Nueva legislación

El gobierno británico de Boris Johnson regulará a Netflix, Amazon y demás plataformas para proteger a la BBC

Boris Johnson, en una entrevista en la BBC

Redacción

Los países de Europa siguen avanzando en su intención de regular el modelo de las plataformas de streaming estadounidenses, que operan en todos ellos pero tributan una ínfima parte de sus ingresos en sus respectivos sistemas fiscal, desviando sus ganancias a estados con tasas más bajas para así maximizar sus beneficios.

El Gobierno obligará a las plataformas a financiar ficción europea, y estas 'escaparán' por su forma de facturar

El Gobierno obligará a las plataformas a financiar ficción europea, y estas 'escaparán' por su forma de facturar

Al igual que desde la Unión Europea se ha comenzado a regular esa actividad, diversos medios informan que ahora será el gobierno británico de Boris Johnson el que inicie una nueva legislación sobre Netflix, Amazon Prime Video, Disney+ y demás gigantes del streaming.

El Ejecutivo ha anunciado oficialmente que sus ministros del Departamento de Digital, Cultura, Medios y Deporte van a abrir una ronda de consultas para que las plataformas cumplan con las leyes de radiodifusión británicas, como ya ocurre con las públicas BBC, ITV, Channel 4 y Channel 5, la privada Sky, y todas las cadenas del Reino Unido.

El objetivo es el mismo que desde hace años reclaman las cadenas en España: competir en las mismas condiciones. En el caso del Reino Unido, el gobierno de Boris Johnson quiere de esta forma proteger a su cadena pública, la BBC. Un portavoz del Ejecutivo reconoce que quieren "nivelar el campo de juego para que las emisoras de servicio público puedan competir con rivales internacionales".

Entre las medidas que se adoptarán, la más llamativa es que obligarán a las plataformas a publicar sus datos de audiencia, por lo menos para sus producciones creadas por sus cadenas públicas como Peaky Blinders, Fleabag, The End of the Fucking World y Unforgotten.

Además, el Ejecutivo quiere impulsar una nueva y correcta calificación de los contenidos por edades, y regular si deben estar sujetos a estándares de objetividad y neutralidad en los espacios informativos. Medidas para las que será necesaria una nueva ley, puesto que los organismos responsables de cada país no tienen jurisdicción sobre las plataformas al estar afincadas en otros estados en los que pagan menos impuestos.

En declaraciones a Deadline, Oliver Dowden, Secretario de Cultura del gobierno británico, ha explicado: "Ha llegado el momento de ver cómo podemos liberar el potencial de nuestros organismos de radiodifusión de servicio público y, al mismo tiempo, asegurarnos de que los espectadores y oyentes que consumen contenido en nuevos formatos sean atendidos por un sistema justo y que funcione correctamente".

Etiquetas
stats