El actor disfruta ahora del éxito

Jason Momoa cuenta sus problemas económicos tras 'Juego de tronos': "Nos moríamos de hambre"

Jason Momoa, en una imagen de archivo

Redacción

La década de los dosmil diez parecería haber sido una autopista directa al éxito para Jason Momoa: primero interpretó a Khal Drogo en la primera temporada de Juego de Tronos. Más tarde, llegaría Aquaman, dentro del universo cinematográfico de DC Comics. Sin embargo, pese a la aparente bonanza, el actor ha reconocido haber atravesado serios problemas económicos entre un papel y otro.

En una reciente entrevista para InStyle, el actor explica que, tras quedar fuera de la serie de HBO, estuvo años lidiando con llegar a fin de mes mientras y pagar las facturas de la casa que comparte con su esposa, Lisa Bonet, y sus dos hijos. "Quiero decir, nos moríamos de hambre después de Juego de tronos", aseguró en la entrevista.

"No podía conseguir trabajo. Es una situación muy desafiante cuando tienes dos niños y estás completamente endeudado", lamentaba Momoa. Afortunadamente para él y su familia, su destino cambió cuando en 2014 se reveló que había sido elegido para interpretar a Aquaman en La Liga de la Justicia del DC Universe.

Su carrera ahora está abarrotada de grandes proyectos, como See, serie de Apple TV+ de la que está filmando su segunda temporada. Además, tiene pendiente la nueva versión de Dune a cargo de Denis Villeneuve, en la que interpreta a Duncan Idaho.

Etiquetas
stats