Especial

10 años de 'Juego de Tronos': así recibió la crítica estadounidense su primer episodio en HBO

Imagen del primer episodio de 'Juego de Tronos'

La noche del 17 de abril de 2011, HBO se dispuso a hacer lo mismo que llevaba haciendo desde hace más de una década: estrenar una serie de televisión bajo una enorme expectación. O al menos eso pensaban los directivos de la cadena antes de emitir el primer capítulo de Juego de Tronos, que estaban ante una serie destinada a dar aún más brillo a su envidiable catálogo de ficción. Y no se equivocaron. Simplemente se quedaron cortos.

Así se celebrarán los 10 años de 'Juego de Tronos' en HBO, con maratones, reencuentros y sorpresas

Así se celebrarán los 10 años de 'Juego de Tronos' en HBO, con maratones, reencuentros y sorpresas

Entonces era difícil saberlo, pero aquel 17 de abril de 2011 acabó pasando a la historia de la televisión como el día en que vio la luz la serie más vista, premiada y comentada de la última década en todo el mundo. El último gran fenómeno de la televisión mundial antes de la llegada de las plataformas de streaming. Uno de esos éxitos que marcan un antes y un después y dejan una huella imborrable en toda una generación de espectadores. En resumen, una de esas series que merece la pena recordar una década después de su estreno.

Desde Vertele nos adelantamos a este merecido homenaje, aunque lo que en realidad vamos a hacer es un viaje al pasado. Un viaje a los días previos al estreno de Juego de Tronos con el fin de recordar cómo la recibió entonces la prensa especializada estadounidense. ¿Tuvo buenas críticas el primer episodio? ¿Supieron los críticos anticipar el fenómeno que estaba a punto de nacer? ¿Qué 'peros' pusieron al inicio de la serie? Lo vemos a continuación.

"Juego de Tronos es otro triunfo de HBO"

Lo primero que hay que decir de Juego de Tronos es que tuvo unas primeras críticas muy entusiastas, difícilmente mejorables, después de que los críticos tuvieran acceso a los seis primeros episodios. Por ejemplo Matthew Gilbert, de The Boston Globe, dijo que la serie valía "cada línea de la fanfarronería efusiva de blogs y los rumores promocionales que suscitó el año pasado". Gilbert fue, además, uno de los primeros críticos en situar la nueva de HBO en el Olimpo de títulos de la cadena por cable: "Juego de Tronos es otro triunfo de HBO sobre los límites del genero. Así como Deadwood convirtió el western en un teatro de Shakespeare y Los Soprano y The Wire redefinieron el drama criminal, Juego de Tronos va más allá de sus raíces fantásticas, incluso cuando se acerca al trabajo de George R.R. Martin".

En una línea similar habló Brian Lowry, crítico de Variety. "Aunque el Don Draper de Mad Men rascó parcialmente la superficie, la televisión de pago ha estado buscando activamente a su próximo Tony Soprano. Mientras que la medieval Los Borgia de Showtime promovió directamente esa analogía, HBO se acerca mucho más a ella con Juego de Tronos", escribió el analista, que coincidió con Gilbert en señalar el potencial de Tronos más allá de los fans de la fantasía y el género medieval.

También pensó lo mismo Tim Goodman, de The Hollywood Reporter, que escribió lo siguiente: "El hecho de que sea una serie de fantasía no debería asustar a nadie porque, como en El señor de los anillos, hay un encanto real en los dramas de vestuario que combinan una densa mitología con todos los elementos agradables de la guerra, el honor, el orgullo, la lujuria y el poder. y, sí, incluso humor. Juego de Tronos tiene todo eso en abundancia y los apoya con una narración excepcional, una escritura sólida, una actuación excelente y algunos efectos visuales impresionantes".

"La serie da una sensación parecida a un blockbuster"

Los críticos más entusiastas no se pusieron de acuerdo a la hora de señalar el mayor acierto de la serie, pues a su juicio, todos los elementos en su conjunto rayaban a gran nivel. Empezando por el opening, que recibió elogios tan destacados como los de James Poniewozik, de la revista Time: "No estoy seguro de haber visto una secuencia de apertura que funcione tanto como esta, en términos de tema, función y información práctica simple".

Brian Lowry, de Variety, destacó los aspectos más visuales de la serie, incluyendo los efectos especiales, los decorados y el vestuario. "Dan una sensación parecida a la de un blockbuster. De hecho, en términos de ambición visual y atmósfera, esta serie desafía al mundo del cine", escribió en su crítica.

"Si Peter Dinklage no gana el Emmy deberían rodar cabezas"

Otro aspecto especialmente reconocido fue el trabajo de los actores, muy bien valorados en su conjunto. Ken Tucker, de Entertainment Weekly, definió a Maisie Williams como "una pequeña estrella en ciernes" gracias a su papel de Arya Stark, y tanto él como Mary McNamara, de Los Ángeles Times, coincidieron en ver a Peter Dinklage como futuro ganador del Emmy. "Si Dinklage no gana un Emmy deberían rodar cabezas", escribió McNarama sobre el de Nueva Jersey, ganador de cuatro premios de la Academia estadounidense por su desempeño como Tyrion Lannister.

James Poniewozik, de Time, alabó "el trabajo discreto de Emilia Clarke" como una "comprensiblemente asustada y, sin embargo, majestuosa" Daenerys Targaryen, mientras que Matthew Gilbert, de The Boston Globe, se quedó con los villanos de la función: "Los buenos no prevalecen automáticamente, como lo harían en otros cuentos de fantasía. Los personajes más fascinantes son los más egoístas, en particular la reina, Cersei (Lena Headey) y su hermano gemelo Jaime Lannister (Nikolaj Coster-Waldau), con quien está teniendo una aventura incestuosa".

Aplaudiendo todos estos ingredientes, la mayoría de medios no dudaron en dar su aprobado a esta serie llamada Juego de Tronos que iba a estrenar HBO. "Puede que la empieces y te pierdas en la maraña de quién está relacionado con quién y qué rencor guarda un clan contra otro, pero te imploro: quédate en ella. Libera tus ojos para disfrutar del espectáculo y tu cerebro comenzará a seguir mágicamente la intrincada narración", escribió Ken Tucker en EW.

"Aunque exige atención, Tronos nunca se empantana. Es el tipo de drama en el que, cuando termina el primer episodio, desearías que los otros nueve estuvieran disponibles de inmediato. Y eso valida la noción de HBO de que la televisión es el medio perfecto para una serie de fantasía bien hecha", concluyó Tim Goodman, que con su petición se adelantó varios años al 'modelo Netflix'. Además, también vaticinó en su texto de The Hollywood Reporter que, con Juego de Tronos, "HBO podría terminar consiguiendo su próxima franquicia", tal y como acabó ocurriendo.

"Es una serie elaborada con condescendencia hacia las chicas"

Aunque las críticas positivas ganaron por goleada a las negativas, también hubo quien mostró sus dudas, o directamente su rechazo, hacia la nueva serie de HBO. "Juego de Tronos es una serie de chicos elaborada con condescendencia para llegar a la otra mitad de la población", escribió Ginia Bellafante en su crítica de The New York Times, una de las más negativas contra la serie. En parte, por sentencias como esta: "Si no eres reacio a la estética de Dragones y Mazmorras, la serie podría valer la pena. Si eres casi cualquier otra persona, tendrás ganas de que HBO vuelva al negocio de los idiomas para los que ya tenemos un diccionario".

Además, Bellafante también señaló negativamente el uso de la violencia. "La serie no rechaza ninguna oportunidad de mostrar una decapitación u ofrecer un primer plano de una garganta cortada, así que debes preguntarte de qué se trata todo este alboroto. No estamos hablando de Palm Beach", comentó la periodista antes de criticar la falta de ropa de los Dothraki -"proporcionan algunos de los puntos de la trama más al estilo de Playboy TV"- y lamentar que HBO "se aleje de sus instintos" con una serie que "genera mucha confusión en nombre de una idea más grande o realmente relevante más allá de las nociones esquemáticamente desarrolladas de que la guerra es fea, las familias son insidiosas y el poder es candente".

"Como espectadora encontré poco que me enamorara"

El grueso de estas ideas también fue defendido por Whitney Matheson, de USA Today, que lamentó la falta de personajes femeninos relevantes titulando su crítica con un directo: "Juego de Tronos de HBO: ¿No se permiten chicas?". "Como espectadora encontré poco que me encantara de la serie", manifestó la analistas en sus líneas, donde definió la producción que nos ocupa como de "El país de las maravillas de un niño de 13 años, repleto de decapitaciones sangrientas y burdeles con pechos desnudos".

“Como no he leído los libros, no estoy segura de si el panorama cambiará, pero espero que así sea, y rápido. No quiero renunciar a lo que esperaba que fuera una de mis nuevas vías de evasión favoritas”, clamó la crítica.

Finalmente, James Poniewozik, de Time, al que ya hemos citado por su entusiasta crítica, cuestionó la cantidad de pechos femeninos de la serie: "La escena del burdel fue demasiado para mí. Fue como: "¡Es televisión por cable! ¡Tetas!".

Con sus seguidores y sus detractores, con sus virtudes y sus defectos, la aventura de Juego de Tronos fue avanzando desde aquel lejano 17 de abril de 2011 hasta su desenlace el 19 de mayo de 2019. Por el camino, 73 episodios, 8 temporadas, 59 premios Emmy y lo más importante de todo: un lugar privilegiado en la historia de la televisión.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
stats