Vídeo

El “increíble” bloqueo de una concursante de 'La Ruleta de la Suerte' a una letra de resolver: “Son los nervios”

Anabel, en 'La Ruleta de la Suerte'

Redacción

La audiencia de La Ruleta de la Suerte ha presenciado la “pájara” por la que pasó una concursante, Anabel, en el peor momento posible, a la hora de resolver el panel. La concursante, participante en la entrega de este miércoles 11 de noviembre, había aglutinado una importante cantidad en su marcador tras “robar” a su contrincante Lucía lo que tenía en su haber. Todo parecía ir sobre ruedas: “Todos tenemos una...”, decía el panel, que estaba a solo dos casillas de quedar desvelado: “Una caja con lla*es que *a no sabemos de dónde son”.

Lo nunca visto en el panel final de 'La Ruleta de la Suerte', que sorprendió a Laura Moure: "Es la primera vez"

Lo nunca visto en el panel final de 'La Ruleta de la Suerte', que sorprendió a Laura Moure: "Es la primera vez"

“Podemos seguir tirando o podemos resolver, como tú quieras. Pero a estas alturas tienes que decidir”, indicaba Jorge Fernández. “Si te interesa seguir tirando para saber cuál es la letra oculta o si prefieres resolver por 925 euros, y tiramos”. Entonces, la concursante sorprendió al presentador: “Hay una [letra] que me falta, ahora que lo estoy viendo. Increíblemente”. Por ello, decidió seguir haciendo girar la ruleta.

“De verdad que no lo veo”

Aunque en esta tirada a punto estuvo de perder el turno, finalmente hubo fortuna y pudo conservar el turno: “La V de Vitoria”. En efecto, dejaba el panel visto para sentencia, pero los nervios hicieron que una sola consonante, la más sencilla de la oración, se le resistiera. “Una caja con llaves que *a no sabemos de dónde son”. Esta era la “Y”, para más inri, la letra oculta del panel.

“De verdad que no lo veo”, decía, y volvía a tirar, pidiendo la “M” de Madrid, que además, ya estaba desvelada. “Son los nervios”, decía Laura Moure, sintiéndolo por la joven.

Lucía, “sin la presión de tanto dinero” como dijo Fernández, sí supo resolver correctamente. Si no caes en ninguna mala, por lo menos te llevas el súper comodín correspondiente a la letra oculta.

Etiquetas
stats