Telecinco

'La isla de las tentaciones 5' vivió el tenso encuentro entre Álvaro y Javi, con un inesperado saludo final envenenado

Álvaro y Javi, durante su tenso encuentro en 'La isla de las tentaciones 5'

La isla de las tentaciones 5 vivió este jueves el esperadísimo encuentro entre Javi y Álvaro. O lo que es lo mismo, entre el novio y la principal tentación de Claudia, que protagonizaron en tenso cruce de palabras equiparable a un combate de boxeo. Los golpes -dialécticos, en este caso- no faltaron, como tampoco el intercambio entre ambos a la hora de llevar la iniciativa.

'La isla de las tentaciones 5' asombró con la decisión final de Samu y el "arroz con pollo" de un soltero

'La isla de las tentaciones 5' asombró con la decisión final de Samu y el "arroz con pollo" de un soltero

Álvaro comenzó desafiante, obviando el saludo inicial de Javi y lanzando el primer aviso: “¿Sabes quién soy? Tu peor pesadilla”. “Vaya carretita te pegaste el otro día. Flipante. La peor carrera de La isla de las tentaciones”, añadió antes de asestar un golpe más: “Claudia está conmigo”. Álvaro no parecía dispuesto a bajar el ritmo, como demostró también al pedir a Javi que deje de “condicionar” a Claudia. “No para de verte llorar, de verte mal. Ábrete, disfruta, conoce a gente”.

“¿Pero tú qué eres, psicólogo, para darme consejos a mí de lo que tengo que hacer?”, respondió su archienemigo. “No, pero tu novia te pidió que te dejas conocer y no estar tan pegado a ella. Que no puedes a hacerte ni un Cola-Cao, tío, si no estás cerca de ella”, contestó Álvaro. “Es que a mí el desayuno me lo preparan, ¿sabes? No estoy acostumbrado a hacérmelo. Desde pequeño he tenido a alguien que me lo ha hecho, así que no necesito hacerlo”, presumió Javi. “¿Qué eres, un niño de papá?”, preguntó Álvaro.

Este último comentario no hizo nada de gracia a su destinatario, que amenazó con poner fin a la conversación. “Vamos por partes, porque si no abandono la hoguera. Yo no voy a dejar que un chico de esta clase mencione a mi padre, porque mi padre es un señor . No me llames ”niño de papá“ porque yo no te he descalificado. Ten educación, sé un hombre, háblame a mí y no a mi familia, por favor”, dijo Javi, que en entregas anteriores temió que el tentador de Claudia le fuese a “reventar” en el duelo dialéctico.

“El polígrafo va a reventar, porque está mintiendo”

Sin embargo, el catalán plantó cara a Álvaro. Hasta el punto de comenzar a llevar la iniciativa de su particular envite. Sobre todo, cuando comenzó a formular preguntas a Álvaro, que respondió con un “no” a la primera de ellas: “¿Crees que Claudia me sigue queriendo?”.

“No es sincero. Ha demostrado aquí que es un mentiroso. Le dice a su novia que la quiere y se hace un trío al día siguiente. Desde luego, muy sincero no es”, contestó Javi tras la susodicha pregunta de su rival. La segunda pregunta, “¿Crees que Claudia está arrepentida de hacerme daño?”, se saldó con la misma respuesta por parte de Álvaro. Y a Javi tampoco le gustó. “Sandra, voy a tener que poneros un polígrafo aquí. El polígrafo va a reventar, porque está mintiendo”, afirmó antes de llamar directamente “mentiroso” y “personaje” a Álvaro. Una doble descalificación por que la Sandra Barneda tuvo que intervenir: “Javi, por favor. Todo el mundo tiene un pasado y no por eso hay que descalificarle del pasado”.

A diferencia de las dos primeras preguntas, Álvaro respondió con un “sí” a la tercera formulada por Javi: “¿Crees que vas a salir aquí con Claudia?”. “Céntrate en lo que preguntas, porque preguntas todo el rato ”crees“”. Es decir, lo que creo yo“, le instó a modo de consejo. ”Espérate, que ahora es profesor de lengua“, contestó Javi con sorna.

Cristian llamó 'Stiven' a Álvaro

Así las cosas, el encuentro entre ambos llegó a su fin y Álvaro se dispuso a abandonar la hoguera. Eso sí, Cristian aún tenía guardada una sorpresa para él. “Hasta luego, Stiven”, dijo en alusión a la actual pareja de Rosario, la que fuera pareja de Álvaro al inicio de La isla de las tentaciones 4.. “¡Hostia! Eh, Álvaro. Perdona, perdona. Me he liado de verdad. No quería ofenderte”, dijo irónicamente el novio de Ana. Álvaro reaccionó a dicho comentario primero con cara de pocos amigos, y después haciendo como que manejaba un martillo demoledor e invitando a Cristian a comerse un “bocadillo”.

Etiquetas
stats