Vídeos

'El juego del calamar', también en el humor por los presupuestos y el tratamiento de la Justicia al rey emérito

Las parodias de 'Late Motiv' y 'Polònia'

Redacción

La locura por El juego del calamar alcanza todos los ámbitos. Este mismo jueves la serie fue protagonista en parte de la tertulia de actualidad de El Hormiguero, y también sirvió de inspiración para el humor de Late Motiv y de Polònia.

Creer a Netflix cuando dice que 'El juego del calamar' es su serie récord es una cuestión de fe

Creer a Netflix cuando dice que 'El juego del calamar' es su serie récord es una cuestión de fe

En el programa de Buenafuente en Movistar+, el presentador hizo un inciso en su habitual monólogo para bromear con que dadas las dificultades que el gobierno de Pedro Sánchez ha tenido para aprobar los Presupuestos Generales del Estado, y la polémica que éstos han generado, los del año siguiente podrían aprobarse jugando a "Los presupuestos del calamar".

Late Motiv ofreció un vídeo en el que los audios de la serie se mezclaban con imágenes de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno y de otros muchos políticos presidentes de comunidades, prometiendo "Presidentes jugando como niños" y "Alianzas políticas increíbles":

El programa satírico de TV3 le dio una visión más "judicial". Polònia se inventó que para enfrentarse a la justicia española, los participantes de "El juego del tribunal" debían pasar la prueba "Luz roja, luz gualda", haciendo referencia a los colores de la bandera de España.

Diferentes participantes que habían colaborado con los CDR, o con Podemos, o se "habían dado unos guantazos con un picoleto en un bar" (en referencia a Alsasua) se dieron cuenta de que tenían en común estar enfrentados a la justicia española justo cuando se iniciaba el juego en el que un juez imitaba a la terrorífica muñeca de la ya famosa prueba de El juego del calamar. Pero pese a que los participantes no se movían, el juez los condenaba al detectar que eran "rojo podemita" o "separata".

Al final, cuando ya todos están condenados y ven que es imposible llegar al final sin serlo, aparece una parodia del rey emérito Juan Carlos I y, sin importarle las reglas, atraviesa el campo de juego andando para salvarse, con el beneplácito del juez que le analiza como "campechano, inviolable, nos trajo la democracia y lo votamos entre todos".

Etiquetas
stats