Especial

'La isla de las tentaciones' explora otros caminos con su primera trama LGTBIQ

Aun con sus múltiples diferencias, La isla de las tentaciones es el programa más parecido que existe actualmente a Mujeres y hombres y viceversa. Al fin y al cabo, hablamos de dos formatos de Mediaset donde las relaciones sexoafectivas, la atracción física, los celos, las traiciones y los flirteos forman un cóctel explosivo para deleite de la audiencia, que acostumbra a disfrutar al máximo con los amores y desamores extremos de unos protagonistas que, para más inri, a veces saltan de un programa a otro.

Sandra Barneda avanza su "ataque de llorera" en una hoguera de 'La isla de las tentaciones'

Saber más

Es el caso de Josué y Zoe, que primero se conocieron en el dating ya extinto y ahora están poniendo a prueba su relación en La isla de las tentaciones 4. Él, heterosexual de arriba a abajo y autor de frases como “es normal que las chavalas quieran estar con un chico como yo”, encaja en el clásico perfil de 'ligón' que esperamos ver en esta clase de programas. Ella, en cambio, representa ese anhelo que rara vez se ve cumplido, pero que va creciendo entre el público a medida que también lo hace el éxito de estos formatos.

Nos referimos, por supuesto, a la inclusión de una trama LGTBIQ que rompa con la heterosexualidad imperante en estos espacios. Algo que a MYHYV se le reclamó durante años -y solo cumplió al final de su camino con el trono gay de Jorge Javier Vázquez- y que también se venía pidiendo de un tiempo a esta parte en LIDLT.

Viendo el perfil de las parejas de esta cuarta edición, todo parecía que iba a seguir como hasta ahora. Sin embargo, la bisexualidad de Zoe salió de repente a la luz y su feeling con Tania pasó a convertirse por sorpresa en la primera trama LGTBI de la historia de La isla de las tentaciones. Y por ende, también en una de las más interesantes, a tenor de la reacciones que ésta ha despertado en Josué y el novio de Tania, el ex GH VIP Alejandro Nieto.

“Zoe no es una buena influencia para Tania porque es bisexual”

Cuando Josué contó a sus compañeros que su pareja es bisexual, Alejandro se quedó “bastante tocado”, pues un día antes había visto cómo Zoe “le estaba dando en el culo” a Tania mientras ambas bailaban en su villa. Al principio quiso agarrarse a las palabras de su chica, que en el pasado le reveló haber tenido una experiencia lésbica sin que ésta despertara nada especial en su interior, pero rápidamente se instaló en su cabeza el miedo a que ella sienta algo por Zoe. Una reacción en sintonía con la de Josué, que no lleva precisamente bien la bisexualidad de su novia: “Siempre he tenido la preocupación de que Zoe sintiera el deseo de tener algo con una chica”

La preocupación inicial de Alejandro fue a más durante su primera hoguera, cuando pudo ver con sus propios ojos la buena sintonía que hay entre su novia y Zoe en Villa Paraíso. “Te lo digo claramente: le gusta”, afirmó Josué sobre lo que siente su chica hacia Tania, consiguiendo con ello poner aún más nervioso al Míster España. “A mí me está descuadrando la mente. Creo que Zoe no es buena influencia para Tania porque es bisexual, y si se lanza a Tania a mí me daría miedo, la verdad”, dijo Alejandro después de señalar que había visto “demasiado cariñosa” a su pareja con la novia de Josué: “¿Qué pasa, que tengo que decirle ahora a Josué ”oye, tío, tu novia respeta a mi novia“? Es que es un lío...”

Yo sé que ella es muy luchadora con el tema de los homosexuales, se ha criado en Canarias, le gustan mucho las galas Drag. Ella es muy liberal, eso es verdad, pero nunca me ha comentado que haya tenido apetito sexual por otra mujer”, añadió esa misma noche el gaditano, que lejos de quedarse ahí, siguió dándole vueltas al día siguiente: “Yo entiendo que le gusten las chicas, pero me dijo que lo probó por curiosidad, que conmigo lo tenía todo y no le hacía falta una chica. Me descuadra”.

Desde entonces trata de darle sentido a algo que, según él, no lo tiene. “¿Sabes que a mi parienta, cuando ve vídeos de porno, le ponen los vídeos de lesbianas?”, desveló entre risas a sus compañeros, como si empezara a atar cabos en su cabeza. “Me dolería si Tania se fuese tanto con un chico como con una chica, pero [si se va] con una chica yo ahí no entro. Yo tengo lo que tengo”, reflexionó en otro momento el modelo, probablemente el participante de La isla de las tentaciones 4 que más ha indignado a la audiencia por dedicarle a Tania comentarios tan desafortunados como “p... cría” y “como yo no la va a fo... nadie en la vida”, o por acusarla de poner “cara de 'pornógrafa' y morbosa” durante un juego en su villa.

“Puedo ser más infiel con una tía, porque me siento más cómoda”

Estas palabras de Alejandro, unidas a la chulería de Josué en Villa Playa, han llevado a una parte de la audiencia a desear fervientemente que la conexión entre Zoe y Tania vaya a más con el paso de las entregas. Un deseo que ellas mismas están alimentando con sus actos, pues aunque tienen claro que quieren seguir con sus respectivas parejas, al mismo tiempo se están “dejando llevar” dentro del reality. Algo que pudo verse la semana pasada durante una relevadora escena emitida por El debate de las tentaciones.

En ella, Tania se tumbaba junto a Zoe diciendo que quería “amor” y que estaba “cariñosa”. Su compañera, receptiva, la acogía en el sofá ante la mirada de varios solteros. “Tú tendrías ahora mismo algo más con una de tus compis que con nosotros”, dijo uno de ellos a Zoe, que le daba la razón: “Sé que me lo pasaría bien y que nos partiríamos el culo teniendo algo entre nosotras”. Tania, por su parte, se limitó a seguir el juego y a decir que es “muy liberal”.

La cosa no quedó aquí, pues el juego entre ambas siguió en el jacuzzi e, incluso, en las fiestas. Y precisamente Zoe aprovechó una de ellas para lanzar el siguiente mensaje a Josué: “Él tiene que entender que a mí también me gustan las chicas y que yo me puedo sentir atraída por una chica. Él tiene terror a que yo me líe con una tía, pero es que a mí me la pela, porque puedo ser igual de infiel con un tío que con una tía. Incluso más con una tía, porque me siento más cómoda”.

Veremos si la comodidad entre Zoe y Tania va a más o si, por el contrario, su trama se acaba evaporando con el paso de las semanas. Por ahora, su interés entre el público es máximo. Y su existencia, una prueba de que La isla de las tentaciones puede ser el formato más dependiente de la heterosexualidad de sus protagonistas y, al mismo tiempo, un espacio abierto a tramas LGTBIQ que enriquezcan su inclusión y diversidad sexual.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.