Jorge Pérez abandona el plató de 'Fiesta' tras conocerse su infidelidad con Alba Carrillo: “He pasado unos límites”

Jorge Pérez se convirtió, muy a su pesar, en el gran protagonista del sábado en Fiesta. ¿El motivo? La emisión, por parte del magacín de Telecinco, de unas imágenes del colaborador en actitud cariñosa con Alba Carrillo durante la fiesta de empresa de Unicorn Content, productora del programa. Según se dijo durante la tarde, el equipo del formato tenía en su haber más de una veintena de vídeos de ambos durante la velada, los cuales dejaban pocas dudas sobre su acercamiento. Entre esos escasos interrogantes hubo uno que centró la conversación: ¿hubo beso entre Alba y Jorge?

Intercambio de 'golpes' de Alexia Rivas y Marta Riesco, con William Levy como excusa: "Me tienes mucha envidia"

Más

Emma García y sus tertulianos se dividieron entre los que decían que sí, que “hubo morreo”, y los que no lo tenían claro a juzgar por las imágenes, que primero vieron en una tablet como si aquello fuera La isla de las tentaciones. O La fiesta de las tentaciones, como titularon este bloque temático, que centró gran parte de la emisión y llevó a Fiesta a lograr su mejor dato de audiencia. Aun así, desde el programa apostaron por lo primero sin miramientos -“Jorge Pérez y Alba Carrillo se han liado” llegaron a rotular en pantalla- pese a que el ganador de Supervivientes 2020 negó que se hubiese besado con la modelo. Sí reconoció, en cambio, que con beso o sin él, había fallado a su esposa, con la que lleva casi 13 años casado.

“Este juego lo tenía que haber parado”

“No me hace que haya beso o no para saber que me he equivocado. He hecho sentir mal a mi mujer y el mayor crítico soy yo. No hace falta que nadie me diga 'qué decepción contigo' o '¿cómo haces esto?'. Yo mismo me sé flagelar y reconocer mis errores. Y aunque sigo defendiendo que no hay beso, no me hace falta que haya beso para saber que le he faltado el respeto a mi mujer”, dijo el guardia civil, que antes de ir al programa puso sobre aviso a su pareja: “Antes de que supiera lo que iba a pasar, yo le he contado a mi mujer todo lo que ha pasado, porque me gusta ir con la verdad por delante”.

“Está decepcionada y no es para menos porque para mí, mi mujer es un referente. Es más que una pareja y fallarla así... No quiero dar pena a nadie, me he equivocado y lo tengo que asumir, pero es duro. No busco justificar. no busco la comprensión, no busco nada. A mí me importa cómo esté ella. Desde aquí le pido públicamente perdón porque no he sabido estar a la altura”, comentó Jorge, que también desveló durante la emisión que siempre hubo “un feeling pícaro” entre Alba Carrillo y él. De ahí que lamentara no haber parado a tiempo y haber llegado al punto que se vivió durante la fiesta. “Mi culpa es no haber parado antes porque se ha extrapolado esa buena relación que tenemos Alba y yo (...) Este juego lo tenía que haber parado, se me fue de las manos”, señaló al respecto el tertuliano, que añadió: “He pasado unos límites”.

Jorge Pérez abandona el plató

“Estoy afectado porque ha sido un tonteo que se me ha ido de las manos, pero no ha pasado nada entre ella y yo”, insistió el contertulio, que recibió el apoyo de sus compañeros al comprobar su arrepentimiento y sinceridad. “Si el matrimonio está bien y merece la pena, como me da la sensación que es el vuestro, esto os va a ayudar y os va a fortalecer. Y, sobre todo, te va a enseñar a ti. Y a ella”, dijo Emma García.

Poco después, Jorge abandonó el plató abatido y entre lágrimas para coger aire y hablar con su esposa. “He estado hablando con mi mujer, está recibiendo un avasallamiento de mensajes y yo creo que, lo más acertado, es volver a casa”, dijo más tarde el tertuliano a su vuelta, donde mantuvo una conversación a solas con Emma García para insistir que lo suyo con Alba Carrillo no había llegado al plano físico. “La gente está asociando todo esto a algo carnal, y no ha habido nada carnal entre Alba y yo”, recalcó, subrayando también que, pese a lo anterior, “hay errores que no se pueden permitir ni cometer”. Y por ello, Jorge Pérez optó por abandonar nuevamente el plató, esta vez para poner rumbo a casa junto a su familia.

Este domingo será el turno de Alba Carrillo, que acudirá a Fiesta para su versión de los hechos y defenderse de las críticas que está recibiendo en redes sociales, según desvelaron tras hablar con ella tertulianas como Marisa Martín Blázquez y Alexia Rivas.

Jorge Pérez se convirtió, muy a su pesar, en el gran protagonista del sábado en Fiesta. ¿El motivo? La emisión, por parte del magacín de Telecinco, de unas imágenes del colaborador en actitud cariñosa con Alba Carrillo durante la fiesta de empresa de Unicorn Content, productora del programa. Según se dijo durante la tarde, el equipo del formato tenía en su haber más de una veintena de vídeos de ambos durante la velada, los cuales dejaban pocas dudas sobre su acercamiento. Entre esos escasos interrogantes hubo uno que centró la conversación: ¿hubo beso entre Alba y Jorge?

Intercambio de 'golpes' de Alexia Rivas y Marta Riesco, con William Levy como excusa: "Me tienes mucha envidia"

Más

Emma García y sus tertulianos se dividieron entre los que decían que sí, que “hubo morreo”, y los que no lo tenían claro a juzgar por las imágenes, que primero vieron en una tablet como si aquello fuera La isla de las tentaciones. O La fiesta de las tentaciones, como titularon este bloque temático, que centró gran parte de la emisión y llevó a Fiesta a lograr su mejor dato de audiencia. Aun así, desde el programa apostaron por lo primero sin miramientos -“Jorge Pérez y Alba Carrillo se han liado” llegaron a rotular en pantalla- pese a que el ganador de Supervivientes 2020 negó que se hubiese besado con la modelo. Sí reconoció, en cambio, que con beso o sin él, había fallado a su esposa, con la que lleva casi 13 años casado.

“Este juego lo tenía que haber parado”

“No me hace que haya beso o no para saber que me he equivocado. He hecho sentir mal a mi mujer y el mayor crítico soy yo. No hace falta que nadie me diga 'qué decepción contigo' o '¿cómo haces esto?'. Yo mismo me sé flagelar y reconocer mis errores. Y aunque sigo defendiendo que no hay beso, no me hace falta que haya beso para saber que le he faltado el respeto a mi mujer”, dijo el guardia civil, que antes de ir al programa puso sobre aviso a su pareja: “Antes de que supiera lo que iba a pasar, yo le he contado a mi mujer todo lo que ha pasado, porque me gusta ir con la verdad por delante”.

“Está decepcionada y no es para menos porque para mí, mi mujer es un referente. Es más que una pareja y fallarla así... No quiero dar pena a nadie, me he equivocado y lo tengo que asumir, pero es duro. No busco justificar. no busco la comprensión, no busco nada. A mí me importa cómo esté ella. Desde aquí le pido públicamente perdón porque no he sabido estar a la altura”, comentó Jorge, que también desveló durante la emisión que siempre hubo “un feeling pícaro” entre Alba Carrillo y él. De ahí que lamentara no haber parado a tiempo y haber llegado al punto que se vivió durante la fiesta. “Mi culpa es no haber parado antes porque se ha extrapolado esa buena relación que tenemos Alba y yo (...) Este juego lo tenía que haber parado, se me fue de las manos”, señaló al respecto el tertuliano, que añadió: “He pasado unos límites”.

Jorge Pérez abandona el plató

“Estoy afectado porque ha sido un tonteo que se me ha ido de las manos, pero no ha pasado nada entre ella y yo”, insistió el contertulio, que recibió el apoyo de sus compañeros al comprobar su arrepentimiento y sinceridad. “Si el matrimonio está bien y merece la pena, como me da la sensación que es el vuestro, esto os va a ayudar y os va a fortalecer. Y, sobre todo, te va a enseñar a ti. Y a ella”, dijo Emma García.

Poco después, Jorge abandonó el plató abatido y entre lágrimas para coger aire y hablar con su esposa. “He estado hablando con mi mujer, está recibiendo un avasallamiento de mensajes y yo creo que, lo más acertado, es volver a casa”, dijo más tarde el tertuliano a su vuelta, donde mantuvo una conversación a solas con Emma García para insistir que lo suyo con Alba Carrillo no había llegado al plano físico. “La gente está asociando todo esto a algo carnal, y no ha habido nada carnal entre Alba y yo”, recalcó, subrayando también que, pese a lo anterior, “hay errores que no se pueden permitir ni cometer”. Y por ello, Jorge Pérez optó por abandonar nuevamente el plató, esta vez para poner rumbo a casa junto a su familia.

Este domingo será el turno de Alba Carrillo, que acudirá a Fiesta para su versión de los hechos y defenderse de las críticas que está recibiendo en redes sociales, según desvelaron tras hablar con ella tertulianas como Marisa Martín Blázquez y Alexia Rivas.

Jorge Pérez se convirtió, muy a su pesar, en el gran protagonista del sábado en Fiesta. ¿El motivo? La emisión, por parte del magacín de Telecinco, de unas imágenes del colaborador en actitud cariñosa con Alba Carrillo durante la fiesta de empresa de Unicorn Content, productora del programa. Según se dijo durante la tarde, el equipo del formato tenía en su haber más de una veintena de vídeos de ambos durante la velada, los cuales dejaban pocas dudas sobre su acercamiento. Entre esos escasos interrogantes hubo uno que centró la conversación: ¿hubo beso entre Alba y Jorge?

Intercambio de 'golpes' de Alexia Rivas y Marta Riesco, con William Levy como excusa: "Me tienes mucha envidia"

Más

Emma García y sus tertulianos se dividieron entre los que decían que sí, que “hubo morreo”, y los que no lo tenían claro a juzgar por las imágenes, que primero vieron en una tablet como si aquello fuera La isla de las tentaciones. O La fiesta de las tentaciones, como titularon este bloque temático, que centró gran parte de la emisión y llevó a Fiesta a lograr su mejor dato de audiencia. Aun así, desde el programa apostaron por lo primero sin miramientos -“Jorge Pérez y Alba Carrillo se han liado” llegaron a rotular en pantalla- pese a que el ganador de Supervivientes 2020 negó que se hubiese besado con la modelo. Sí reconoció, en cambio, que con beso o sin él, había fallado a su esposa, con la que lleva casi 13 años casado.