Vídeo

'El Intermedio' parodia la campaña de Macarena Olona en Andalucía junto a Álvaro Zancajo

Macarena Olona (Cristina Gallego) y Álvaro Zancajo (Dani Mateo), en 'El Intermedio'

El Intermedio organizó este martes un tour turístico a Macarena Olona para que conozca algunos de los lugares más emblemáticos de Andalucía, la comunidad autónoma que aspira gobernar a partir del próximo 19 de junio. Para ello, el programa de laSexta parodió a la candidata de Vox a través de Cristina Gallego, que ataviada con un traje de flamenca 'recorrió' algunos puntos de la geografía andaluza junto a Dani Mateo, metido para la ocasión en el papel de 'Álvaro', probablemente por Álvaro Zancajo, el jefe de prensa de Olona.

Wyoming, sobre el baile de Arrimadas en una chirigota: "Se está preparando para la caída libre"

Wyoming, sobre el baile de Arrimadas en una chirigota: "Se está preparando para la caída libre"

Así las cosas, la 'otra' Olona y el 'otro' Álvaro hicieron paradas por sitios tan ilustres como La Alhambra. “No está mal, me podré subir arriba a vigilar que no entren inmigrantes”, aseguró la candidata antes de que su jefe de prensa le recordara un pequeño detalle: La Alhambra es una construcción de origen musulmán. “¿Que esto es moro? (...)Cuando yo gobierne Andalucía convertiré este centro de perdición en una iglesia católica como Dios manda, con su campanario y su pobre en la puerta. La llamaré Catedral de Santa Macarena Defensora del Hombre Oprimido”, aseguró la parodia de Olona.

Poco después, la candidata se fue a un campo de olivos, aunque para ella era algo muy diferente. “Esto deben ser las ruinas de una ciudad andaluza arrasada por las políticas del Gobierno de Sánchez”, apuntó la candidata, que dentro de este sketch confundió a unos jornaleros con unos menas. “Si fuesen menas no estarían trabajando. Recuerden que están forrados gracias al Gobierno”, señaló su jefe de prensa.

La última parada del viaje de Olona tuvo como destino la Bahía de Cádiz. Concretamente, uno de sus chiringuitos de playa. “¿Chiringuitos? Supongo que estarán llenos de feminazis subvencionadas, amigas de Irene Montero”, comentó primero. “¿Y esas tumbonas para qué son, para practicar abortos?”, preguntó después. Álvaro salió al paso para aclarar que este no era la clase de chiringuito que ella estaba pensando. Aun así, a la 'otra' Olona no pareció importarle: Prohibirá los chiringuitos. “Vale, puede que no sea un chiringuito feminista, pero están poniendo Tanxugueiras, y eso es prácticamente independentismo”.

Etiquetas
stats