Una de las misas que habitualmente emite el canal Trece se ha visto interrumpida por la aparición de un hombre que sin mayor problema logró llegar hasta el altar, apartar al sacerdote, y hablar ante el micrófono.

El suceso, sin mayores consecuencias, se produjo en un momento de la celebración de este jueves 14 de noviembre desde la Basílica de la Concepción de Madrid, correspondiente a la 32ª semana de Tiempo Ordinario y presidida por el P. Jesús Luis Sacristán.

Después de que una de las feligresas concluyese, el sacerdote retomó la misa, pero se detuvo al ver que un hombre, que había permanecido a sus espaldas durante la anterior lectura, se situó a su lado pese a no tener turno.

El hombre estuvo unos segundos pie junto al cura, y cuando éste acabó la oración, no esperó su permiso y se lanzó al micrófono. El párroco actuó rápidamente, y le intentó apartar diciéndole: "No, no, no, no", mientras miraba a su alrededor intentando que alguien le explicase qué pasaba.

Pese a todo, el hombre logró hablar al micro, presentándose así: "Hola, soy Luis Enrique y soy la reencarnación de... de los...". Sus palabras fueron interrumpidas porque el sacerdote cortó el micrófono, y tras intentar apartarle empujándole levemente, optó por irse del lugar mientras la música empezaba a sonar. El hombre siguió hablando, pero sin que se le escuchara por el micrófono apagado.

Después de unos segundos de "monólogo sordo", el hombre concluyó y bajó por su propio pie del altar, sin que nadie le sacase por la fuerza o le invitase a ello. Como si nada hubiese pasado, la misa siguió con total normalidad.

Etiquetas
Publicado el