, más de 30 asociados viajaron en 2019 al rodaje en Francia de la comedia con todos los gastos pagados por el estudio responsable, Paramount Network: el plan incluía dos noches de hotel en el exclusivo Hotel Peninsula Paris de 5 estrellas (cuyas habitaciones tienen un coste prohibitivo de 1.400 euros diarios) y con una visita privada al Musée des Arts Forains. "Nos trataron como a reyes y reinas", reconocía al citado medio uno de los que se benefició de este regalo de la productora.

Estas prácticas, denuncian algunos miembros, son recurrentes dentro de una institución de la que, además, se denuncia su falta de diversidad. El pasado año ya quedó desestimada una denuncia contra la HFPA por infringir las leyes antimonopolio, en la que se acusaba a la organización de estar plagada de "conflictos éticos" y de recibir "miles de dólares" de artistas, canales y productoras para ser tenidos en consideración. Pese al revés, los miembros rebeldes insisten en señalar las conductas inapropiadas: "Necesitamos presión externa para cambiar".

¿Cuándo y dónde verla en España?

Parece difícil, en cualquier caso, que nada cambie en un futuro a corto plazo. Habrá que esperar si en los próximos meses algo se mueve dentro de la Asociación. Mientras tanto, solo queda aguardar a que se complete el palmarés de esta inusual edición.

En lo que concierne a los espectadores españoles, el lugar donde ver los Globos de Oro será el acostumbrado: Movistar+. La compañía llevará a cabo una cobertura especial comandada por Cristina Teva y Laia Portaceli desde los estudios de Movistar+, acompañadas por Alberto Rey y Elena Neira.

El dispositivo dará inicio a las 0:30 horas, con la Cuenta atrás, a modo de previa que podrá seguirse a través de #0. A esta le seguirá la retransmisión en sí de la gala a partir de las 02:00 horas, en su caso solo a través de los canales Movistar CineDoc&Roll, en el dial 31; y Movistar Seriesmanía, dial 12.

Para quienes no se vean en disposición de trasnochar, habrá redifusiones, por supuesto: al día siguiente, sse podrá ver un amplio resumen en Movistar CineDoc&Roll (20:00 horas), Movistar Seriesmanía (22:00 horas) y #0 (02:00 horas). Habrá más redifusiones también el 2 de marzo, en horario de sobremesa.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas