Crónica de la nueva gala

La noche en la que 'La isla de las tentaciones 3' superó a todas las anteriores con triple sexo mortal

La noche en la que 'La isla de las tentaciones 3' superó a todas las anteriores con triple sexo mortal

La octava entrega de La isla de las tentaciones 3 superó a todas las anteriores con una noche en la que hasta tres parejas tuvieron sexo y una de ellas acabó siendo castigada por el programa.

Telecinco exprime 'La isla de las tentaciones' y alarga la edición con una gala más de las previstas

Telecinco exprime 'La isla de las tentaciones' y alarga la edición con una gala más de las previstas

También se emitieron el final de la hoguera entre Diego y Lola que acabó con ambos volviendo a sus villas para ponerse a prueba por completo. Llegaron las imágenes del esperado acercamiento entre Isaac y Lucía que acabaron en manos de una Marina asombrada por lo que estaba viendo.

Además, Sandra Barneda propuso a las dos villas quitar la luz de la tentación con la condición de estar todos de acuerdo. Ellos prefirieron eliminarla por haberlo pasado mal cada vez que sonaba y ellas votaron mantenerla.

... y Diego al final se rompió

La hoguera anterior acabó con Lola confesando que había hecho "cosas peores" de las que Diego había visto y el programa le dejó ver la noche junto a Carlos y Lucía: "Alucino, la verdad. Si me pellizcan quizás es un sueño. Da vergüenza ajena. Sí que yo di el primer paso de liarme con Carla y parece que es un calentón solo pero..", confesó el viceverso.

Pero Lola le indicó que no era Simone el de las imágenes, sino Carlos: "Ya alucino que sea otro... Siento decepción, odio, esto se va a la mierda y tengo que ver qué voy a hacer". En ese momento les mostraron imágenes de su perro y ambos se derrumbaron.

Diego, con ojos vidriosos, concluyó: "Si soy sincero y justo, este error es el más grave de la pareja, pero yo he tenido muchos más y me los ha perdonado. No me gusta mostrar debilidad a la gente pero estoy enamorado de Lola. Voy a aprender a perdonar y no guardar el rencor. Soy una persona que no muestra sentimientos, frío, rencoroso y creo que tengo que cambiar porque sino pierdes a la gente".

Mientras Lola estuvo algo menos segura: "Me dolería mucho dejarlo pero la vida sigue. Me he llegado a replantear si estaba enamorada de ti o de las costumbres, pero sé que me quieres muchísimo". A la vez que se mostró sorprendida de ver a Diego más sincero sin su coraza.

Preguntados por si querían marcharse o seguir con la experiencia ambos decidieron continuar: "Quiero volver a la Villa para demostrarle que le quiero y que le voy a respetar y sigo enamorada de él", dijo Lola y Diego siguió en la línea: "Lo mejor es seguir en las villas y ver qué pasa con Carla. Ella ha descubierto que no quiere nada con ningún chico de la villa porque está enamorada de mí, yo también necesito de eso".

Lucía, Lobo, Marina y la bomba detonó

Tras la fiesta nocturna Marina se marchó a dormir y Lucía e Isaac por primera vez disfrutaron a solas de un rato de complicidad. Se bañaron juntos en la piscina, se taparon con la misma toalla, se tumbaron en el sofá y confesaron intimidades: "Me estoy agobiando y cansando de ella, de la situación", explicó Lobo sobre Marina.

Mientras Lucía le aconsejaba: "Tienes que salir de aquí y ver cómo sigue la historia fuera". Hasta que se quedaron dormidos juntos y acariciándose.

Al día siguiente, llegó Sandra Barneda para preguntar a las chicas si estaban mejor entre ellas - desde el distanciamiento con Lola- y la viceversa soltó la bomba. "Yo estoy alejada de Lucía desde que vi lo que hizo con Lobo". Marina quiso saber lo ocurrido y la presentadora le mostró las imágenes de lo ocurrido.

Tras verlas Marina transmitió su extrañeza: "Sabía la relación que tenían de amigos pero esas caricias, la tensión sexual... no voy a decir nada porque no es mi novio. Pero es lo mismo que hace conmigo. Creo que él te hubiera besado. Me ha molestado que tengáis tanto acercamiento sin estar delante".

Algo que Lucía negaba y reiteraba que eran amigos y que ella nunca le hubiera besado. Finalmente, los tres hablaron y lo aclararon.

Por la noche, Marina invitó a Isaac a la habitación y tuvieron su primera noche de sexo: "Ha pasado lo que tenía que pasar, es fogoso como yo y tenía que arder", aclaró Marina.

La "noche carricoche" de Fiama y Manuel les pasa factura

Fiama y Manuel aseguraron llevar tantos días "calientes" que llegó la noche en la que ella entró a su habitación, fueron al baño y allí se escucharon ruidos que duraron "30 segundos" según la viceversa. "Hemos tenido tomate y punto", desveló él más tarde.

Al día siguiente, la canaria rompió a llorar al empatizar con Lucía: "Una cosa es que me bese con su novio y otra cosa es hacer algo más. No vamos a dormir más juntos", prometió.

Poco después llegó Barneda a la casa para castigar a Manuel por haberse saltado las normas al esconderse con Fiama en el baño: "No has respetado las normas y tendrás que asumir las consecuencias".

Lola y Diego desatados hasta con una noche de sexo

Lola volvió de la hoguera de confrontación convencida de respetar a Diego pero le duró pocos minutos. Al ver a Carlos le abrazó y tuvieron más acercamiento que nunca. Ambos se besaron frente a todos en una fiesta y hasta le invitó a su habitación donde culminaron lo que dejaron a medias noches atrás.

Diego hizo lo propio con Carla en el jacuzzi, se volvieron a besar, pero sin entrar a mayores.

Nueva hoguera de los chicos con lágrimas de Barneda

Jesús fue el primero en comprobar que Marina, lejos de estar arrepentida, se desató con Isaac y hasta se acostó con él: "Ya se ha pasado el juego. Qué poca dignidad sabiendo que la está viendo toda España. Ya me da igual.

Le siguió Hugo que vio a Lara bailando y bañándose en la piscina con otros solteros: "No he visto nada grave, aunque no me gustan las imágenes, porque le veo hablando con chicos y me crea desconfianza pero me conformo". También le mostraron cómo ella confesaba no estar tan enamorada: "Lo sabía, porque fui un cabrón con ella pero intentaré volver a enamorarla como al principio porque fue la mejor etapa de mi vida", dijo y se puso a llorar. Una situación que hizo llorar hasta a Barneda.

Cuando llegó el turno de Manuel, Barneda le informó que su castigo por esconderse con Fiama fue no ver imágenes de Lucía de forma directa, sino que las verían sus compañeros. Todos observaron la noche de ella junto a Isaac sorprendidos por lo ocurrido: "Lo vas a flipar, la cosa más loca, que se imagine lo peor y va a acertar".

Raúl fue el siguiente en ver a Claudia pasar los días y las noches junto a Tony: "A él solo le queda comprarle una casa y me molesta verla cómoda, porque veo que es recíproco".

La hoguera finalizó, como había empezado la entrega: con Diego frente al fuego. En las imágenes que le mostraron vio a Lola en la piscina con Carlos, besándose con él: "No entiendo nada. Me chocan tantas cosas, verla arrepentida, primero con Simone, después con Carlos, casi que me conformo con ver que no se abre con otros. Me la suda", dijo entre risas porque solo le salía tomárselo como un chiste.

Pero había más imágenes aún, de Lola con Carlos en la cama: "Me he dado cuenta que la persona que tenía al lado no valía una mierda. Ella no me preocupa porque no se lo merece. Ha llegado a un punto extremo al que no voy a llegar porque es una falta de respeto. Me parece increíble".

Hoguera chicas con huida de Lucía

Lucía fue la primera en ver las imágenes de Manuel con Fiama en el baño: "¿Pero esto qué es? " exclamó y pidió que frenaran. "No voy a aguantar más humillaciones de este ser asqueroso. Que llegué al límite, que fin", dijo, se levantó y se marchó.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
Publicado el
5 de marzo de 2021 - 01:09 h
stats