Vídeos

Kiko Hernández pidió perdón a Rocío Carrasco: "Ni he sido buen profesional, ni buena persona"

Kiko Hernández pide perdón a Rocío Carrasco en el cierre de la primera temporada de su docuserie

Redacción

Rocío Carrasco cerró este miércoles la primera temporada de su docuserie Rocío, contar la verdad para seguir viva con una nueva entrevista en plató que volvió a arrasar en audiencias, y con la que selló todos los temas abiertos durante las 14 semanas previas. Una cita presentada por Carlota Corredera que además sirvió para que dos de los llamados "negacionistas" que trabajan en Telecinco, Kiko Hernández y Lydia Lozano, admitiesen su error y se retractasen ante la hija de Rocío Jurado.

Rocío Carrasco desveló los temas de los que hablará en su temporada 2, que ya tiene tráiler: 'En el nombre de Rocío'

Rocío Carrasco desveló los temas de los que hablará en su temporada 2, que ya tiene tráiler: 'En el nombre de Rocío'

El primero de ellos, que estuvo presente en el plató por primera vez, se disculpó con Carrasco por todo lo que ha dicho de ella en los últimos años sin conocerla, y sin conocer su historia. Lo hizo con un discurso honesto con el que emocionó a la propia Rocío, que le confesó por qué a él nunca le denunció por lo que contaba de ella en Sálvame.

"Antes de opinar, quiero decirte algo. Podía haber pedido tu teléfono y habértelo dicho en privado, pero como he hablado de ti públicamente, te lo quiero decir también a ti públicamente y a la cara", comenzó diciendo Kiko. "Durante muchas tardes te hemos juzgado, has sido condenada [en televisión] y todo el mundo se callaba. Yo miraba a cámara y te llamaba mala madre y sinvergüenza. Después de ver la docuserie tengo que decirte que yo sí te creo", expresó el colaborador de Mediaset.

En ese sentido, Hernández admitió que "podría buscar cualquier excusa como mucha gente ha hecho para demostrar que he sido profesional, o que he sido buena persona. Pero ni he sido buen profesional, ni he sido buena persona al llamarte mala madre. Y desde aquí, aprovechando y agradeciendo que te tengo delante, te tengo que pedir, de corazón y avergonzado, perdón. Que me perdones por tantas tardes donde he sido tan duro contigo, donde no he visto o no he querido ver que una madre estaba luchando por sus hijos".

"Perdonado estás. Y las gracias te las doy yo", le dijo Rocío con lágrimas en los ojos. Un perdón al que se sumó una explicación a petición del propio Kiko: "A mí no me has puesto ninguna demanda, y mira que he sido duro. ¿Por qué? Me lo he preguntado desde que empezó la docuserie". "Porque has tenido algunos ángeles de la guarda que me han dicho que tú no eras mala persona, que el día que te dieras cuenta recapacitarías", respondió Carrasco. Uno de esos ángeles es Belén Rodríguez, amiga de ambos.

A continuación, el colaborador de Sálvame insistió en su error: "Me iba a lo fácil, que era escuchar al ser que tenía al lado y que me intoxicaba [Antonio David Flores, colaborador durante años del magacín de tarde]. No quería entenderlo, y con esto has demostrado que eres muy buena madre". Y por último, dio la enhorabuena a Rocío por recuperar su vida y por "haberle quitado el micrófono y el altavoz a ese ser tan despreciable". Recordemos que Mediaset despidió al ex Guardia Civil tras la emisión del primer capítulo de la docuserie, pero su hija Rocío Flores y su actual mujer Olga Moreno sí que están en nómina.

Rocío Carrasco y Lydia Lozano, cara a cara

Otra de las hasta ahora negacionistas que se retractó fue Lydia Lozano, que ya admitió en una de las entregas haber sido "mala periodista" tras ser nombrada por Rocío Carrasco en la docuserie. En esta ocasión, Telecinco enfrentó en un cara a cara entre la protagonista y la periodista.

La colaboradora de Sálvame ha sido durante estos años una de las grandes defensoras de Antonio David Flores y jamás ha cuestionado su versión, a pesar de conocer a Rocío desde niña. Ahora ha reconocido que fue "manipulada" por él.

"Ha sido una bofetada muy gorda. Tengo que reconocer que me creí todo. No sabía que era una mujer manipulable", empezó lamentando Lozano. "Me lo podía esperar de mucha gente, pero lo tuyo me sentó peor. No lo entendía. Estaba viendo a una persona que había pertenecido a mi casa, que iba con mi madre a hacer reportajes de viaje, estaba viendo a esa persona hacer daño por hacer daño", le respondió Rocío.

Lydia Lozano recordó entonces una conversación que tuvieron ambas hace pocos años, en la que Rocío le resumió lo que le estaba pasando y Lydia no la creyó. "No hay más ciego que el que no quiere ver", le dijo.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas