Joaquín Reyes, como invitado

'El Hormiguero' llamó a dos personas que aseguraron no ver el programa: “No nos viene mal una cura de humildad”

Pablo Motos y Joaquín Reyes, en El Hormiguero

En la noche de este lunes, El Hormiguero tuvo como invitado a Joaquín Reyes que promocionaba su vuelta al teatro - tras el confinamiento- y su libro Ellos mismos, sobre fama y el olvido. Como si de una premonición de lo que iba a pasar en el programa, el cómico habló de ese éxito que se logra y que pega un “subidón cuando se logra pero que genera mucho miedo el dejar de gustar” a la gente.

Alejandro Sanz, Pausini, Orozco y Pablo López confiesan "favoritismos" y celos entre ellos en 'La Voz'

Alejandro Sanz, Pausini, Orozco y Pablo López confiesan "favoritismos" y celos entre ellos en 'La Voz'

Minutos más tarde, y como es habitual en el programa, Pablo Motos le pedía a su invitado que respondiera a la persona a la que llamarían al azar con un “¿sabe usted qué es lo que quiero?”, para que esta dijera: “La tarjeta de El Hormiguero” y pudiera ganar 6.000 euros. Reyes aceptó.

La primera llamada fue a un señor que no respondió lo debido y el cómico insistió: “Le estamos llamando de El Hormiguero, del famosísimo programa que presenta Pablo Motos”, dijo para darle una pista y que respondiera la mítica frase. Pero lejos de eso dijo: “Ah, es que no veo ese programa”.

Colgaron y llamaron a otra persona. Esta vez era una mujer que tampoco respondió correctamente a la pregunta de Reyes y le volvieron a explicar que llamaban de El hormiguero. Cuando ella escuchó eso soltó: “No lo veo nunca, no me gusta” y también colgó. Ante dos cortes tan parecidos, las hormigas comentaron: “No nos viene mal una curita de humildad”.

Y Motos explicó que cuando hacían eso Raffaella Carra llamaba para echarles bronca y así lo hizo con la segunda mujer: “Buenas noches, no se enfade, déjeme que le explique antes de colgarle. Aunque no le guste este programa esta noche se está jugando 6000 euros”. A lo que ella respondió sin dudar: “Uh, yo no quiero tanto dinero” y volvió a colgar.

De forma que el programa volverá a jugar pero con un bote mayor: 9.000 euros, a la espera de que al otro lado del teléfono esté una persona que sí vea el formato y sepa responder.

Etiquetas
stats