Adiós este mismo lunes

Javier Cárdenas, despedido de forma fulminante de Atresmedia por el desplome de sus audiencias

Javier Cárdenas

Redacción

Javier Cárdenas ha sido despedido de Atresmedia, como adelanta YoTele. Tras el desplome de audiencias de su matinal en Europa FM 'Levántate y Cárdenas', el grupo audiovisual ha empleado una cláusula del contrato del locutor que permitía acabar unilateralmente con su vinculación si bajaba de un determinado listón de oyentes, según ha sabido verTele.

Cárdenas "intenta ridiculizar" a Azul Místico y "echa la culpa a un becario" tras usar audios de su voz

Cárdenas "intenta ridiculizar" a Azul Místico y "echa la culpa a un becario" tras usar audios de su voz

Los últimos datos del EGM del programa han sido definitivos para la decisión. En la primera oleada de este 2021, el espacio radiofónico apenas reunió a 470.000 oyentes, continuando su caída libre desde que en la primera oleada de 2017 reuniese a 1.119.000 oyentes. Suponía ya el cuarto año sin dar muestras de mejoría: 963.000 en 2018, 722.000 en 2019, y 723.000 en 2020. En cuatro años, la mitad de fans.

El descalabro en audiencias de Javier Cárdenas se suma a sus continuas polémicas en antena, y a un elevado sueldo que dista mucho de su rendimiento profesional, a tenor de los datos. Circunstancias que han confluido para que Atresmedia adelante su decisión de no renovarle (que ya conocía el locutor) y decida despedirle de forma inmediata. Este lunes 24 de mayo ha sido su último programa, y desde este martes 25 ya estará su sustituto.

Como también explica el citado medio, su puesto hasta final de temporada será ocupado por Juanma Romero, que cogerá las riendas del formato despertador para concluir este año radiofónico, sin que por el momento haya una decisión sobre el futuro de las mañanas de Europa FM. Hasta ahora, Romero se hacía cargo de las tardes de la emisora con 'Me pones más'.

"Querían que la gente olvidara cuanto antes el programa"

Tras conocer su despido, Cárdenas ha declarado a 20 Minutos que la decisión de Atresmedia "se veía venir en el último mes", coincidiendo con la primera oleada del año del EGM. "La cadena me ha dicho que puesto que no iba a seguir en septiembre era mejor que lo dejara ya", asegura el locutor, que a través del citado medio ha lamentado lo abrupto de su cese: ""Es increíble que no nos hayan dejado acabar la temporada de forma bonita, pero hay que respetar su estrategia, querían que la gente olvidara cuanto antes nuestro programa".

Aunque las bajas audiencias han sido la causa de su despido, Cárdenas prefiere abonar una teoría de la conspiración y afirmar que su cese está provocado porque "hay una serie de profesionales muy críticos con el gobierno", incluyéndose a sí mismo, y que "el Gobierno da mucho dinero a los medios y pone condiciones". Hace unos meses ya dijo que el PP "no cuida nada" a los periodistas que le apoyan.

En este mismo sentido conspiranoico, el locutor también denuncia que "ha habido presiones respecto a mi contrato y no he querido ceder, porque no acepto presiones", y señala que ya quiso dejar la emisora "hace tres años, cuando murió mi padre", pero que entonces le dijeron "que no, que tenía contrato de larga duración y querían que continuara". Algo que en ese momento se tomó como un gesto "bonito y halagador". Lo cierto es que desde ese momento su audiencia se ha desplomado a menos de la mitad, y que ha seguido acumulando polémicas.

La larga colección de polémicas de Cárdenas

Javier Cárdenas había abusado en diferentes ocasiones de la confianza de Atresmedia para convertir su programa en un altavoz en el que polemizar sobre algunas de sus criticadas actitudes. Uno de los últimos ejemplos es cuando su programa "robó" sin permiso fragmentos de su voz a Ana Hernández, que en realidad eran de un vídeo en Youtube, para hacerlos pasar como si fueran mensajes enviados por una oyente. A través de su Twitter @Azul_Mistico ella lo denunció públicamente: el programa pidió perdón, pero él "echó la culpa a un becario", luego "procedió a intentar ridiculizarla" y por último la acabó bloqueando, como denunció ella misma.

Meses antes, elDiario.es también destapó que Javier Cárdenas rifó su casa para ayudar a una niña enferma y solo donó una cuarta parte de la recaudación. Recaudó 541.260 euros, de los que donó 123.000 euros. Además, el estado del inmueble era muy diferente al que él explicaba: la casa "rodeada de viñedos" que era en realidad un piso que tenía impagos con la comunidad, el garaje estaba inundado y sin luz, no había trastero y las zonas comunes habían estado okupadas. De hecho, la ganadora lo acabó vendiendo por 47.000 euros, la cuarta parte de su supuesto valor según las bases.

Para promocionar dicha rifa, Cárdenas usó tanto su micrófono en Atresmedia como su programa en TVE, Hora Punta. Su vinculación con la cadena pública concluyó al renovarse la dirección con el cambio de Gobierno, aunque él amenazó con demandar por incumplir el contrato que ya había alcanzado con los anteriores responsables de la Corporación. Lo cierto es que tras de sí dejó un reguero de escándalos y polémicas que mancharon la credibilidad de TVE, unas audiencias insuficientes, y una cruzada contra los medios que informaron de ello, como verTele.

Etiquetas