Crónica de la sesión judicial

Carlota Prado reitera ante el juez sus acusaciones de abusos contra José María López en 'Gran Hermano'

José María López, en el juicio por abusos en Gran Hermano

Marcos Méndez

Madrid —

El juicio por el presunto caso de abuso sexual de José María López a Carlota Prado en Gran Hermano 18, una edición que se renombró como GH Revolution, tenía la fecha señalada para su celebración este jueves 3 de noviembre. Justo cinco años después de que se produjese el supuesto abuso en la casa del reality, en la madrugada del 3 al 4 de noviembre de 2017.

El Ministerio Fiscal ejercerá la acusación en el juicio de Carlota Prado, que renuncia a tener abogado

El Ministerio Fiscal ejercerá la acusación en el juicio de Carlota Prado, que renuncia a tener abogado

Durante seis intensas horas en el Juzgado de lo Penal nº18 de Madrid, y antes de la segunda sesión que tendrá lugar el próximo martes 8 de noviembre, el acusado ha rechazado el acuerdo que proponía la Fiscalía y ha prestado declaración durante dos horas en las que ha respondido sobre todo a preguntas de su abogado, para reconstruir paso por paso lo que ocurrió el día de los hechos. José María López ha declarado que la relación fue “consentida” y que no hubo “abuso”.

Carlota Prado ha comparecido como testigo, tras renunciar a tener abogado y a presentar una acusación particular. Ha declarado durante una hora, en la que se ha reiterado en sus acusaciones contra el acusado y tras lo que ha salido de la sala visiblemente afectada e inmediatamente se ha ido a su casa.

También han comparecido distintos representantes de la productora Zeppelin, durante aproximadamente una hora y media. Quedan pendientes, para la segunda sesión del martes, que terminen de declarar los testigos y se proceda al visionado en sala de los vídeos.

Aunque la segunda sesión marcará el final del caso, fuentes jurídicas consultadas por verTele señalan que la única acusación (que es la de la Fiscalía) tiene idea de mantener la misma petición de pena para el acusado, que era de dos años y seis meses de cárcel además de 6.000 euros por daños morales.

Cronología de la primera sesión del juicio

La primera en llegar ha sido Carlota Prado, que al renunciar a ser representada por abogado y a ejercer acusación particular ha acudido en calidad de testigo, confiando en la acusación de la Fiscalía por la que se ha celebrado el juicio. Poco después de las 9 de la mañana se ha personado en el Juzgado de lo Penal nº18 de Madrid junto a su madre.

El acusado, José María López, ha llegado más cerca de la hora marcada para el inicio de la sesión, las 9:30. Sí lo ha hecho acompañado de su abogado, y sin querer hacer declaraciones ni responder a los medios.

A las puertas de la macrosala en la que se iba a celebrar el juicio, Prado y López han coincidido, separados por apenas unos metros, mientras él hablaba con su abogado y ella con su madre. Ha sido la primera consecuencia de que la joven renunciara a ejercer acusación: al acudir como testigo, no podía activarse el protocolo para evitar que las dos partes estuviesen cara a cara antes del juicio si una de las dos lo hubiese pedido.

El inicio del juicio se ha retrasado porque ambas partes (Fiscalía y defensa de López) han negociado un acuerdo de conformidad. Un momento incómodo porque Carlota Prado, al no estar en ninguna de las dos, ha permanecido expectante a las puertas de la sala para saber si se alcanzaba o no un acuerdo previo que evitase el juicio, sin poder intervenir ni formar parte de la negociación por no presentar una acusación particular.

Finalmente, tras cerca de cuarenta minutos de negociación y de intentar dos acuerdos de conformidad diferentes, a las 10:10 se ha comunicado que la Fiscalía y la defensa del acusado no habían alcanzado un acuerdo, por lo que se procedía a iniciar el juicio.

La jueza María Dolores Palmero ha permitido a los periodistas y medios gráficos que tomen unas imágenes de recurso de José María López de espaldas, y ha dado por iniciada la sesión tras mandar tomar asiento a los reporteros.

Sin embargo, en su alegato inicial y en una petición que no es habitual por parte del Ministerio Fiscal (aunque en este caso se entiende al no haber acusación particular y tratarse de un caso de abuso sexual), la Fiscalía ha solicitado que el juicio se celebre a puerta cerrada para preservar la intimidad de la joven. El abogado del acusado se ha adherido a esa petición, y también el representante legal de la productora Zeppelin.

En vistas del acuerdo, y ponderando la relevancia mediática por tratarse de un caso como este que cuenta con la relevancia que le da Gran Hermano, la jueza ha considerado que el juicio afecta a la intimidad tanto de la supuesta víctima como del acusado, por lo que ha considerado que prima el derecho a la intimidad sobre el derecho a la información. Motivo por el que ha declarado el juicio a puerta cerrada.

A las 10:30 horas, los periodistas han abandonado la sala, en la que se ha quedado únicamente José María López para empezar las declaraciones como acusado. Fuera de ella ha permanecido Carlota Prado, esperando su turno como testigo. Aunque cuando es un único acusado y una única acusación la declaración suele alargarse poco, en este caso José María López ha estado declarando ante la Fiscalía y sus abogados durante dos horas.

A las 12:30 horas, Carlota Prado ha sido llamada para comparecer como testigo. Ha entrado en la sala sin que José María López la hubiese abandonado, ya que como acusado debe permanecer el juicio en todo momento, por lo que ambos han coincidido ante la jueza. Ella ha pedido comparecer sin biombo ni ningún tipo de medida de separación con el acusado.

Pasadas las 13:00 horas, Carlota Prado seguía compareciendo como primera testigo, en una lista en la que también figuran Álvaro Díaz (por entonces, director general de la productora Zeppelin), María Robles (la “súper” encargada de la casa en el momento de los hechos), José Florencio Abad (el encargado principal de la casa, responsable de los “súpers” del reality), Pilar Blasco (directora de contenidos de Zeppelin), dos psicólogos y una testigo presentada por Zeppelin. Tras los testigos, también se procederá al visionado de imágenes relevantes para el caso, que por ser en un reality grabado 24 horas es de gran volumen y por lo tanto se alargará bastante tiempo.

La declaración de Carlota Prado ha concluido cerca de las 13:30 horas. La joven ha salido de la sala visiblemente impactada, y tras pedir información sobre si tenía que volver a declarar, directamente ha decidido irse a su casa.

Tras un pequeño receso, el segundo testigo Álvaro Díaz ha sido llamado a la sala a las 13:38 horas. Tras él se han sucedido los otros testigos de la productora Zeppelin, hasta que a las 15:15 horas ha acabado la vista.

Habla el abogado de José María López

El caso mantiene su segunda fecha, que será el próximo martes 8 de noviembre. En ella acabarán de prestar declaración los testigos, y se procederá al visionado de las imágenes para el caso que aporte la productora. Aunque habrá que esperar al final de esa segunda vista y lo que ocurra en ella, fuentes juridícas consultadas por verTele apuntan que la idea inicial de la Fiscalía es mantener la misma petición de pena para el acusado, que era de dos años y seis meses de cárcel además de 6.000 euros por daños morales.

Al salir del juzgado, José María López ha declinado hacer declaraciones. Sí ha atendido a los medios presentes su abogado, Antonio Madrid, que ha desvelado que han presentado sendas pruebas periciales de un psicólogo y de un criminólogo, y contado que su cliente ha declarado que la relación fue “consentida” y que no hubo “abuso”.

Es más, ha afirmado que su cliente no entiende por qué está teniendo que hacer frente a este caso, considerando el abogado que todo se trata de una “manipulación” por parte de la cadena y la productora que en su momento quisieron ganar audiencia a costa de su cliente, y que iniciaron un caso que ha provocado que tanto José María López como Carlota Prado sean “víctimas”.

Sobre el acuerdo de conformidad negociado antes de empezar la vista, el abogado ha reconocido que la propuesta era muy buena para los intereses de su cliente, y que incluso él le ha recomendado aceptarla, pero José María López se ha negado.

Sobre la declaración de Carlota Prado, ha afirmado que ha sido “inconexa” y “caótica”, que “ha culpado a todos, incluso a mí”, que ha entrado en detalles como que bebió tequila cuando esa noche no entró tequila en la casa, y que ellos contabilizaron que había bebido cuatro chupitos de whisky y dos gin tonics. Según las palabras del letrado, Carlota Prado ha afirmado que fue violada y sometida a abusos sexuales, si bien ha defendido a su cliente asegurando que la joven se agarra no a su recuerdo, sino a unas imágenes que le han hecho ver. También ha insistido en que “inconsciente no estaba”, y que su cliente “no tuvo la percepción” de que Carlota Prado estuviese inconsciente, asegurando que en las imágenes bajo el edredón se perciben movimientos de dos personas.

Sin embargo, El Confidencial da una versión completamente distinta, afirmando que la joven “ha estado tranquila, pero contundente”, ha señalado las injusticias cometidas contra ella, y “ha experimentado alivio al poder ser escuchada y tener la opción de exponer sus argumentos y dudas al respecto”, según el citado medio.

Por último, sobre los distintos testigos de la productora, el abogado del acusado ha asegurado que sus declaraciones han sido “pura contradicción absoluta”, que no han clarificado cómo debían actuar en casos como ese, y que presentándoles el ejemplo de cómo actuarían si un concursante de la casa se cae en el baño y se rompe un brazo, le han venido a decir que deberían llamarse y reunirse para actuar y entrar a la casa a ayudar.

Etiquetas
stats