Crónica de la gala en Telecinco

'La isla de las tentaciones 4' sorprendió con la actitud de Darío en su hoguera de confrontación con Sandra

Darío y Sandra en su hoguera de confrontación

Paula Hergar


La octava gala de La isla de las tentaciones 4 volvió a vivir una situación inédita con la llegada de la suegra de Álvaro a la hoguera. Algo que también pudo ver la propia Rosario pero solo en imágenes, para sentirse “orgullosa” de su madre.

Sandra Barneda frenó a la madre de Alejandro: "Te voy a echar del plató"

Sandra Barneda frenó a la madre de Alejandro: "Te voy a echar del plató"

El programa mostró una nueva noche de pasión entre una de las chicas y sus tentadores. Y en la misma villa se vivió una revolución al tener a varias de las inquilinas enfrentadas.

Además ,Gal·la vio cómo Nico se acostó con dos solteras la misma noche, Tania no pudo reprimir su “decepción” con Alejandro y Sandra vivió su hoguera de confrontación con Darío.

La bronca de suegra y el orgullo de madre

Charo se convirtió en la primera suegra en acudir al reality. “¿Te alegras de ver a la suegri?”, fue lo primero que le dijo a Álvaro al verlo, mientras él se reía de los nervios y se adelantaba: “Yo a tu hija la amo. Pero es fuerte lo que vas a ver. Ella ha fallado primero”.

Antes, incluso, de ver imágenes de ambos, ella aseguró que defendería a su hija a capa y espada, y si ella había fallado: “Por algo será. Tengo cariño a Álvaro pero no me fío, porque sé que a la primera de cambio... Creo que en el fondo se quieren”. Y tras ello, lo primero que emitieron fue lo ocurrido entre el nuero y Sabela. Él se echó las manos a la cabeza y ella se limitó a asentir con la cabeza.

“¿Y tú dices que la quieres? No respetas a mi hija, ten un poco de vergüenza y cállate la boca” dijo enfurecida. Mientras él respondía que no se le daba bien enfadarse con su suegra y que Rosario había hecho lo mismo que él. Momento en el que pusieron imágenes de la hija con Suso y Simone pero ella se limitó a decir que disfrutara. “Pues que disfrute pero a mí me pierde”, respondió Álvaro.

Aunque la madre sí aceptó que verla en la cama con otro no le había gustado, sí que la justificó: “Rosario está disfrutando ahora, y ya era hora. Ha estado llorando por los rinconces”. Mientras él se quejó de que su novia le hubiera perdonado pero la suegra no: “Tú nunca me has perdonado pero tu hija se va a arrepentir mucho”.

Preguntada por cómo le gustaría que acabara la aventura, Charo respondió que querría que su hija se marchara sola. Aunque sí se perdonaban le aceptarían en la familia. Él se echó a llorar y le pidió no tener “ningún mal rollo con vosotros porque os he querido mucho”.

Nueva hoguera de las chicas con el castigo a Sandra “por mentir”

Zoe, Tania, Gal·la, Rosario y Sandra se sentaron en su cuarta hoguera con la esperanza de recuperar alguna ilusión con sus parejas. Pero todo eso se derrumbó en la mayoría de ellas. La primera en ver imágenes fue Rosario que comprobó cómo Álvaro hablaba mal de ella junto a Sabela, llamándola “puta barriobajera” y “suricato”. También teniendo sexo y comentándolo al día siguiente: “Me repugna, es duro verlo pero no voy a recaer”, aseguró ella.

Zoe de nuevo tampoco pudo ver imágenes pero sí escuchar a Josué: “Me gusta gustar, que luchen por mí. Estoy en mi salsa. Con Claudia y Diriany tenemos un juego de seducción”, decía él mientras ella se alegraba de oír eso: “Me encanta escuchar esto, aquí estoy escuchándolo, me río porque este es mi novio, es mi niño. Me molesta que le guste los jueguecitos de otras pero no de mí. Es el tío que me da rabia pero que amo con todas sus fuerzas”.

La siguiente fue Tania en ver las críticas de Alejandro hacia ella: “No me gustan en un futuro cosas como que hable libremente de sexo, que sabía que podía venir uno y engatusarle...”. Palabras que ella esperaba pero le molestó que él pensara que ella no tenía personalidad y que ni le importaba verle con otra: “No me gusta el Alejandro que estoy viendo y no siento nada”, confesó entre lágrimas, “me estoy desilusionando”.

Turno de Sandra que tampoco pudo ver a Darío por haber “mentido” al reality. Solo pudo escucharlo, mientras sus compañeras vieron las imágenes. Él aparecía “despechado”, deseando un “perdón”, sin entender que durante un mes ella siguiera como si no hubiera pasado nada y bailando con las tentadoras. Ellas se lo explicaron y Sandra entendió “que piense que soy la peor persona del mundo”.

Para acabar, Gal·la vio a Nico criticándola, acostándose de nuevo con Miriam y hasta con Rosana: “Qué asco. Ha encontrado aquí su momento pero no es la forma de hacerlo. Tiene que darme muchas explicaciones, pero lo que más me duele es que me deje como mala persona cuando no lo soy”.

Noche de pasión y enfrentamiento entre las chicas

Después de la hoguera, Tania y Rosario hablaron con Simone para aclarar cuál de las dos le gustaba más. Aunque no llegaron a ninguna conclusión, ellas acabaron abrazándose y sellando su amistad. Tras ello, Rosario fue a buscar a Suso para dormir con él y culminaron su relación con una noche de sexo.

Por otro lado, Zoe, Gal·la y Sandra también se enfrentaron porque la viceversa había “metido mierda” al decir que no podría volver a confiar en Sandra, después de haber entrado al reality mintiendo. Eso hizo que varias le pidieran explicaciones y ella asegurara que todo lo que hacía era para el bien del resto.

Darío se derrumba en su hoguera de confrontación con Sandra

Cuando Barneda le mostró las imágenes a Sandra de Darío pidiendo una hoguera de confrontación ella aceptó rápidamente: “Sí, la quiero. Necesito verlo porque no entiende nada. No se esperaba que me liase con Rubo. Quiero verlo. Me siento súper culpable de todo”.

Al anochecer llegó ese momento. Darío se sentaba primero frente a Barneda, “tranquilo porque sé que no he fallado”, y reflexivo: “Me ha dejado claro que no me quiere, que me ha utilizado y que no ha valido la pena nuestra relación”, sentenció. Una actitud firme del joven que se derrumbó al ver a su novia de nuevo: “Lo he pasado muy mal”, le confesaba y ella le decía lo mismo, “yo también, mi niño”.

La primera pregunta que le hizo él fue: “¿Me merezco lo que pasó?” y ella lo negó. “No se merece nada de lo que le he hecho, tengo mucho sentimiento de culpabilidad”. Preguntada por Rubo, respondió que se sentía comprendida y agradecida por sus detalles.

Al ver imágenes de Darío destrozado, ella reaccionó: “Te quiero pedir perdón por todo. No siempre te he tratado como te mereces, una relación es de dos, que has mirado por ti y tú también has mirado por ti”. A lo que él reconoció que su actitud en algunos momentos no fue como debía ser pero no por ello se explica lo que ella le ha hecho.

Después de ver las numerosas críticas de ella hacia él, Sandra concluyó: “Aunque me duele reconocerlo, no te hago bien y tú a mí tampoco”. Sobre su lío con Rubo: “Me dejé llevar y no pensé en nadie. Me siento mal por ti. Pensaba que mi relación era perfecta pero aquí me he dado cuenta de que no. He explotado por todas partes”. Y Darío también se sinceró: “Me he sentido muy mal y utilizado. No sé qué he hecho para merecer esto. Entiendo que te dejes llevar pero no veo motivo para que me hagas esto”.

Tras ello, Barneda preguntaba a Darío cómo quería marcharse de la isla, con Sandra o solo. Pero el programa dejó la respuesta para el próximo Debate. Aunque en el avance no se vio a ninguno de ellos entre los protagonistas.

Etiquetas
stats