'La isla de las tentaciones 5' asombró con la infidelidad de Javi y la “envidia” de Sandra Barneda

Sandra Barneda, en 'La isla de las tentaciones 5'

Paula Hergar


La isla de las tentaciones 5 finalizó su semana de reencuentros “tres meses después” con las únicas dos parejas que se habían marchado de la mano tras la experiencia: Javi y Claudia y Andreu y Paola.

Telecinco exprime aún más 'La isla de las tentaciones 5' con un "debate final, final" para empezar 2023

Telecinco exprime aún más 'La isla de las tentaciones 5' con un "debate final, final" para empezar 2023

Ambos dúos sorprendieron pero por razones muy distintas: los primeros anunciaron su ruptura (más o menos) definitiva por una tercera persona y los segundos hasta protagonizaron una “pedida” peculiar.

Como testigo de todo ello estuvo una Sandra Barneda que no se cortó a la hora de opinar de todo lo que observó.

De la incredulidad del desenlace entre Javi y Claudia...

En el reencuentro entre Javi y Claudia hubo un cambio de papeles completo, a lo que habíamos visto durante la isla. Claudia llegaba primera ante la presentadora y se derrumbaba solo sentarse: “Me ha destrozado. Me ha engañado mucho, muchísimo”.

Ante la sorpresa de Barneda, le narró los hechos: “Nos dimos una segunda oportunidad, estuvimos todo el verano juntos y ahora me he enterado de cosas feas que me ha hecho. Me han llegado vídeos en el jacuzzi con chicas... no existe el Javi que decía antes”.

Y añadió: “Desde que empezó a emitirse todo se convirtió en otro, le pillé conversaciones con chicas, se fue de fiesta a Madrid y hace tres días me llegó un mensaje diciéndome que me había puesto los cuernos con otra chica. La chica de la conversación borrada, por supuesto. Le pedí que se fuera de casa, sin mirar atrás, ni intentó recuperarme”.

Claudia volvió a echarse a llorar: “No me creo que me haya hecho esto, me ha hecho tanto daño... solo quiere quedar bien, ni le importa que lleve tres días sin dormir”. Palabras que escuchaba Javi desde una habitación y desmentía por completo: “Estoy viviendo una película de Hollywood ahora mismo, todo es mentira”.

Turno de Javi que llegó para hablar con Barneda a solas: “Estoy en shock, no reconozco a mi ex novia por su capacidad de mentir. En mi vida imaginé que tenga los cojones de venir aquí y mentir. No he sido infiel a Claudia en la vida. Voy a contar la verdad: que no es celosa es una mentira como un piano. Ha llegado a escribir a mis amigos haciéndose pasar por mí para saber si he estado con alguien”.

También hizo autocrítica: “Es verdad que le he reprochado mil veces lo de Álvaro, hemos viajado a mil sitios pero en su versión todo ha sido una mierda. Hace tres días salí de fiesta, una chica me toca un hombro y le pasan ese vídeo diciendo que me he liado con otra. Yo la amo pero no entiendo nada”.

FInalmente se reencontraron y cuando él quiso saludarla ella se negó: “Eres un sinvergüenza, ¿tú quién eres? Te he llamado llorando y te has reído de mí. Hace tres días venía contigo de la mano y ¿dices que me lo he inventado? Te he dado mi vida entera, no me merecía esto”, lamentaba llorando.

“No me creo tus lágrimas”, decía él impasible. “Me has dicho que deberías seguir liándote con Álvaro. Has intentado limpiar tu culo para quedar bien ahora. Ella sabe que en mi vida le he puesto los cuernos, que lo diga es una barbaridad”.

Si ya eran pocos, entró Álvaro: “Entonces no es tan bueno como parecía. Yo hubiera seguido conociendo a Claudia. Nunca he dicho que no me gustara. Me parece una tía de puta madre y necesitabas reír, volar... yo te veía así. Suerte”, dijo al mrcharse.

Barneda no dejaba de alucinar: “Pero si os queríais muchísimo, no entiendo las versiones tan contradictorias”. Por lo que les despidió al ver que no podían llegar a ninguna solución.

... al cuento de hadas de Paola y Andreu

La única pareja que entró de la mano, tres meses después. Juntos vieron las imágenes de su paso y reflexionaron sobre ello: “Sé que la gente decía que era exagerada pero tu cabeza te engaña y se pasa muy mal” confesaba Paola.

“Hay un efecto de grupo en el que crees que tu chica será la siguiente, me entró la inseguridad de perderla y nunca creí que me pudiera pasar”, añadió Andreu. La joven también aseguró que su acercamiento “a piñón fijo” con Cristina, la tentadora, le hizo tambalearse, pero que en casa, con sus explicaciones lo entendió todo.

Aunque cuando Barneda les mostró el vídeo que había mandado ella, con recuerdos de su experiencia con Andreu, no le gustó nada a Paola: “Siempre ha ido de amiga nuestra y ahora entiendo como que le deja abiertas las puertas. Eso me molesta”. Algo que el catalán entendió.

Tras eso, los dos concluyeron que la experiencia les había fortalecido y que tenían más seguro que nunca que querían hacer planes juntos y querían pasar la vida uno al lado del otro. Por ello, Andreu sacó de su bolsillo una llave y se puso de rodillas: “¿Quieres que vivamos juntos?” le propuso y ella aceptó entusiasmada.

Barneda se emocionó y aplaudió lo singular de regalar una llave y no un anillo. “Poco a poco”, respondió Andreu y la presentadora confesó sus sentimientos: “Dais mucha envidia. Ver que habéis superado vuestra mayor tentación, la cabeza. Qué envidia chicos, mucha suerte”, les deseó para despedirlos, mientras ellos se marcharon riendo.

Etiquetas
stats