'La isla de las tentaciones 5' destapó la mentira de Laura y Mario y sufrió las lágrimas de Barneda por desamor

Laura y Mario, en su hoguera de confrontación

Paula Hergar


La isla de las tentaciones 5 ya hizo historia con algo inédito: expulsar a una de sus parejas para que entre otra. Los escogidos para marcharse fueron Sara y Manu que, aunque sorprendidos, volvieron a su casa de la mano. Mientras que Ana y Cristian se acomodaban como sustitutos.

Qué pasa con 'El debate de las tentaciones': así muere en silencio la gala 'extra' de la marca estrella de Mediaset

Qué pasa con 'El debate de las tentaciones': así muere en silencio la gala 'extra' de la marca estrella de Mediaset

Pero lo más impactante de la entrega fue la hoguera de confrontación protagonizada por Laura y Mario, que empezó con un abrazo sentido y acabó con él marchándose “de esta puta isla” por una información que ella desveló.

Todo ello en una noche en la que Sandra Barneda también se rompió al ver llorar a Samu por Tania: “Todos hemos vivido esto, todos nos hemos roto por amor, no pasa nada”, aseguró la presentadora.

Las chicas escogen a Sara para marcharse

La entrega anterior acabó con la entrada de una nueva pareja y la decisión en el aire, de las chicas de escoger a una de ellas para marcharse. Por lo que cada una de ellas argumentó su elección:

“Creo que hay una que no se está dejando llevar tanto por la experiencia, creo que Sara no lo está disfrutando” expresó Claudia. “Aquí se viene a poner a prueba una relación y creo que Sara nunca va a llegar a hacerlo” añadió Laura.

En la misma línea estuvo Tania: “Creo que a Sara no le hace falta esta experiencia porque está segura de su relación”. Y Paola sentenció: “Es verdad que Sara tiene un amor muy fuerte y quizá este no es el lugar para poner a prueba su relación”.

Por lo que la elegida para marcharse fue Sara: “Estoy tranquila porque sé que si pudieran no elegir no me elegirían. Es verdad que me gustaría quedarme para seguir viendo cosas pero me está costando. Me alegro de haberos conocido a todas. Estoy orgullosa de mi paso por la isla y entiendo la decisión porque igual este no es mi lugar”, dijo al despedirse.

Lo que dio paso a que Ana se sentara en el lugar de Sara, tras haberse despedido de Cristian, su pareja, con lágrimas en los ojos y pidiéndole que se portara bien.

La hoguera de chicos con el “descubrimiento” de Mario y la tranquilidad de Javi

Los chicos volvieron a la hoguera y se sentaron frente a Sandra Barneda por tercera vez. Andreu fue el primero en ver a una Paola sonriente con Vladi y pidiendo una cita con él porque tiene algo que no le da su novio. “No me ha hecho gracia esto, porque no me lo dice en casa” lamentó entre lágrimas.

El siguiente en ver imágenes fue Javi, que no se molestó al ver a Claudia escogiendo a Álvaro para una cita. “No le veo su prototipo. Puede conectar con él y me duele pero confío en nuestra relación”, aseguró.

A Manu, en cambio, no le quisieron mostrar vídeos de Sara “por el bien de su experiencia”. Por lo que Mario fue el cuarto en sufrir imágenes: “Justo lo que no quería ver, sé que lo ha hecho aposta. No quiero una chica así a mi lado”, enfureció cuando vio a Laura besarse con su tentador. Pero hubo más: descubrió que había tenido una noche de pasión con Álvaro. “Nuestro mejor momento y me pone los cuernos. Si llego a saber eso, aquí no estoy. No se ha reído alguien tanto de mí en la vida”, alucinó.

El último fue Samu, que vio cómo creía la conexión entre Hugo y Tania. Respiró profundamente e intentó controlar las lágrimas: “La veo muy bien, creo que van a seguir a más, veo mucha complicidad”, lamentó. Y continuó viendo a su novia en el sofá con su tentador, acariciándose y masajeándole el trasero: “No se acuerda de mí en ningún momento. No sé si llegará el punto de frenarse”.

El final de Sara y Manuel con algunos reproches

Todos se marcharon de la hoguera, excepto Manuel que se quedó solo. Y de golpe apareció Sara para su sorpresa. Ambos se besaron y ella explicó lo ocurrido: “Ha entrado una nueva pareja y una tenía que marcharse. Las chicas han elegido que fuéramos nosotros. Sienten que no lo necesitamos y yo no he tenido una conexión con nadie”, dijo ella.

Mientras Manu confesó que a él le había ocurrido lo mismo. Sin embargo, ella quería saber la razón de que él dijera a una tentadora que “quería” a su pareja pero no la amaba aún. Él explicó que la quiere muchísimo pero aún siente que se están conociendo. Palabras que hicieron llorar a la joven que explicó que sí lo amaba a él.

Sara también quiso entender la razón de no contarle que había sido infiel en otras relaciones: “No me importa tu pasado, me importa lo que hagas cuando estás conmigo. No me gusta eso que he visto, tendremos tiempo de hablar”. A lo que él explicó que decidió “callárselo porque tenía miedo que no te gustara. En esa época cometí errores pero ahora no los cometería”.

Aún así, ella aseguró que seguía sintiendo que él es el hombre de su vida. Algo con lo que él estuvo de acuerdo. Se besaron y se fueron de la mano.

El drama con Sandra Barneda, incluida

Sandra Barneda llegó a la villa de los chicos para transmitir a Mario que Laura quería una hoguera de confrontación, pero antes, quiso saber cómo habían pasado la noche tras las imágenes. Al escuchar a Samuel cómo temía perder a Tania, la presentadora no pudo reprimir sus lágrimas: “Te mueres de amor por ella y estás aguantando. Pero es súper bonito”, le intentaba animar, “todos hemos vivido esto, todos nos hemos roto por amor, no pasa nada. Tienes que ser valiente y ser valiente también es saber que te puedes romper”.

Javi se añadió al drama: “Son las mujeres de nuestra vida y pensar que las perdemos nos rompe. La veo y es como ver a Dios. No quiero romperme porque no quiero que me vea como un niño, pero no puedo más”.

Finalmente, Mario también confesó sentir mucha pena pero no poder llorar por ello. Por lo que pensaría en si iría a ver a Laura o no lo haría.

La hoguera de confrontación con una contradicción sospechosa

Laura se sentó frente a Barneda y se rompió a llorar: “Sé que me hace daño y yo también a él. Quizá no le quiero bien”, reflexionaba. “Creo que lo que más me ha dolido de todo es que no se despidiera de mí, más que las imágenes. Yo quería mirarle a los ojos y decirle que le quiero”, confesó.

Al ser preguntada por si creía que él acudiría: “Quiero pensar que sí, yo no quiero perderlo. Pero me siento ridícula pensando que él no siente lo mismo por mí”, explicó para argumentar su actitud. Y finalmente, aunque parecía que no, Mario acudió.

Al verla le pidió un abrazo y se fundieron los dos. Al sentarse, ella le dio la mano y él le pidió explicaciones: “Si de verdad nos queremos y nos importamos ¿por qué nos hacemos esto? Lo que me ha destrozado ha sido lo de Álvaro”, aseguró él. Pero ella respondió algo que le hizo saltar: “Tú ya lo sabías. Da igual lo que piense la gente de ti, también has estado tú con otra”.

Entonces él lo negó tajantemente: “¿Me vas a dejar a mí de mentiroso que sabía lo de Álvaro y que he estado con otra? Lo que haces por salvarte tú el culo... ¡Esto es de locos! Venía con toda la buena intención, pero ¿otra vez me vas a dar a mi las culpas? Como sigas en esas te juro que me levanto y me piro de aquí”.

Laura, alucinada, intentaba calmarlo pero se reafirmaba en su historia: “¿No has estdo con una chica? Te puedo dar el nombre. Él me pidió... que no lo contara porque no quería que la gente pensara que es un pelele”. En ese momento Mario se levantaba y se marchaba: “Me piro de esta puta isla y a tomar por el culo”.

Etiquetas
stats