En 'El Hormiguero'

Karra Elejalde: "Unamuno era coherente, pensó que el golpe se hacía para sanear la República"

Eduard Fernández y Karra Elejalde, durante su visita a El Hormiguero

Karra Elejalde y Eduard Fernández visitaron anoche El Hormiguero para promocionar Mientras dure la guerra, la nueva película de Alejandro Amenabar. La cinta, que llegará a las salas este próximo viernes, ahonda en la figura de Miguel de Unamuno y "sus dudas sobre estar en un bando o en otro" durante los primeros compases de la Guerra Civil, tal y como explicó Fernández.

El billete de 10€ de 'El Hormiguero' ya vale 9.000

El billete de 10€ de 'El Hormiguero' ya vale 9.000

Él da vida en el filme a Millán-Astray, mientras que el papel del célebre escritor recae sobre Elejalde. De ahí que Pablo Motos le preguntara si guarda simpatía por él después de haberse puesto en su piel. "Es muy arriesgado decir esto, pero era un tío coherente. Unamuno, como republicano, pensaba que los del alzamiento eran unos militares de la República que iban a sanear una República que a su entender, y al entender de muchos, no funcionaba. Y mientras veía que ahí [señala hacia arriba] estaba la bandera de la República, no veía ni un golpe de Estado ni un alzamiento", respondió Elejalde.

Para el actor vasco, interpretar a Unamuno ha sido una "enorme responsabilidad". Hasta el punto de que tuvo "miedo a cagarla" antes de aceptar el papel. "Pero no podía dejar pasar este tren", afirmó. Fernández, por su parte, definió a Millán-Astray como "un gran histriónico" y un hombre "muy cachondo" e "inteligente" que "lo pensó todo muy bien".

Un personaje clave dentro de una película que, en palabras del actor, habla "sobre nosotros, sobre la Guerra Civil y sobre dónde venimos". "Puedes aprender mucho de lo que fue y de lo que somos hoy en día" a través de ella, añadió el intérprete catalán, que dejó claro que, pese a su título, Mientras dure la guerra "no es una película bélica, no hay sangre y no se ve casi ni un muerto".

Etiquetas