Telecinco

Gloria Camila se disfrazó en 'Ya es verano' para conocer la opinión de la gente sobre ella y su padre, Ortega Cano

Gloria Camila, disfrazada en 'Ya es verano'

Días antes de poner rumbo a Pesadilla en el Paraíso, Gloria Camila se disfrazó este domingo en Ya es verano para preguntarle a gente por la calle su opinión sobre ella y su familia. De este forma, los entrevistados respondieron sin saber que estaban hablando con la verdadera hija de Rocío Jurado y Ortega Cano.

Ana María Aldón respondió a los ataques de Rosa Villacastín sin coincidir cara a cara: "No me conoces"

Ana María Aldón respondió a los ataques de Rosa Villacastín sin coincidir cara a cara: "No me conoces"

El programa mostró su proceso de transformación, ya que le aplicaron abundantes dosis de maquillaje, le pusieron una peluca negra y unas gafas enormes. Así, se convirtió en reportera 'clandestina' por un día al estilo de Rosalía hace unos meses en El Hormiguero.

“Es una vergüenza sacar los trapos sucios y cosas tan íntimas y tan de casa”, opinó una de las personas con las que habló. Otra mujer rechazó postulares, aunque acabó reconociendo: “No va nada más que buscando dinero sin trabajar”.

“Es un desastre, una aprovechada. En el fondo me da pena Ortega Cano”, lamentó una transeúnte. “No aporta nada”, fue otro de los comentarios emitidos sobre Camila, “está todo guionizado”.

Pero la colaboradora no sólo recibió críticas. Otra persona anónima defendió que le “gustaba” porque la veía “bastante educada. Está pasando con su padre lo que nadie sabe”. “Se lleva el dinerito como todos”, replicó otra, “hay que inventarse, hay que mentir, hacer exclusivas”.

“Tengo una carrera y un máster”

Más adelante, Ya es verano mostró también el momento en el que la colaboradora compartió con sus entrevistados que ella era la Gloria Camila real. A algunos les costó creer sus palabras, pero hubo quien hasta se atrevió a desafiarle. “Y el pobre de tu padre, ¿qué?”, le espetó. “Señora, no me llevo el dinero calentito, me llevo lo mío. Mejor que le defienda yo a que le pongan a caer de un burro”, replicó ella.

“Tengo una carrera, un máster, no vivo de mi vida pero hablo para defender las mentiras que se dicen en la tele”, sostuvo. Hubo igualmente quien se lo tomó con humor y quienes expusieron que se habían dado cuenta de que era ella y que por eso “habían hablado bien”. “¡Me alegro de conocerte!”, planteó la persona que había dado una opinión más positiva sobre ella.

Etiquetas
stats