Enrique del Pozo no fue a plató

Jorge Javier reprendió a Rubén por su actitud en 'Supervivientes': “Has sido un poco insoportable”

Rubén y Jorge Javier, durante su conversación en 'Supervivientes'

Rubén Sánchez Montesinos se ha convertido en unos de los primeros protagonistas de Supervivientes 2022, y no precisamente para bien. Tras ser el primer expulsado de la edición, el culturista acabó relegado al palafito, manteniendo desde entonces una actitud agresiva contra el equipo del programa. El miércoles, Tierra de nadie dio cuenta de ello mostrando el trato de Rubén hacia los cámaras, a los que ha estado dificultando su trabajo. A veces con malas palabras y otras intentando tapar las cámaras para no ser grabado, pero siempre con un comportamiento reprobable e incumpliendo las normas. Tanto, que Jorge Javier Vázquez reprendió al concursante en la gala de este jueves.

'Supervivientes' recurrió al equipo médico para tranquilizar a la nueva expulsada

'Supervivientes' recurrió al equipo médico para tranquilizar a la nueva expulsada

“¿Crees que estás siendo agradable con el equipo?”, preguntó el presentador sin miramientos, a lo que Rubén contestó entonando inicialmente el mea culpa. “Reconozco que ha habido momentos en los que he estado un poco tenso y les he pedido disculpas”, aseguró el novio de Enrique del Pozo, que achacó a “la soledad” su mal carácter: “La mente a veces aquí te juega malas pasadas, sobre todo los dos primeros días. Luego lo he ido afrontando y me encuentro bastante bien de ánimo”.

En algún momento he sido un poco, no déspota, pero a lo mejor la situación me ha podido y he reaccionado un pelín brusco”, añadió el primer 'parásito' de a edición. “Has sido un poco insoportable”, contestó Jorge Javier, que fue muy claro con Rubén: “Lo que no puedes hacer es tratar mal a la gente que está trabajando y cumpliendo con su cometido. Aprovecha este momento porque aún sigues en el programa”.

“Entiendo que la cabeza te puede jugar malas pasadas, pero el equipo tiene que grabar. No impidas que te graben, no les tires agua...”, continuó el presentador, que animó al concursante a seguir adelante y no tirar la toalla, recordando que Lola se pasó la mayor parte del palafito y aun así llegó a la final del año pasada. Además, Jorge Javier también pidió a Rubén que no esté todo el día desnudo para que el programa no pueda emitir sus imágenes. “A ver, yo hago nudismo en Sitges todos los años”, se excusó el concursante, que según su versión, preguntó a la organización de Supervivientes si tenía que renunciar a su nudismo, entendiendo que no hacía falta.

Aun así, Rubén aseguró que pensaba que solo le grababan desnudo cuando se bañaba en la playa, aclarándole Jorge Javier que no era precisamente así. “Te lo hemos visto, y después de habértelo visto no deberías practicar nudismo”, bromeó el presentador, que prometió obsequiar a Rubén con unas gafas de buceo: “Para que puedas pescar y dejes de dar por saco al equipo de Honduras. No lo hacemos por ti, lo hacemos por nosotros”.

Enrique del Pozo, ausente en plató

Para redondear la noche, Enrique del Pozo no fue a plató a defender a Rubén. Según Jorge Javier, por motivos de lo más diversos. “Enrique del Pozo tenía que venir, pero ha declinado la invitación y tampoco quería entrar por Skype, que se le ha ofrecido entrar por Skype. Primero estaba malo, luego ya no. Luego estaba enfadado, y luego ni por Skype”, informó el presentador, que dejó la puerta abierta a su posible regreso: “Enrique, recupérate, no te enfades más y, cuando quieras, ven”.

Etiquetas
stats