Hizo balance del trabajo y la vida personal

Javier Sardà, a Mamen Mendizabal: "Ir a una tertulia es un ejercicio de humildad terrible"

Javier Sardà, en 'Palo y Astilla'

Xavier Sardà repasó su infancia y adolescencia en Palo y Astilla. Además, Mamen Mendizabal preguntó al presentador por su carrera profesional, los programas que le han marcado y los diferentes registros que ha protagonizado en televisión.

Las broncas deslucen el especial electoral de TVE que ha estrenado el nuevo plató del Telediario

Las broncas deslucen el especial electoral de TVE que ha estrenado el nuevo plató del Telediario

El catalán habló de la prematura muerte de su madre, que marcó a sus hermanos y que obligó a Rosa María Sardà a cogerle de la mano y no soltársela hasta el final. La siguiente muerte de su padre, un hombre viudo y con pocos recursos que sacó adelante a sus cuatro hijos, volvió a shockear su vida.

De esta forma, Sardà confesó estar obsesionado con la idea de morir. Reflexionar a diario sobre marcharse de este mundo, pero hacerlo siempre con sentido del humor y sarcasmo. "Lo único que no me tomo a broma es la salud", señaló, porque "en realidad, nada es importante. Pero en cuanto a salud me cuesta más mantener esa distancia".

"Tiene que ser durísimo trabajar para mí"

Preguntado por su época en Crónicas Marcianas, explicó que fue un programa que "al principio sorprendió mucho, si coges el de los dos primeros años y el de los dos últimos, el programa era infinitamente mejor. Habíamos aprendido con los años. Al final era Latre, Boris, yo y unos cuantos más y una sucesión de situaciones brutales".

Mendizabal recordó que su entrevistado tiene una de las peores famas en cuanto a jefe: "Tiene que ser durísimo trabajar para mí. Yo no he querido nunca hacer bullying, solo me he preocupado por el producto final", aclaró.

Preguntado por el dinero que ganó con el late night: "Pagaban muy bien", confesó. Y desveló la razón del final: "Por el horario. Soy diurno. Fueron ocho años acostándome a las 3:30... no sabía dormir. A las nueve ya estaba activado".

Más allá de su faceta de presentador, confesó que "ir a una tertulia es un ejercicio de humildad terrible", explicó refiriéndose a sus colaboraciones en programas políticos. "Tienes que decir algo breve con sentido, e ingenioso" y bromeó, "con Inda y Marhuenda soy el Dalai Lama".

Y lamentó: "He trabajado más de lo que he amado. Y eso que he hecho mucho el amor. He sido injusto con algunas de mis ex parejas, tenía la cabeza puesta en otro sitio".

"Los tres últimos de Crónicas y dos después tuve que ir con escolta"

Mamen también le preguntó por sus ideas políticas: "No soy independentista, tengo derecho a no serlo. Como todos los ciudadanos de Catalunya, como otros a no serlo, faltaría más", subrayó.

En cuanto a las fotografías suyas pegadas por las paredes con amenazas: "Me molestó mucho la mala calidad del papel y que no fuera en color", bromeó. Y al ponerse serio: "El primer momento que lo ves es muy pornográfico, te pega una hostia. Pero luego le quitas hierro. He vivido situaciones mucho más angustiosas, los tres últimos de Crónicas y dos después tuve que ir con escolta".

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas