Vídeo

'El ingeniero', colaborador de 'El Chiringuito', cuenta que ha sido despedido: “Echaba muchísimas horas”

'El ingeniero' en 'El Chinguito'

El Chiringuito prescinde de los servicios de Pedro Sáez, el colaborador conocido como 'El Ingeniero', según ha contado el propio afectado en su canal de Twitch. En el relato asegura que el programa de Atresmedia decidió despedirle cuando él negociaba reducir las horas de su contrato. Fuentes de Atresmedia explican a verTele que Sáez todavía se encontraba en el período de prueba de su contrato, y que no lo ha superado. 

'El Chiringuito' dijo adiós a tres de sus colaboradores: "Esta es vuestra casa"

'El Chiringuito' dijo adiós a tres de sus colaboradores: "Esta es vuestra casa"

El colaborador era uno de los fichajes de este año con su sección deportiva de Big Data, en la que destacaba por su peculiar sentido del humor irónico y su forma de analizar la situación del fútbol. Sin embargo, su tarea principal era gestionar el canal de Twitch del espacio, para controlar las retransmisiones por streaming del programa.

Sáez comienza dejando claro que ha sido feliz en el programa: “Desde que entré en El Chiringuito hasta ahora, yo me he sentido muy feliz y muy cómodo. Eso lo primero”, y en otro momento de su vídeo vuelve a repetir: “Aunque haya pasado esto, mi opinión no va a cambiar. He sido muy feliz, he estado muy a gusto, pero al largo plazo no es mi sitio, porque yo he estudiado otras cosas”.

También habla de su sueldo, valorándolo muy positivamente: “De becario 600 euros. Y ya con contrato, depende de los días efectivos, cobras más o menos. Yo he llegado a cobrar unos 1.800, el pico ha sido ese. Está muy bien, se cobra muy bien, la verdad”. “Yo como becario creo que 600 está bien. (...) Y luego ya digo, me hicieron contrato y tenía un sueldo que no me podía quejar, pero como ingeniero puedo cobrar el doble”, ha añadido.

Al entrar en los motivos de su adiós, el joven explica que el horario en el programa no era compatible con sus estudios en la universidad. “Un jueves, que fue la última vez que salí en el programa, comenté que no tenía que estar ahí porque había echado muchísimas horas”, contando que se quejó con un compañero sobre ello. También asegura que las horas que hacía extras, en las que también salía en televisión, cuenta que no se las pagaban.

Por ese motivo, 'El ingeniero' detalla cuál era su horario en El Chiringuito: “Empezaba a las 12 de la mañana y paraba a las 15:00 y luego, teóricamente, era de 18 a 0:00 horas de la noche. Además, le iba sumando las horas que salía en la tele. Me dormía a las 04:00 de la mañana y a las 12 tenía que volver a trabajar. No tenía tiempo para estudiar”.

“Otro compañero se reunió conmigo de buena fe para saber qué me pasaba, y le conté que estaba agobiado. Me dijo que me iban a cambiar el horario, pero me dijeron que si me ponían el horario a ocho horas, no iba a poder hacer 'Big data'”, ha contado Sáez, quien también ha contado que no salir en televisión no le importaba, algo que le extrañó a su compañero.

“No tuve una despedida”

Sin embargo, ese cambio no se produjo. “Hace dos semanas estaba preparándome para ir a la redacción y me mandan un mensaje diciendo que me busque un sustituto”, desveló 'El ingeniero', asegurando que no se “lo esperaba”: “Ya no era lo que necesitaban”.

'El ingeniero' comenzó en el espacio con un contrato de prácticas y acabó ofreciendo la idea del Big Data, la cual resultó efectiva. El joven ha explicado que después de que se le ofreciera, sin éxito, firmar una carta voluntaria de renuncia porque no quería irse, a El Chiringuito no le quedó otra que echarle. Repetimos que fuentes de Atresmedia explican a verTele que Sáez todavía se encontraba en el período de prueba de su contrato, y que no lo ha superado.

Según ha continuado contando el ya excolaborador del programa de Josep Pedrerol, después de que el formato tomara esta decisión, no se le dedicó una despedida: “Nadie de la redacción me dijo nada, quitando algunas personas, pero la mayoría de gente no se despidió de mí. Y dos semanas antes muchos ya no me hablaban o me saludaba más frío”.

Etiquetas
stats