Análisis

Acaba 'La isla de las tentaciones 4', la edición con más picante... y menos audiencia

Imágenes de 'La isla de las tentaciones 4'

Laura Pérez


Telecinco ofrece este miércoles 12 de enero las hogueras finales de La isla de las tentaciones 4, la edición que ha metido una marcha más al reality, pero que ha recogido menos frutos a nivel de audiencias que todas las que el formato lleva emitidas en España.

Telecinco renueva 'La isla de las Tentaciones', que tendrá nueva edición en 2022

Telecinco renueva 'La isla de las Tentaciones', que tendrá nueva edición en 2022

Zoe, Josué, Tania, Alejandro, Sandra, Darío, Gal·la, Nico, Rosario y Álvaro aterrizaban en Mediaset el pasado 10 de noviembre para iniciar su aventura junto a Sandra Barneda. Lo hacían sólo una semana después del final de La última tentación y como el quinto formato de la franquicia Tentaciones en emitirse en apenas 22 meses, los que abarcaban desde el estreno de la primera edición en enero de 2020 hasta el lanzamiento de la cuarta, en el último trimestre de 2021.

A nivel televisivo, pocos programas -o ninguno- aguantan un ritmo tan vertiginoso de emisión sin que sus resultados se resientan. De hecho, ya analizamos antes del estreno el riesgo de sobreexplotación que corría la marca al ofrecer tres ediciones en un mismo año, sin dejar descansar al formato y a los propios espectadores.

Sin embargo, las necesidades de programación de Telecinco y el potente contenido con el que contaba la temporada llevaron a la cadena a apostar sin dudarlo por una de las joyas de su corona de realities... para acabar luciéndola con menos brillo del que quizás podría haber tenido por su potencial.

Una edición con más giros y nuevas tramas

Ya en la presentación de La isla de las tentaciones 4 ante los medios, el director general de contenidos Manuel Villanueva se mostró convencido de que los 11 nuevos capítulos habían conseguido "salirse del carril y romper un poco las rutinas". Una afirmación prometedora que se ha confirmado durante las semanas de emisión, donde los seguidores más fieles del programa han podido sorprenderse con giros y situaciones que hasta el momento no se habían vivido en las villas de República Dominicana.

La cuarta temporada de Las tentaciones ha tenido de todo: la irrupción de Zoe en la hoguera de los chicos, la visita de la suegra de Álvaro, el trío de este con Sabela y Rosana, la cita a tres de Nico con sus tentadoras, un plantón en una hoguera de confrontación e incluso el tonteo de dos chicas, Tania y Zoe, como primera trama LGTBI del formato en su periplo por la televisión española. De hecho, las sorpresas empezaron ya en el primer programa, que arrancó de manera inédita con cuatro parejas para dar un giro al presentar a la quinta, que tenía un pasado común con dos de sus compañeros de experiencia.

Así las cosas, se puede decir que los equipos de Cuarzo TV (Grupo Banijay) y Mediaset España se han esforzado por ofrecer tramas novedosas a su audiencia, algo que siempre se complica conforme se van sucediendo las ediciones de un mismo programa. A pesar de la rigidez que presenta un formato como este, en el que la mecánica es siempre la misma, se ha conseguido empacar una temporada realmente potente, a la altura de sus predecesoras en lo que a contenido se refiere. Pero, ¿qué ha pasado con las audiencias?

La temporada menos vista de la marca 'Tentaciones'

La isla de las tentaciones 4 se despide esta semana como la edición menos vista de la franquicia en España. Con un 15.8% de share y 1.973.000 espectadores de media, esta temporada no ha sido ni mucho menos un tropiezo, y más si tenemos en cuenta los datos de los espacios actuales de la parrilla. Pero tampoco ha logrado ser el fenómeno que sí habían sido las anteriores, que rindieron con audiencias más propias de otra época.

A falta de incluir los registros del programa de este miércoles y del clásico reencuentro de las parejas, aún sin fecha, la edición cierra con un promedio tan bueno en el contexto actual como corto en la propia trayectoria del formato. LIDLT4 rompe con la tendencia ascendente presentada en la tercera temporada, que batió todos los récords con una imponente media de 26.3% y 3.114.000, y se queda más de diez puntos y 1,1 millones de espectadores por debajo de la misma, emitida a principios de 2021.

Sus registros también son sensiblemente inferiores a los de la segunda (22.5% y 2.875.000), la que tenía hasta ahora el "récord" negativo, y están en sintonía con los de La última tentación, el spin-off que se emitió en el mismo contexto que esta edición y que ya enseñó el camino de lo que podía ocurrir con La isla de las tentaciones 4 de lanzarse antes de 2022.

Audiencias de todas las ediciones de 'La isla de las tentaciones':

  • 'La isla de las tentaciones 1': 24.4% y 3.026.000 - 11 galas (2020)
  • 'La isla de las tentaciones 2': 22.5% y 2.875.000 - 9 galas (2020)
  • 'La isla de las tentaciones 3': 26.3% y 3.114.000 - 12 galas (2021)
  • 'La isla de las tentaciones 4': 15.9% y 1.940.000 - 11 galas (2021)
  • 'La última tentación': 17% y 1.971.000 - 8 galas (2021)

Audiencias de 'La isla de las tentaciones 4':

  • Programa 1 (10/11/2021): 16.9% y 1.930.000
  • Programa 2 (17/11/2021): 15.9% y 1.856.000
  • Programa 3 (24/11/2021): 15.4% y 1.869.000
  • Programa 4 (01/12/2021): 16.6% y 2.065.000
  • Programa 5 (08/12/2021): 15.7% y 1.954.000
  • Programa 6 (15/12/2021): 15.8% y 1.919.000
  • Programa 7 (22/12/2021): 15.5% y 1.864.000
  • Programa 8 (29/12/2021): 15% y 1.873.000
  • Programa 9 (04/01/2022): 15.6% y 1.973.000
  • Programa 10 (11/01/2022): 15.3% y 1.836.000
  • Programa 11 (12/01/2022): 16.9% y 2.205.000 [máximo]
  • MEDIA: 15.9% y 1.940.000

Si analizamos los datos de La isla de las tentaciones 4 sin tener en cuenta la 'herencia' con la que contaba, las sensaciones son más positivas. No en vano, puede presumir de haber sido el reality más seguido de la temporada en Telecinco por delante de Secret Story y de su formato hermano La última tentación. Además, ha tenido una regularidad envidiable para cualquier programa, ya que se ha mantenido en sus diez semanas de emisión entre el 15% y el 17% de cuota y no ha bajado de los 1,8 millones de espectadores, liderando miércoles tras miércoles.

Como nota positiva, cabe destacar que se ha despedido al alza, con cambio de día incluido, y que pese a no alcanzar la ansiada barrera del 20% de share, sí ha superado el pico de los dos millones de seguidores en una ocasión. Sigue siendo, sin discusión, uno de los productos más sólidos de Mediaset.

Caso aparte es el de los Debates, que han interesado menos que nunca y que han bailado entre las parrillas de los dos canales principales del grupo buscando un rendimiento notable que solo ha llegado al final. El debate de las tentaciones empezó en Telecinco y tras tres únicas emisiones pasó a Cuatro. En el segundo canal, aunque firmó datos superiores a la media de la cadena, tocó fondo con dos mínimos consecutivos de 8.6% y 7.9%, y tras cuatro emisiones volvió a Telecinco. En su retorno, la tertulia ha logrado liderar en dos ocasiones, la primera el lunes 3 de enero con su mejor registro: un 12.9% y 1.405.000 gracias al 'cebo' del trío.

'La isla de las tentaciones' necesita descansar

Atendiendo a los datos aquí expuestos, se puede concluir que los presagios se han cumplido y que a La isla de las tentaciones 4 no le ha venido bien este vertiginoso ritmo de emisión al que ha sido sometido por Telecinco. Nadie sabe cuál habría sido su rendimiento en otro momento de la temporada, pero si algo queda claro es que La última tentación ya avisó de lo que podía ocurrir.

Por calendario, la lógica invitaba a pensar que tras la emisión de la secuela en otoño, lo nuevo de Las tentaciones encontraría su hueco en enero de 2022, dejando al formato descansar algunos meses más y ocupando el período del año en el que triunfaron las dos ediciones más exitosas de la franquicia, La isla de las tentaciones 1 y 3. Sin embargo, el retraso en las grabaciones de En el nombre de Rocío y la alta exigencia del duelo que en el último tramo de 2021 estaban protagonizando Telecinco y Antena 3 por las audiencias mensuales llevaron al canal de Mediaset a lanzar todo el arsenal que tenía disponible, importando más el presente que la propia salud de su formato fenómeno.

En este análisis no hay que obviar el cambio que han implicado las nuevas mediciones de audiencias, algo que ya señalamos al abordar los datos de La última tentación. Y también cabe hacer mención a la estrategia de emisión de Mediaset con La isla de las tentaciones, cuyos capítulos están disponibles 24 horas antes en Mitele Plus. Sin embargo, esta dinámica ya estaba implantada en la tercera edición, y entonces no le impidió arrasar en su emisión en la TV lineal.

Con todo, y como también resulta lógico, Telecinco mantiene su apuesta por el reality y lo ha renovado por una quinta temporada que se emitirá este 2022, como publicamos en exclusiva. Una nueva edición que afrontará, eso sí, con la lección aprendida de cara a su futura emisión: el formato necesita descansar unos meses para volver a conquistar con la fuerza de siempre a sus espectadores.

Etiquetas
stats