Fin al proceso

El Gobierno británico cancela definitivamente la polémica privatización de Channel 4

Logotipo de Channel 4

Channel 4 no será privatizada. El Gobierno británico ha confirmado que da marcha atrás a este polémico proceso de venta, nueve meses después de ponerse en marcha. En su lugar, explican, plantearán un “ambicioso programa de medidas” como alternativa, recoge Variety.

Channel 4 anticipa las consecuencias negativas de su privatización y presenta un plan alternativo al gobierno

Channel 4 anticipa las consecuencias negativas de su privatización y presenta un plan alternativo al gobierno

Se pone aparente fin a uno de los empeños más controvertidos en materia de telecomunicaciones del ejecutivo de Reino Unido. Esta privatización del canal, nacido en 1982 como alternativa a BBC One y BBC Two pero sufragado a través de la publicidad, había sido un empeño personal de Nadine Dorries, firme aliada de Boris Johnson y la secretaria de Cultura hasta el pasado mes de septiembre.

La actual ministra de Cultura cancela los planes de su antecesora

La ministra había llegado a apostar por esta misma primavera como plazo para sacar el canal a subasta, con el objetivo de haber zanjado la venta de cara a las siguientes elecciones generales, las de mayo de 2024. Todo ello, pese a la oposición del sector y de la propia Channel 4, que anticipaba las consecuencias negativas del proceso.

No obstante, estos planes se fueron al traste con los cambios en el organigrama de gobierno tras la dimisión de Boris Johnson. Michelle Donelan, sucesora de Dorries en el puesto, tildó esta pretensión de vender Channel 4 como “una decisión errónea” de su predecesora, en una carta enviada al actual primer ministro, Rishi Sunak, filtrada a los medios hace escasos días.

Fue ella misma la que ha anunciado el cambio de rumbo tras mantener conversaciones con la cúpula de la cadena y con diversas productoras. “Channel 4 es un éxito británico y un eje de nuestras industrias creativas en auge. Después de revisar el caso de negocios y comprometerme con los sectores relevantes, he decidido que Channel 4 no debe venderse”, declaró.

Se impulsará la producción propia, principal problema del canal

En lugar de privatizarla, el ejecutivo replanteará la situación del canal mediante una serie de reformas, a través del proyecto de ley de Medios, para que la televisión pública pueda producir contenido. Hay que recordar que todos sus contenidos actuales son producidos de forma externa, lo que hace que sean las productoras externas las que dispongan de los derechos sobre los formatos.

Además, se obligará a la cúpula directiva a que asegure la sostenibilidad financiera a largo plazo. Del mismo modo, Channel 4 se compromete a crear empleo y a duplicar sus inversión en formación de trabajadores. “Este anuncio traerá grandes oportunidades en todo Reino Unido”, anticipó Donelan.

“El principio de titularidad pública está asegurado para el futuro próximo, una decisión que nos permitirá ganar aún más poder en el mundo digital”, se precia Alex Mahon, CEO de la operadora, que destacó que esta ha sido “innovadora, editorialmente brillante y querida por audiencias que otros no pueden alcanzar, especialmente los jóvenes y los infrarrepresentados”. Ahora, añade, “tomarán más riesgos y romperán más barreras” con la certeza de mantener sus pretensiones.

Etiquetas
stats